Abrir menú principal

Castillo de Corbó

castillo del siglo XII en España

El castillo de Corbó, se encuentra en el término municipal de Benasal, comarca del Alto Maestrazgo, en la provincia de Castellón, España. También es conocido como Castell dels Corbons, y se ubica sobre un peñasco a unos 1060 metros de altitud, al noroeste de la población, a la derecha del quilómetro 10 de la carretera a Vilafranca, sobre el nacimiento del barranco de Enramos. Por declaración genérica está catalogado como Bien de Interés Cultural, con anotación ministerial número R-I-51-0010797, y fecha de anotación 3 de junio de 2002; y así consta en la Dirección General de Patrimonio Artístico de la Generalidad Valenciana.[1][2][3]

Castillo de Corbó
Información general
Catalogación Bien de Interés Cultural
Localización Benasal
País España
Coordenadas 40°25′34″N 0°12′56″O / 40.42619444, -0.215433333Coordenadas: 40°25′34″N 0°12′56″O / 40.42619444, -0.215433333

HistoriaEditar

Existe documentación que acredita que ya estaba construido en el siglo XII. Pedro II de Aragón lo conquistó a los musulmanes en 1210 y, más tarde, en 1229 debió estar en poder de Jaime I de Aragón, puesto que existe documentación sobre un acuerdo por el castillo que pasa a ser propiedad de Abú Zayd, penúltimo gobernador árabe de Valencia y aliado del rey cristiano. En otros documentos de 1231, aparece como garantía de un préstamo contraído por el Rey Jaime I de Aragón, por lo que se puede deducir que había vuelto a manos del rey por estas fechas. También hay documentación que indica que en la Carta Puebla de 1239 Pedro Daroca quedó feudatario en el macizo sobre el castillo de Corbó. Como ocurrió con otros castillos de la zona, estuvo integrado en la demarcación territorial del Castillo de Culla, razón por la cual, cuando en 1303 la Orden de los Templarios compra al endeudado Guillem de Anglesola el castillo de Culla y sus territorios, muchos otros castillos entran a formar parte de los dominios de esta orden, entre ellos el castillo de Corbó. Cuando la orden es perseguida por Jaime II de Aragón y en diciembre de 1307 se rinde en Adzaneta, Albocacer, Ares, Benasal, Boi, Cuevas de Vinromá, Corbó, Culla, Alcalá de Chivert, La Iglesuela y otros; el castillo acabará siendo propiedad de la Orden de Montesa en 1319. Pese a que se sabe por documentación existente que estaba habitado por guarnición y alcaide en 1321, quedó totalmente despoblado en 1612.[1][4]

DescripciónEditar

Fue un castillo prácticamente inaccesible, en la actualidad totalmente arruinado y cuyos vestigios se esparcen por una extensa zona.[4]

El castillo se levanta sobre un asentamiento de la Edad de Bronce, ocupado posteriormente en las épocas ibérica y romana. También existió a sus pies, un poblado musulmán. Es un castillo de los tipificados como roquero, con un único recinto murado de torres barbacanas gemelas de planta cuadrada y torre mayor con aljibe. Su muralla, de la que actualmente quedan muy pocos vestigios, debió ser de reducidas dimensiones. Es accesible por el sur, a través de una pendiente muy pronunciada, razón por la cual, la entrada al castillo se sitúa por el norte. Existe una leyenda que narra la existencia en el castillo de una comunicación subterránea con la cueva situada a los pies de la montaña desde donde brota una fuente y así mismo se cuenta que oculta grandes tesoros.[1][2][3][5]

ReferenciasEditar

  1. a b c http://www.cult.gva.es/dgpa/bics/Detalles_bics.asp?IdInmueble=1136
  2. a b «Copia archivada». Archivado desde el original el 20 de febrero de 2014. Consultado el 3 de febrero de 2014. 
  3. a b «Copia archivada». Archivado desde el original el 3 de marzo de 2016. Consultado el 3 de febrero de 2014. 
  4. a b «Copia archivada». Archivado desde el original el 20 de febrero de 2014. Consultado el 3 de febrero de 2014. 
  5. «Copia archivada». Archivado desde el original el 22 de febrero de 2014. Consultado el 3 de febrero de 2014.