Betsaida

sitio arqueológico

Betsaida, Bethsaida o Betseda (del hebreo/arameo: בית צידה, lit. 'casa de la caza' o 'de la pesca') es el nombre de una ciudad mencionada en el Nuevo Testamento.

HistoriaEditar

Las fuentes literarias no nos dicen cuándo se fundó Betsaida, aunque Flavio Josefo da la noticia de que Herodes Filipo la elevó a la categoría de Ciudad le dio el nombre de Julias (en griego, Ἰουλία), en honor a la hija de Augusto.[1]

El Nuevo Testamento señala que tres de los discípulos de Jesús eran de Betsaida: Simón Pedro, su hermano Andrés y Felipe (Juan 1:44). Según escritos posteriores, de principios del siglo V (Juan Crisóstomo y Jerónimo), también Santiago, hijo de Zebedeo, y su hermano Juan provenían de aquella ciudad.

La ciudad de Betsaida aparece diversas veces en los Evangelios: hacia ella se embarcan los discípulos tras la multiplicación de los panes (Marcos 6:45), en sus afueras cura a un ciego (Marcos 8:22), cerca de ella Jesús buscó un lugar solitario para descansar con sus discípulos (Lucas 9:10), y en aquella misma ocasión alimentaría a una multitud multiplicando unos pocos panes y peces (Lucas 9:12-17). Además, Betsaida, juntamente con Cafarnaún y Corazín, sería el objeto de un amargo reproche por parte de Jesús por no haber aceptado su mensaje: «¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en vosotras, tiempo ha que se hubieran arrepentido en cilicio y en ceniza» (Mateo 11:21; cf. Lucas 10:13).

Los peregrinos bizantinos visitaban la ciudad de Betsaida, donde habían nacido los apóstoles "Pedro, Andrés, Felipe y los hijos de Zebedeo".[2]​ En el s. VIII, Willibaldo refiere que allí encontró una Iglesia en el lugar donde había estado la casa de aquellos.[3]

A partir del s. XII los peregrinos suelen identificar Betsaida con una pequeña población entre Cafarnaún y Magdala, posiblemente Tabgha o Khirbat al-Minya:

A dos leguas de Neftalí junto al mar de Galilea, donde comienza a girar del norte hacia el sur, está Betsaida, ciudad de Andrés, Pedro y Felipe. Ahora apenas tiene seis casas, junto al camino que desde Siria lleva a Egipto. Tiene un antiguo acueducto del río que Josefo llama Pequeño Jordán, que entra en el mar de Galilea entre esta y Cafarnaún. Se ven los restos de este.[4]

LocalizaciónEditar

Plinio el Viejo y Flavio Josefo dicen que se encontraba al este del Jordán. Dos sitios se disputan hoy en día el honor de ser la antigua Betsaida: et-Tell y el-Araj (32.893322°N 35.619139°E). Sin embargo, en Marcos 6:45 se dice que los discípulos fueron enviados del lado este del Jordán hacia Betsaida, pero terminan llegando a Genesaret (Marcos 6:53). Por este motivo se ha postulado la existencia de una segunda Betsaida al oeste del Jordán, tal vez la misma Tabgha. El hecho de que Juan hable de una Betsaida «de Galilea» (Juan 12:21) se aduce como indicio de esta propuesta, ya que el límite político de Galilea era el río Jordán. No obstante, la tesis de una Betsaida en Galilea distinta de la Betsaida de la que hablan Plinio y Josefo no se considera actualmente como probable. Probablemente todos los autores, que a partir del s. XII ponen Betsaida entre Cafarnaún y Magdala, se basan en estas conjeturas.

ReferenciasEditar

  1. Flavio Josefo. Antigüedades de los Judíos. p. 18.2.1. 
  2. Teodosio (530). Geyer, ed. De situ terrae sanctae. p. 138. 
  3. Anónimo (723). Tobler, ed. Itinerarium Sancti Willibaldi. p. 1, 261. 
  4. Bucardo de Monte Sión (1283). Laurent, ed. Veridica Terre Sancte regionumque finitimarum ac in eis mirabilium descriptio. p. 40. 

BibliografíaEditar

  • Douglas, J. D. Nuevo Diccionario Bíblico Certeza. Barcelona, Buenos Aires, La Paz, Quito: Ediciones Certeza, 2000.