Cantimplora de barro

Dos modelos recuperados de la alfarería española tradicional (siglo XX). Museo de Chinchilla (Albacete), España.

Cantimplora o barrilete (vasija emparentada con el barril de media luna, el barril de pastor, la botija de carro o barril planchado) es un recipiente de tendencia globular, cerrado en la parte superior con un pequeño y delgado cuello que en su extremo tiene un orificio de entrada y salida para el líquido. Puede llevar una, dos o más asas en los hombros.[1]

Índice

HistoriaEditar

Parece haberse aceptado que el precedente de la cantimplora de barro fueron los primitivos recipientes hechos con una calabaza a la que se practicaba un orificio de salida y se secaba al fuego.[2][nota 1]

La familia de las cantimploras alfareras se incluye en una tipología con abundantes referentes arqueológicos de muy diversos recipientes de barro para transportar agua: botijones, botijas, botijas chatas, o la botija de campo, de calabaza o de pastor,[3]​ tan presente en la iconografía de las peregrinaciones. Esa variedad de diseños con un uso similar no parece reflejarse en el definición sucinta de los diccionarios de la lengua castellana.[nota 2]

Evolución histórica de la cantimploraEditar

Una «cantimploris» galdosianaEditar

Llegose a nosotros el señor Viriato rogando al jefe que le permitiera catar de un repuesto de aguardiente que detrás conducían en rellenos barriletes dos cantineros, a lo cual le contestó éste que avivase el andar y entraría en calor sin acudir a irritativas libaciones. El joven Viriato le contestó con aquella máxima latina:

Si Aristóteles supiera
aliquid de cantimploris
de seguro no dijera
motus est causa caloris.
Benito Pérez Galdós Episodios Nacionales: Juan Martín "El Empecinado".[6]

Véase tambiénEditar

Notas y referenciasEditar

  1. Caro, 2008, p. 65.
  2. Padilla, 2002.
  3. VV.AA. Cerámica pupular de Andalucía. Editora Nacional, 1984. ISBN 84-276-0648-6
  4. Åkesson, Per (1999). Amphora types according to Dressel. Nordic Underwater Archaeology
  5. Funari, Pedro Paulo A. (1996) Dressel 20 inscriptions from Britain and the consumption of Spanish olive oil. Tempus Reparatum, BAR British series, 250: 137 págs ISBN 0860548392
  6. Madrid, 1988. Alianza Editorial; p.63. ISBN 84-206-5009-9

NotasEditar

  1. En su cuadro Sagrada Familia en el descanso en la huida a Egipto, Murillo pinta junto a las alforjas de paño, bajo el Niño dormido, un botijón o tonelito -aquí sin asas-, entre barril de pastor y calabaza de agua forrada de cuero para defenderla de pequeños golpes.
  2. Reuniendo varias de ellas se puede componer esta definición de cantimplora de barro: "frasco" para portar líquidos, por lo general agua, de perfil plano y achatado, y que suele cubrirse, protegerse o revestirse con tela o cuero, y en la antigüedad simplemente bejuco o paja. Puede disponer de una o varias asas para sujetarse al cinturón o los arreos de las caballerías. Su capacidad es variable, entre medio y dos litros.

BibliografíaEditar

  • Caro Bellido, Antonio (2008). Diccionario de términos cerámicos y de alfarería. Cádiz: Agrija Ediciones. ISBN 84-96191-07-9. 
  • Carmen Padilla Montoya, Equipo Staff, Paloma Cabrera Bonet, Ruth Maicas Ramos (2002). Diccionario de materiales cerámicos. Madrid: Subdirección General de Museos. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Secretaría General Técnica. Centro de Publicaciones. ISBN 8436936388. 

Enlaces externosEditar