Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos


La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos (Congregatio de Cultu Divino et Disciplina Sacramentorum) es una congregación de la Curia romana que está encargada de la mayoría de los asuntos relacionados con la Liturgia de la Iglesia católica y el ritual de los Sacramentos. Surgió de la fusión de la Sagrada Congregación para la Disciplina de los Sacramentos y la Sagrada Congregación para el Culto Divino, y es heredera de la antigua Sagrada Congregación de Ritos, abolida tras el Concilio Vaticano II.

Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos
Congregatio de Cultu Divino et Disciplina Sacramentorum
Coat of arms Holy See.svg
Emblema de la Santa Sede

Información general
Tipo Congregación
Jurisdicción Iglesia católica
Organización
Sumo Pontífice Francisco
Prefecto Cardenal Robert Sarah
Secretario Arzobispo Arthur Roche
Prefecto Emérito

El actual prefecto es, desde 2014, el cardenal Robert Sarah, el arzobispo Joseph Augustine Di Noia, O.P. es el Secretario, y el padre Anthony Ward, S.M., es el subsecretario. El Jefe de la Oficina, encargado de la administración y despacho de la Congregación es, desde 2015, el ex-Rector del Seminario de Valladolid, Aurelio García Macías.[1]

Es la sucesora directa de la Sagrada Congregación para la Disciplina de los Sacramentos (Sacra Congregatio de Disciplina Sacramentorum) (1908-1969).

CompetenciasEditar

Las competencias de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina vienen dictadas por los artículos 62-70 de la Constitución apostólica Pastor bonus.

Esta Congregación se dedica principalmente a dar nuevo impulso a la promoción de la Sagrada Liturgia en la Iglesia, según la renovación querida por el Concilio Vaticano II a partir de la Constitución Sacrosanctum Concilium. Además, fomenta y tutela la disciplina de los sacramentos para que su celebración se válida y lícita y denuncia los abusos que se cometen en la liturgia. Por otro lado, debe velar para que los fieles participen más activamente en la sagrada liturgia.

Según el artículo 64: Provee a la elaboración y corrección de los textos litúrgicos: revisa y aprueba los calendarios particulares y los Propios de las Misas y de los oficios de las Iglesias particulares, así como los de los institutos que gozan de ese derecho. Revisa las traducciones de los libros litúrgicos y sus adaptaciones, preparadas legítimamente por las Conferencias Episcopales.

Por último, regula el culto de las sagradas reliquias, la confirmación de los patronos celestiales y la concesión del título de basílica menor.

Mediante el Motu Proprio Quaerit semper el Santo Padre Benedicto XVI modificó la Constitución apostólica Pastor bonus y trasladó al Tribunal de la Rota Romana las competencias de dispensa del matrimonio rato y no consumado y las causas de nulidad de la sagrada Ordenación.

Cardenales PrefectosEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar