Abrir menú principal

Suele denominarse capitalismo del Rin[1][2]o capitalismo renano a la forma de producción y distribución de los recursos sociales propia de los estados de la Europa continental, principalmente Alemania y Francia, quienes están atravesados por el río Rin.

El capitalismo del Rin es un enfoque de la economía social de mercado que, sin hacer a un lado la mecánica de los mercados, asume que el liberalismo económico es imperfecto desde el punto de vista social. El liberalismo económico supone que la suma de los bienestares individuales será el bienestar social, la denominada función aditiva del bienestar. Por lo tanto, primero hay que beneficiar al individuo ya que así se beneficiará la sociedad. En cambio, la economía social de mercado que no siempre es así, ya que hay sectores de la sociedad que no pueden acceder a los beneficios del mercado y es necesario que el Estado maneje una política social para beneficiarlos.

HistoriaEditar

Michel Albert introdujo el término en 1991[3]​ aduciendo que, tras la caída del comunismo, el capitalismo aparece como el sistema sin alternativa. Pero la ausencia de un competidor no debe hacernos olvidar que el capitalismo no es monolítico, sino múltiple y complejo. Albert contrapone un modelo "neoamericano" y un modelo "del Rin", como exponentes de "dos lógicas antagónicas del capitalismo en el seno de un mismo liberalismo".

La democracia cristiana es una doctrina política y económica que rescata las ideas del capitalismo social de mercado (colectivista o "renano") y el Estado Subsidiario es la organización política ideal para poner el práctica estas ideas, a diferencia de los enfoques socialdemócratas que se centralizan en el Estado Benefactor.

Economía social de mercado y Capitalismo del RinEditar

Es importante no confundir doctrina ordoliberal con «modelo alemán» del capitalismo. En un libro que tuvo mucha repercusión en Francia a comienzos de los años 1990, Michel Albert contribuyó a propagar una confusión que desde entonces es común, entre la «economía social de mercado» y el «capitalismo del Rin», o sea, un modelo de capitalismo nacionalmente organizado.[cita requerida] Michel Albert ve en la economía social de mercado un «conjunto compuesto» en el que incluye las medidas welfaristas y la cogestión.[cita requerida] En su empresa de construcción de un «modelo de capitalismo» opuesto al que tendría curso en los países anglosajones, mezcla las aportaciones originalmente liberales y las correcciones socialdemócratas que les fueron aportadas.[cita requerida] Mientras que la expresión «economía social de mercado» fue creada en 1947, la expresión «modelo alemán» surgió más tarde, en los años 1970, en el momento en que la socialdemocracia había conseguido una inflexión en la política alemana en favor de los asalariados y la habría reorientado igualmente hacia un sostén coyuntural mucho más activo. Esto se tradujo por una extensión de las prestaciones sociales, una política redistributiva más importante, un peso creciente de las retenciones obligatorias de impuestos y prestaciones sociales, de modo que la RFA.[4]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Cárdenas, Julián (2014). El poder económico mundial: Análisis de redes de "interlocking directorates" y variedades de capitalismo. CIS - Centro de Investigaciones Sociológicas. Consultado el 1 de marzo de 2018. 
  2. Varios Autores (2009). Globalización y justicia social: Foro Internacional Valparaíso 2008. Fundación Telefónica. Consultado el 1 de marzo de 2018. 
  3. (. . (). . () (1992). Capitalismo contra capitalismo. Original: Capitalisme contre capitalisme, Seuil, París, 1991. Barcelona: Paidós. 
  4. Christian Laval y PIerre Dardot (2013). La Nueva razón del mundo. Ensayo sobre la racionalidad neoliberal. Barcelona: Gedisa. 

Enlaces externosEditar