Abrir menú principal

Carroñero

animal que consume cadáveres de animales sin haber participado en su caza
Gyps fulvus alimentándose de una cierva muerta.
Opilión comiéndose la cola de un escíncido.

En zoología, un carroñero o necrófago es un animal que consume cadáveres de animales sin haber participado en su caza. Los carroñeros son útiles para el ecosistema al eliminar restos orgánicos y contribuir a su reciclaje. Los restos dejados por los carroñeros son después usados por los descomponedores.

Algunos carroñeros bien conocidos incluyen los buitres y mapaches. Entre los insectos están los escarabajos carroñeros, varias familias de moscas como Sarcophagidae y Muscidae, hormigas y avispas. Muchos carnívoros grandes que cazan regularmente se vuelven carroñeros cuando tienen oportunidad, tales como las hienas, los leones o incluso el ser humano.

Coleópteros necrófagosEditar

Los coleópteros son capaces de explotar una variedad enorme de productos orgánicos, y la carroña es uno de ellos. Sobre un cadáver, se da una sucesión ecológica, de manera que diversas especies se van instalando y son sustituidas por otras a medida que el cadáver va descomponiéndose. Así, los Staphylinidae y los Histeridae se instalan sobre el cadáver fresco; en realidad, se trata de especies depredadoras que se alimentan de las larvas de dípteros que empiezan a desarrollarse. Cuando la carne en descomposición se ha desecado un poco, acuden los Silphidae.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Diccionario de Merriam-Webster