Abrir menú principal

Catedral de Durham

La Iglesia Catedral de Cristo, la Virgen María y San Cutberto (en inglés, The Cathedral Church of Christ, Blessed Mary the Virgin and St Cuthbert of Durham),[2]​ generalmente conocida como la Catedral de Durham[3][4][5]​ es una catedral que se encuentra en la ciudad de Durham, en el norte de Inglaterra (Reino Unido). Es la sede del obispo de Durham, el cuarto obispo en rango en la jerarquía de la Iglesia de Inglaterra. La actual catedral fue empezada en 1093, reemplazando a la «iglesia blanca» sajona, y está considerada uno de los mejores ejemplos de arquitectura normanda en Europa.[6]​ Sigue siendo un importante centro religioso hoy en día. Es la sede del Santuario de san Cutberto,[7]

Catedral de Durham
The Cathedral Church of Christ, Blessed Mary the Virgin and St Cuthbert of Durham
World Heritage Logo global.svg Patrimonio de la Humanidad desde 1986
Durham Kathedrale Nahaufnahme.jpg
Catedral de Durham
Tipo Catedral
Ubicación Durham
Bandera de Inglaterra Inglaterra
Coordenadas 54°46′25″N 1°34′34″O / 54.773611, -1.576111Coordenadas: 54°46′25″N 1°34′34″O / 54.773611, -1.576111
Altitud 23 m (coro)
Uso
Culto Anglicanismo
Diócesis Durham
Arquitectura
Construcción 1093–1133, añadidos hasta 1490.
Estilo arquitectónico Románico
www.durhamcathedral.co.uk
Castillo y catedral de Durham
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Patrimonio de la Humanidad de la Unesco
Durham cathedral from railway station.jpg
Catedral y castillo de Durham
País Reino UnidoBandera de Reino Unido Reino Unido
Tipo Cultural
Criterios ii, iv, vi
N.° identificación 370
Región Europa y América del Norte
Año de inscripción 1986 (X sesión)
Sitio web http://www.durhamcathedral.co.uk/

Está considerada como uno de los más acabados ejemplos de arquitectura normanda en Europa y en 1986 fue designada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco junto con el castillo de Durham.[8]​ Desde lo alto de la torre de 66 metros de altura —a la que se accede por 325 escalones— se puede contemplar el castillo, la localidad de Durham y el área circundante.

La catedral alberga el santuario y diversos tesoros relacionados con Cuthbert de Lindisfarne, un santo del siglo VII, que fueron llevados a Durham por monjes de Lindisfarne en el siglo IX. También descansan en ella la cabeza de san Osvaldo de Northumbria y los restos de Beda el Venerable. Además, su biblioteca contiene uno de los más completos conjuntos de antiguos libros impresos en Inglaterra, las cuentas monásticas anteriores a la Disolución, y tres copias de la Magna Carta.

Desde 1080 hasta 1836 el obispo de Durham disfrutó de los poderes de un conde palatino, teniendo un liderazgo no solo religioso sino también militar y civil para proteger la frontera escocesa. Los muros de la catedral formaban parte del castillo de Durham, una de las residencias del obispo de Durham.

Hay servicios diarios de la iglesia de Inglaterra en la catedral, con el coro de la catedral de Durham cantando diariamente excepto los lunes y cuando el coro está de vacaciones. La catedral es una gran atracción turística dentro de la región, atrayendo a 755.000 visitantes en 2015.[9]

Índice

HistoriaEditar

 
Fresco de la Catedral de Durham representando a san Cutberto

Periodo sajónEditar

 
Leyenda de la fundación de Durham representada en la catedral.

El origen de Durham como centro religioso se remonta a la antigua diócesis de Lindisfarne, establecida por san Aidan de Lindisfarne a instancias de san Osvaldo de Northumbria hacia el año 635. La sede permaneció en Durham hasta el año 664, en que se trasladó a York, aunque posteriormente fue reinstaurada en el 678 por el Arzobispo de Canterbury. La comunidad de Lindisfarne albergó a varios futuros santos, como san Cutberto de Lindisfarne, obispo de Lindisfarne desde 685 hasta su muerte en las islas Farne en 687, y que es fundamental en el desarrollo posterior de la catedral de Durham.[10]

Tras repetidos asaltos vikingos, los monjes abandonaron Lindisfarne en el 875, llevándose consigo las reliquias de San Cutberto. La diócesis siguió siendo itinerante hasta el 882, cuando restablecieron una comunidad en Chester-le-Street. La sede permaneció allí hasta el 995, cuando nuevas incursiones vikingas obligaron a los monjes a trasladar nuevamente las reliquias. Según las leyendas locales, los monjes comenzaron a seguir a dos lecheras que estaban buscando a una Dun (color)|vaca marrón dun, y éstas los guiaron a una península formada por un meandro del río Wear. Cuando llegaron a ese lugar, les fue imposible seguir moviendo el ataúd de San Cutberto, lo que interpretaron como una señal de que debían construir allí el nuevo santuario. Una versión más prosaica para la elección de este lugar es su posición fácilmente defendible en lo alto de una colina, y que una comunidad establecida en esos terrenos gozaría de la protección del conde de Northumberland, ya que el obispo, Aldhun, tenía fuertes lazos familiares con los condes. En cualquier caso, en honor a la leyenda, la calle que lleva desde The Bailey pasando por las torres orientales de la catedral hasta Palace Green se denomina todavía hoy Dun Cow Lane, es decir, «calle de la vaca marrón» debido a las vacas de color dun en miniatura que solían pastar por los prados cercanos.

Inicialmente se construyó una estructura temporal muy simple de madera para albergar las reliquia de san Cutberto. El santuario fue posteriormente trasladado a otro edificio más sólido, aunque también de madera, conocido como White Church («iglesia blanca»). Esta iglesia fue reemplazada tres años en 998 más tarde por una construcción de piedra del mismo nombre, y en 1018 ya sólo faltaba por terminar la torre oeste. Durham pronto se convirtió en un centro de peregrinaje, favorecido por un culto creciente a san Cutberto. El rey Canuto fue uno de los primeros peregrinos, y garantizó privilegios y tierras a la comunidad de Durham.[11]​ Tanto la importancia religiosa y económica como la posición estratégica de la catedral ayudaron a que surgiera un pueblo su alrededor, que es el núcleo de la ciudad moderna posterior.

Edad MediaEditar

 
La nave central de la catedral en 2010.
 
Plano de la catedral de Durham.
 
Vista lateral de la catedral.
 
Catedral de Durham desde el norte

La catedral actual fue inicialmente diseñada y construida bajo el mandato del primer príncipe-obispo, Guillermo de San Calais o San Carilef, nombrado por el rey Guillermo el Conquistador en 1080.[12]​ Desde aquella época, ha habido grandes adiciones y reconstrucciones de algunas partes del edificio, pero la mayor parte de la estructura sigue siendo fiel al diseño normando. La construcción se inició en 1093 por el extremo oriental. El coro fue terminado para 1096 y las obras continuaron en la nave central cuyos muros fueron terminados para el año 1128, y la alta bóveda terminada por 1135. La casa del capítulo, parcialmente demolida en el siglo XVIII, fue construida entre 1133 y 1140.[13]​ Guillermo murió en 1096 antes de que se terminara el edificio, dejando la responsabilidad de la construcción a su sucesor, Ranulfo Flambard, quien también construyó el puente de Framwellgate, el primer cruce del río Wear en la ciudad. Tres obispos, Guillermo de San Carilef, Ranulfo Flambard y Hugo de Puiset, están todos enterrados en la Sala Capitular reconstruida, que se encuentra frente al claustro.

El edificio es notable por la bóveda de su nave principal, con arcos apuntados transversales apoyado alternativamente en columnas relativamente finas y en columnas gruesas, y con arbotantes ocultos en el triforio, sobre los pasillos. Estas características parecen ser precedentes de la arquitectura gótica que se extendería por el norte de Francia unas décadas más tarde, sin duda debido a la influencia de los canteros normandos involucrados en su construcción. Sin embargo, en general, la catedral de Durham pertenece propiamente al estilo románico.

En los años 1170, el obispo Hugo de Puiset, después de un falso comienzo en el extremo oriental donde la subsidencia y la ruptura impidió que continuaran las obras, añadió la capilla Galilea en el extremo oeste de la catedral.[14]​ El edificio de cinco naves ocupa la posición de un porche, funcionó como una capilla de damas y la gran puerta del Oeste fue bloqueada durante el período medieval por un altar dedicado a la Virgen María. La puerta está hoy bloqueada por la tumba del obispo Tomás Langley. La capilla Galilea también conserva los restos de Beda el Venerable. La entrada principal a la catedral está en el lado norte, frente al castillo.

En 1228 Richard le Poore vino desde Salisbury donde se estaba construyendo una nueva catedral en estilo gótico.[14]​ En esa época, el extremo oriental de la catedral necesitaba urgentemente reparación y fracasó la propuesta extensión hacia el Este. Le Poore empleó al arquitecto Richard Farnham para que diseñara un extremo oriental para el edificio en que muchos monjes podían pronunciar el oficio diario simultáneamente. El edificio resultante fue la Capilla de los Nueve Altares. Las torres también datan de principios del siglo XIII, pero la torre central fue destruida por un rayo y reemplazada en dos etapas en el siglo XV, siendo los maestros masones Thomas Barton y John Bell.[13]

El Santuario de san Cutberto estaba en el extremo absidial oriental de la catedral. La ubicación del muro interior del ábside está marcado en el pavimento y la tumba de Cutberto está cubierta con una simple losa. Sin embargo, un monje anónimo escribió en 1593:

Se estimaba que [el santuario] era uno de los más suntuosos en toda Inglaterra, tan grandes eran las ofrendas y las joyas que le donaban, e inacabables los milagros que se forjaron allí, incluso en estos últimos días.

Rites of Durham[14]

DisoluciónEditar

La tumba de Cutberto fue destruida por orden del rey Enrique VIII en 1538,[12]​ y la riqueza del monasterio pasó al rey. El cuerpo del santo fue exhumado, y según los Ritos de Durham, se descubrió que estaba incorrupto. Fue enterrado de nuevo bajo una simple losa de piedra desgastada por las rodillas de los peregrinos, pero el antiguo pavimento alrededor de él sigue estando intacto. Dos años después, el 31 de diciembre de 1540, el monasterio benedictino de Durham fue disuelto, pese a lo cual la Catedral y su claustro permanecieron en buen estado de conservación. El último prior de Durham (Hugo Whitehead) se convirtió en el primer deán del capítulo secular de la catedral.[14]

Siglo XVIIEditar

 
El castillo de Durham y la catedral, desde el noroeste

En 1650, la catedral de Durham fue utilizada por Oliver Cromwell como cárcel para prisioneros de guerra, y albergó a soldados escoceses prisioneros de guerra capturados durante la batalla de Dunbar (3 de septiembre de 1650). Se calcula que hasta 3.000 fueron aprisionados de los cuales 1.700 murieron en la propia catedral, donde eran mantenidos en condiciones inhumanas, en gran medida sin comida, agua ni calor. Los prisioneros destruyeron gran parte de la carpintería de la catedral para hacer leña pero el Prior Castell's Clock, que representaba el ardo escocés, no sufrió este destino. Se dice que los cuerpos de los prisioneros fueron enterrados en tumbas sin identificar (véase más abajo Siglo XXI). Embarcaron a los supervivientes como esclavos a Norteamérica: el Caribe, Virginia y Massachusetts. Ciento cincuenta prisioneros escoceses fueron embarcados con destino a Berwick (Maine) en diciembre de 1650.

John Cosin, obispo de Durham que previamente había sido canónigo de la catedral, se dispuso a restaurar el daño y reamueblar el edificio con nuevos compartimentos, el pupitre de letanía y el dosel por encima de la fuente. Una pantalla de roble para llevar el órgano fue añadido en esta época para reemplazar la pantalla de piedra abatida en el siglo XVI. En los restos del antiguo refectorio, el deán, John Sudbury fundó una biblioteca de antiguos libros impresos.[14]

 
Foto de finales del siglo XIX

Siglos XVIII y XIXEditar

 
Vista de la catedral de Durham y sus alrededores, h. 1850

Durante el siglo XVIII, los deanes de Durham a menudo desempeñaron otro cargo en el sur de Inglaterra, y después de pasar el tiempo debido en residencia, se marcharía a manejar sus asuntos. En consecuencia, después de las reformas de Cosin, hubo poca restauración o reconstrucción. Cuando se reanudaron las obras del edificio, no era siempre de forma correcta. En 1777 el arquitecto George Nicholson, había terminado el puente de Prebends sobre el Wear, convenció al deán y al capítulo para que le permitieran pulió gran parte de la piedra exterior de la catedral, alterando considerablemente su carácter.[14]​ Su sucesor Guillermo Morpeth demolió gran parte de la Casa Capitular.[15]

En 1794 el arquitecto James Wyatt trazó amplios planes habrían transformado drásticamente el edificio, incluyendo la demolición de la capilla Galilea, pero el capítulo cambió de idea a tiempo para impedir que esto ocurriera. Wyatt también renovó la tracería del siglo XV del rosetón, insertando cristal sencillo para reemplazar lo que había estallado durante una tormenta.[16]

En 1847 Anthony Salvin eliminó la pantalla de órgano de madera de Cosin, abriendo la vista del extremo este desde la nave,[17][18]

 
Las torres en el extremo de la nave

y en 1858 restauró los claustros.[19][20]

La restauración de la torre de la catedral en 1859-60 fue elaborada por el arquitecto George Gilbert Scott, trabajando con Edward Robert Robson (quien fue a trabajar como Clerk of Works en la catedral durante seis años).[21]​ En 1874 Scott fue responsable de la pantalla de mármol y púlpito en el crucero.[17]​ En 1892 el pupilo de Scott Charles Hodgson Fowler reconstruyó la Sala Capitular como un memorial a Joseph Barber Lightfoot (obispo).

La gran ventana occidental, representando el Árbol de Jesé, fue el regalo del deán George Waddington en 1867. Es la obra de Clayton and Bell, quienes fueron también responsables por la ventana del Te Deum en el transepto meridional (1869), la ventana de los Cuatro doctores en el transepto norte (1875), y el rosetón de Cristo en majestad (h. 1876).[22]

 
Los claustros de la catedral de Durham.

Siglo XXEditar

 
Patrimonio de la Humanidad de Durham

En los años 1930, bajo la inspiración del deán Cyril Alington, empezaron obras para restaurar el Santuario de San Cutberto detrás del Altar Mayor como un foco apropiado de veneración y peregrinación, y fue reiniciado después de la Segunda Guerra Mundial. Los cuatro candeleros y probador colgante (h. 1950) fueron diseñados por Ninian Comper.

En otros lugares del edificio en los años 1930 y 1940 vio el añadido de varios vitrales elaborados por Hugh Ray Easton. La ventana Daily Bread de Mark Angus data del año 1984.[23]​ En 1986, la catedral, junto con el castillo cercano, fue nombrada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.[8]​ El comité encargado de tomar la decisión clasificó la catedral bajo los criterios C (ii) (iv) (vi), señalando que «La Catedral de Durham es el mayor y el más perfecto monumento del estilo arquitectónico normando en Inglaterra».[24]

En la capilla Galilea se añadió una estatua de madera de la Anunciación elaborada por el artista polaco Josef Pyrz en 1992, el mismo año que la ventana Stella Maris («Estrella del mar») de Leonard Evetts. En 1996, la Gran Puerta Occidental fue el entorno en el que se colocó al instalación de vídeo llamada The Messenger («El mensajero») elaborada por Bill Viola.

También ha sido utilizada en películas y actuaciones teatrales: así, en la saga de Harry Potter la catedral ha aparecido como el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, aunque con una aguja añadida digitalmente a su torre para hacerla parecer más estilizada. Vistas del interior de la catedral también aparecieron en la película Elizabeth (1998). Aparece también en televisión, en el último episodio de la Temporada 5 de Inspector George Gently.

Siglo XXIEditar

Dos grandes pancartas de batik representando a los santos Cutberto y Osvaldo, añadidos en 2001, son la obra de Thetis Blacker.[25]

Hoy en día, la catedral sigue siendo la sede del obispo de Durham.

A comienzos de este siglo dos de los altares en la Capilla de los Nueve Altares en el extremo este de la catedral fueron vueltos a dedicar a santa Hilda de Whitby y santa Margarita de Escocia: una llamativa pintura de Margarita (con su hijo, el futuro rey David) por Paula Rego fue dedicado en 2004.[26]​ Muy cerca una placa, instalada primero en 2011 y vuelta a dedicar en 2017, conmemora a los soldados escoceses que murieron como prisioneros en la catedral después de la batalla de Dunbar en 1650. Los restos de algunos de estos prisioneros han sido ahora identificados en una fosa común descubierta durante las obras de construcción en 2013 justo en el exterior del recinto de la catedral cerca de Palace Green.[27]

En 2004 dos esculturas de madera elaboradas por Fenwick Lawson, Pietà y Tumba de Cristo, fueron colocadas en la Capilla de los Nueve Altares, y en 2010 una nueva vidriera de la Transfiguración por Tom Denny fue dedicada en memoria de Michael Ramsey, antiguo obispo de Durham y el arzobispo de Canterbury.[28]

En 2016 edificios monásticos anteriores alrededor del claustro, incluyendo el dormitorio de los monjes y la cocina del prior, fueron reabiertos al público como Tesoro abierto, una amplia exposición mostrando las posesiones y la historia de la catedral.

El historiador de Arquitectura Dan Cruickshank seleccionó la catedral como una de sus cuatro elecciones para la serie documental de televisión de 2002 para la BBC Britain's Best Buildings.[29]

En noviembre de 2009 la catedral presentada en el festival Lumiere cuyo rasgo principal era la «Corona de luz»[30]​ iluminación del frente norte de la catedral con una presentación de 15 minutos que contaba la historia de Lindisfarne y la fundación de la catedral, usando ilustraciones y texto de los evangelios de Lindisfarne. El festival Lumiere fue repetido en 2011, 2013, 2015, y 2017.[31]

En 2017 una nueva zona de exposición de «Tesoro abierto» se abrió, presentando el ataúd del siglo VIII, de madera, de san Cutberto, cn su cruz pectoral en oro y granate, un altar portátil y un peine de marfil.[32]

ArquitecturaEditar

 
Planta

Hay evidencia de que el pasillo del coro tuvo las más antiguasbóvedas de crucería del país, tal como fue argumentado por John Bilson, arquitecto inglés, al final del siglo XIX. Desde entonces se ha argumentado que otros edificios como la Abadía de Lessay proporcionaron las primeras y más tempranas crucerías que crearon el alto nivel técnico que se muestra en Durham. Es interesante que haya evidencia en los muros del claristorio del coro que la bóveda mayor tiene crucería. Hay controversia entre John James y Malcolm Thurlby sobre si estas bóvedas de crucería eran de cuatro o de seis partes, que sigue sin estar resuelta. El edificio destaca por la bóveda de crucería del tejado de la nave, con algunos de los arcos transversos apuntados más tempranos apoyados en pilares compuestos relativamente delgados alternando con columnas de tambor macizas, y contrafuertes laterales ocultados dentro del triforio sobre las naves laterales. Estos rasgos parecen ser precursores de la arquitectura gótica de Francia septentrional unas pocas décadas más tarde, sin duda debido a maestros masones normandos responsables, aunque el edificio está considerado en su conjunto románico. El hábil uso del arco apuntado y la bóveda de crucería hicieron posible cubrir planos más elaborados y complicados que anteriormente. Los contrafuertes hicieron posible construir más alto y abriendo los espacios del muro intermedio para crear ventanas más grandes.

La tumba de san Cutberto queda en el este en el Feretory («Relicario»)[33]​ y fue una vez un monumento elaborado de mármol crema y oro. Sigue siendo un plazo de peregrinación.

Otros enterramientosEditar

MúsicaEditar

ÓrganoEditar

En el siglo XVII Durham tenía un órgano realizado por Smith que fue reemplazado en 1876 por Willis, con algunos tubos reutilizados en la capilla del castillo de Durham. Harrison & Harrison trabajaron en el órgano desde 1880, con varios añadidos principales para la lista, y una reforma en 1996. Los casos, diseñados por C. Hodgson Fowler y decorados por Clayton and Bell datan de 1876 y están en las galerías del coro.[35]

OrganistasEditar

El primer organista documentado en Durham fue John Brimley en 1557. Destacados organistas han incluido el compositor Richard Hey Lloyd y el director de coro David Hill.

El actual maestro de los coristas y organista es Daniel Cook, habiendo sucedido James Lancelot en 2017. La suborganista es Francesca Massey.

CoroEditar

Hay un coro estable de empleados laicos adultos, escolares corales y coristas infantiles. Estos últimos son edicados en la Escuela de coristas. Tradicionalmente los coristas niños son todos niños, pero en noviembre de 2009 la catedral admitió coristas femeninos por vez primera.[36][37]​ Las niñas y los niños sirven alternativamente, no como un coro mixto, excepto en grandes festivales como la Pascua, el Adviento y la Navidad donde las dos «líneas altas» se unen.

Línea meridianaEditar

En 1829 el deán y el capítulo autorizaron la grabación de una línea meridiana sobre el suelo y la pared en el claustro norte. Una abertura circular de alrededor de 2,5 centímetros en la tracería de la ventana adjunta alrededor de 3 metros sobre el nivel del suelo dirige un rayo de luz sobre la línea en el momento preciso cuando el sol pasa el meridiano.[38]​ Fue construido por William Lloyd Wharton, de Dryburn en la ciudad, y Mr Carr, entonces el Head Master de la Escuela de Durham.[39]

CitasEditar

 
Plano de la catedral de Durham

«Durham es una de las grandes experiencias de Europa a los ojos de aquellos que aprecian la arquitectura, y para las mentes de los que comprenden la arquitectura. El grupo de catedral, castillo y monasterio sobre la roca sólo pueden compararse con Aviñón y Praga." — Nikolaus Pevsner, The Buildings of England («Los edificios de Inglaterra»).

«Me detuve en el puente, admiré y me sorprendí ante la belleza y la gloria de esta escena... fue grandiosa, venerable y dulce, todo al mismo tiempo; nunca vi una escena tan hermosa y magnífica, y, estando contento con esto, ¿me importa ver una mejor?» — Nathaniel Hawthorne sobre la catedral de Durham, The English Notebooks («Los cuadernos ingleses»).

«Con la catedral de Durham llegamos a la incomparable obra maestra de la arquitectura románica, no solo en Inglaterra sino en cualquier lugar. El momento de entrada proporciona una experiencia arquitectónica que nunca se olvidará, una de las mejores ofertas de Inglaterra.» — Alec Clifton-Taylor, Serie English Towns en la BBC (televisión).

«Sin dudarlo le di a Durham mi voto para la mejor catedral en el planeta Tierra» — Bill Bryson, Notes from a Small Island («Notas de una pequeña isla»).

«Torres grises de Durham
Sin embargo, bien amo tus pilares mixtos y macizos
Media iglesia de Dios, medio castillo contra los escoceses
Y mucho para recorrer esos venerables pasillos
Con registros almacenados de escrituras hace tiempo olvidadas».

Walter Scott, Harold the Dauntless, un poema de sajones y vikingos ambientado en el condado de Durham.[40]

Galería de imágenesEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Mackenzie, Eneas & al. An Historical, Topographical, and Descriptive View of the County Palatine of Durham: Comprehending the Various Subjects of Natural, Civil, and Ecclesiastical Geography, Agriculture, Mines, Manufactures, Navigation, Trade, Commerce, Buildings, Antiquities, Curiosities, Public Institutions, Charities, Population, Customs, Biography, Local History, &c., Vol. II, p. 366. Mackenzie & Dent (Newcastle), 1834.
  2. Originalmente conocida como la Iglesia catedral de la bendita Virgen María y san Cutberto el obispo, fue renombrada por el capítulo de Enrique VIII del 12 de mayo de 1541, a la «Iglesia catedral de Cristo y la bendita María la Virgen».[1]​ La dedicación cambió a «La iglesia catedral de Cristo, bendita María la Virgen y san Cutberto de Durham» en un servicio el domingo 4 de septiembre de 2005. Esto se vio reflejado en la constitución y estatutos del 16 de diciembre de 2008.
  3. Durham Cathedral: The Shrine of St Cuthbert. "About Us". Chapter of Durham (Durham), 2014. Consultado el 21 de diciembre de 2014.
  4. A Church Near You. "Durham Cathedral, Durham". Church of England (Londres), 2014. Consultado el 21 de diciembre de 2014.
  5. Association of English Cathedrals "Durham Cathedral". Consultado el 21 de diciembre de 2014.
  6. Pevsner, Nikolaus; Metcalfe, Priscilla (2005). The Cathedrals of England: North and East Anglia. Londres: The Folio Society. p. 24. «La mayor de lo que hace de Durham Durham procede de un breve período de tiempo, entre 1093 y 1133, y de esa fase [...] es uno de los más perfectos y también históricamente interesantes edificios en Europa.» 
  7. Durham Cathedral: The Shrine of St Cuthbert. Official Website. Chapter of Durham (Durham), 2014. Consultado el 21 de diciembre de 2014.
  8. a b «Durham Castle and Cathedral». UNESCO Culture Sector. Consultado el 16 de marzo de 2015. 
  9. «Durham Cathedral makes list of England’s most visited attractions». The Northern Echo (en inglés). Consultado el 2 de agosto de 2018. 
  10. New Advent
  11. England's Great Northeast, Durham City History, consultado el 21 de julio de 2015
  12. a b Tim Tatton-Brown and John Crook, The English Cathedral pp. 26–29.
  13. a b John Harvey, English Cathedrals, p. 129.
  14. a b c d e f Stranks, Durham Cathedral
  15. Curry, Ian (1985). Sense and Sensitivity: Durham Cathedral and its Architects (Durham Cathedral Lecture). 
  16. Brown, David (2015). Durham Cathedral: History, Fabric and Culture. Yale University Press. pp. 198-9. 
  17. a b Curry, Ian. Sense and Sensitivity. 
  18. Brown, David (2015). Durham Cathedral: History, Fabric and Culture. Yale University Press. pp. 360-3. 
  19. Historic England. «Cathedral cloister west range (1121389)». National Heritage List for England. Consultado el 1 de octubre de 2012. 
  20. Historic England. «Cathedral cloister southrange (1310239)». National Heritage List for England. Consultado el 1 de octubre de 2012. 
  21. Who Was Who, edición en línea, ROBSON, Edward Robert (se requiere subscripción), consultado el 13 de diciembre de 2008
  22. Brown. Durham Cathedral. pp. 204-14. 
  23. Brown. Durham Cathedral. pp. 215-18. 
  24. Informe completo de la UNESCO
  25. Brown, David (2015). Durham Cathedral: History, Fabric and Culture:. Yale University Press. pp. 253-63. 
  26. Brown, David (2015). Durham Cathedral: History, Fabric and Culture. pp. 262-3. 
  27. «Scottish Prisoners Project». 
  28. Brown. Durham Cathedral. pp. 218-21. 
  29. Cruickshank, Dan. «Choosing Britain's Best Buildings». BBC History. Archivado desde el original el 12 de mayo de 2007. Consultado el 3 de junio de 2008. 
  30. «Crown of Light - interview with its designer». Sky Arrts. Consultado el 22 de noviembre de 2013. 
  31. «Lumiere light festival to return to Durham in 2015». ITV News. 20 de enero de 2015. 
  32. «Cathedral displays 1,300-year-old coffin». The Times. 29 de julio de 2017. p. 16. 
  33. Recinto o capilla dentro de la cual se colocó el santuario del ferreter, o tumba (como en la capilla de Enrique VII).
  34. «In Memoriam: Bishop Alfred Robert Tucker, June 19, 1914». World Digital Library. Consultado el 29 de abril de 2013. 
  35. Details of the organ from the National Pipe Organ Register, consultado el 1 de marzo de 2013
  36. «The Northern Echo: Durham Cathedral has female choristers at service». Consultado el 18 de noviembre de 2009. 
  37. «Durham Cathedral — News — Here Come The girls». Archivado desde el original el 4 de junio de 2011. Consultado el 18 de noviembre de 2009. 
  38. «Meridian Line». Durham County Advertiser (Inglaterra). 4 de julio de 1829. Consultado el 19 de agosto de 2017 – via British Newspaper Archive. (requiere suscripción). 
  39. Gatty, Mrs. Alfred (1900). The Book of Sun-dials. George Bell & Sons. p. 25. 
  40. El verso está inscrito en una placa sobre el puente de Prebends, que aún ofrece la excelente vista de la catedral que la inspiró, a veces conocida como Vista de Scott (Scott's View. JSTOR 621996.  and Walter Scott. «Harold the Dauntless». )

BibliografíaEditar

  • Clifton-Taylor, Alec (1967) The Cathedrals of England. London: Thames and Hudson
  • Dodds, Glen Lyndon (1996) Historic Sites of County Durham Albion Press
  • Harvey, John (1963) English Cathedrals. London: Batsford
  • Moorhouse, Geoffrey (2008) The Last Office: 1539 and the dissolution of a monastery. London: Weidenfeld & Nicolson
  • Stranks, C. J. The Pictorial History of Durham Cathedral. London: Pitkin Pictorials
  • Tatton-Brown, Tim (2002) The English Cathedral; text by Timothy Tatton-Brown; photography by John Crook. London: New Holland ISBN 1-84330-120-2

Enlaces externosEditar