Abrir menú principal
Región de Beira, en el centro-norte de Portugal.
División administrativa de Beira hasta el siglo XIX (en naranja), en el territorio portugués.

Beira es una región histórica y cultural portuguesa, que comprende las regiones de Beira Litoral, Beira Alta y Beira Baixa. Para algunos geógrafos, estas dos últimas forman una unidad geográfica propia: la Beira Interior.

Beira fue una de las seis divisiones - llamadas comarcas y, después, provincias - en que Portugal se dividía hasta el siglo XIX.

Corresponde aproximadamente a la actual región estadística (NUTS II) del Centro de Portugal (excluyendo, a saber, la parte Norte de Estremadura y de Ribatejo, que no pertenecen a la región histórica de Beira). Corresponde también, aproximadamente a los distritos de Aveiro, Viseu, Guarda (excluyendo los "concelhos" más norteños de estos 3 distritos), Coímbra, Castelo Branco y a la mitad Norte del distrito de Leiria.

HistoriaEditar

El territorio de Beira correspondía inicialmente a la región interior del territorio portugués, limitada al norte por el río Duero y al sur por el río Tajo. Más tarde, pasó a incluir también una franja costera del territorio - entre el río Duero y el río Mondego - que anteriormente pertenecía a Estremadura. En resultado, se tornó en la provincia más grande de Portugal.

Tal vez porque era la provincia más grande de Portugal en el siglo XVII, se transformó en un principado honorario, cuya dueña era, inicialmente, la hija mayor del monarca y, más tarde, el heredero al príncipe heredero de Portugal.

Hasta el siglo XVII, Beira era una comarca encabezada por un corregidor que representaba el Rey y que ejercía las funciones de magistrado administrativo y judicial. Desde entonces, se vio dividida en varias comarcas, cada una con su propio corregidor.

A principios del siglo XIX, Beira incluía las siguientes comarcas: Coímbra, Feira, Aveiro, Arganil, Viseu, Lamego, Trancoso, Pinhel, Linhares y Castelo Branco.

La Provincia de Beira se ha convertido, entonces, solamente en una división militar, encabezada por un "gobernador de las armas". A través de la reforma administrativa de 1832, el territorio interior de Beira se dividió en dos provincias: Beira Alta y Beira Baixa. Mientras, su región costera se fusionó con la comarca de Oporto, dando lugar a la provincia de Douro.

En la división administrativa de 1835, las provincias se tornaron en agrupaciones de distritos, solamente con fines estadísticos y de referencia regional, sin cualquier tipo de órganos propios. En el viejo principado de Beira, la provincia de Beira Alta incluía el distrito de Viseu; la provincia de Beira Baixa incluía los distritos de Guarda y de Castelo Branco; y la provincia de Douro incluía los distritos de Coímbra, Aveiro y Oporto (este último correspondiendo al territorio de la antigua provincia de Entre-Douro y Minho).

En 1936, en la secuencia de la Constitución de 1933, Portugal fue dividido de nuevo en provincias administrativas. La división que fue implementada se basó en un estudio geográfico que dividió el país en 13 "regiones naturales". Cuatro de esas regiones naturales fueron creadas en el territorio de Beira, a saber: Beira Litoral, Beira Baixa, Beira Alta y Beira Transmontana (esta última incluida en Beira Alta). La región de Beira Litoral incluyó Leiria y partes de su distrito que nunca habían pertenecido a la antigua región de Beira. Estas provincias dejaron de tener órganos propios en 1959, y se han extinguido en 1976, después de la aprobación de la nueva constitución.

Afonso de Santa Maria de Bragança, como hijo del pretendiente al trono portugués Eduardo Pío (proclamado Duque de Braganza) ostentaría el título de Príncipe de Beira.