Batalla de Verona (249)

La batalla de Verona se libró entre el general romano y usurpador Decio, y el emperador romano Filipo el Árabe en septiembre de 249.[1]​ Decio salió victorioso y Filipo murió. Decio luego se convirtió en emperador romano.

Batalla de Verona
Guerras civiles romanas
Fecha Septiembre de 249[1]
Lugar Cerca de Verona
Resultado Victoria de Decio. Muerte de Filipo.
Beligerantes
3-4 legiones de Decio
18-24 000 hombres
2 legiones de Filipo
12 000 hombres
Comandantes
Decio Filipo el Árabe

PreludioEditar

Las tribus góticas habían atacado la provincia romana de Moesia, en la frontera del río Danubio. Las tropas romanas allí, dirigidas por el general romano Marino Pacatiano, detuvieron a los godos y, por el momento, aseguraron la defensa romana de Moesia. En 248, las tropas de Pacatiano lo proclamaron emperador. Esto convirtió a Pacatiano en un usurpador. El emperador romano Filipo el Árabe envió a su amigo de confianza y general, Decio, a Moesia para sofocar la rebelión.

Decio trajo a su hijo Herenio Etrusco con él. Sin embargo, antes de que llegara Decio, las tropas de Pactiano se amotinaron y asesinaron a su comandante. Cuando llegó Decio, él y Herenio intentaron restaurar el orden en el ejército sin líder. Las tropas estaban cansadas de recibir órdenes de un emperador distante. Proclamaron emperador Decio. Él y su ejército marcharon luego a Italia. Filipo, con solo dos legiones de reserva, marchó para encontrarse con Decio en la batalla.

BatallaEditar

Los dos ejércitos se encontraron en una batalla cerca de Verona, Italia, en una sangrienta y brutal batalla. Decio superaba en número a Filipo.

El escritor bizantino del siglo VI, Zósimo, registró el día:

"Los partidarios de Decio, aunque sabían que el enemigo tenía las fuerzas imperiales, aún conservaban su confianza en Decio, confiando en su gran habilidad y prudencia"

No se conocen muchos detalles de la batalla, pero Decio tenía tropas de mejor calidad que Filipo. No tenía muchas posibilidades de victoria. El propio emperador Filipo fue asesinado brutalmente por Decio. El ejército de Filipo fue derrotado. Decio había obtenido una victoria muy fácil.

ConsecuenciasEditar

Decio entró en Roma y fue recibido por el Senado romano. Decio fue aclamado como emperador por el Senado. Filipo II, hijo adolescente de Filipo, fue asesinado por la Guardia pretoriana en Roma. El hermano de Filipo el Árabe, Cayo Julio Prisco, se autoproclamaría emperador en el Oriente del imperio tiempo después, para ser luego derrotado y muerto en fecha imprecisa. Decio gobernó apenas dos años, entre 249 y 251, año en que murió en la Batalla de Abrito junto a su hijo Herenio Etrusco.

Su otro hijo Hostiliano quedó como emperador junto a los nuevos emperadores aupados por el ejército: Treboniano Galo y su hijo Volusiano. Sin embargo, Hostiliano murió poco después, afectado por la peste. Treboniano y Volusiano tampoco duraron mucho, pues murieron en 253, siendo suplantados por Emiliano, también de muy breve reinado.

ReferenciasEditar

  1. a b Potter (2004), p. 241.