Coprolito

excremento fosilizado

Los coprolitos (del griego κόπρος kopros, ‘excremento’, y λίθος lithos, ‘piedra’[1]​) son heces fosilizadas por desecación o mineralización[2]​. Se clasifican en parataxones. Su estudio permite detectar la presencia de elementos tales como fragmentos vegetales y óseos[3]​, polen, silicofitolitos, parásitos y obtener información sobre la dieta, el rango de acción, la estacionalidad en el uso de los recursos o, incluso, infecciones parasitarias[4]​ del organismo que produjo esas heces.[5]

Coprolito de un dinosaurio carnívoro encontrado en el suroeste de Saskatchewan.

Fueron descubiertos por Mary Anning[6]​ y descritos por primera vez por William Buckland en 1829. Su principal importancia radica en que constituyen pruebas directas de hábitos alimenticios[7]​ y depredación de especies extintas, especialmente carnívoros[8]​ ya que resulta más fácil encontrar restos óseos no digeridos que vegetales, (si bien esto no es imposible), estableciendo en muchos casos relaciones directas depredador-presa[9]​, que de otra forma solo son teóricas.

Es posible estudiar aspectos de la composición de los coprolitos mediante distintas técnicas. Una de ellas consiste en tomar imágenes mediante una tomografía axial computarizada (TAC)[3]​ o microtomografía[9]​. Otra técnica para el procesamiento de estas muestras implica la división en submuestras, rehidratación, deflocuación, filtración, para entonces analizar cada inclusión por separado.[5][10][2]

DescripciónEditar

Son de origen animal. El estudio de los coprolitos constituye un campo muy importante para la paleontología, ya que teniendo en cuenta el lugar donde fueron hallados y sus características, es posible determinar con cierta precisión a qué animales correspondieron.

Hasta ahora, se corroboró que la inmensa mayoría de los coprolitos encontrados en distintas partes del mundo, pertenecieron a invertebrados, mamíferos, aves carnívoras y dinosaurios.

 
Coprolito (posiblemente de hiena) del mioceno encontrado en Calatayud, España.

ReferenciasEditar

  1. Munguía, Santiago Segura (17 de septiembre de 2014). Diccionario etimológico de Medicina. Universidad de Deusto. ISBN 978-84-15772-88-0. Consultado el 5 de junio de 2022. 
  2. a b Correa-Trigoso, Denis E.; Chaman Medina, Mercedes E.; Alva Meneses, Ignacio (2017-07). «Los coprolitos de ratones como indicadores paleoambientales y paleodietario en el sitio Huaca Ventarrón, Lambayeque, Perú». Anales de Antropología 51 (2): 192-202. doi:10.1016/j.antro.2017.05.004. Consultado el 5 de junio de 2022. 
  3. a b «Rompehuesos canino». Investigación y Ciencia. Consultado el 5 de junio de 2022. 
  4. Fugassa, Martín; Guichón, Ricardo (2005-11). «ANÁLISIS PALEOPARASITOLÓGICO DE COPROLITOS HALLADOS EN SITIOS ARQUEOLÓGICOS DE PATAGONIA AUSTRAL: DEFINICIONES Y PERSPECTIVAS». Magallania (Punta Arenas) 33 (2): 13-19. ISSN 0718-2244. doi:10.4067/S0718-22442005000200002. Consultado el 5 de junio de 2022. 
  5. a b Velázquez, Nadia Jimena; Petrigh, Romina; Benvenuto, María Laura; Tosto, Cecilia Martínez; Camiolo, Ivana; Palacio, Patricia; Fugassa, Martín Horacio; Valenzuela, Luciano Oscar et al. (30 de diciembre de 2019). «Diseño y evaluación de un protocolo de extracción múltiple de restos vegetales, silicofitolitos, polen, parásitos, isótopos estables y ADN de heces de Lama guanicoe». Anales de Arqueología y Etnología 74 (2): 127-145. ISSN 2591-3093. Consultado el 5 de junio de 2022. 
  6. «Mary Anning, la paleontóloga olvidada». historia.nationalgeographic.com.es. 21 de mayo de 2021. Consultado el 5 de junio de 2022. 
  7. Martínez, Ana C.; Yagueddú, Cristina (00/2012). «Identificación de microrrestos vegetales en un coprolito humano del sitio Cerro Casa de Piedra, Santa Cruz, Argentina». Magallania (Punta Arenas) 40 (1): 333-339. ISSN 0718-2244. doi:10.4067/S0718-22442012000100020. Consultado el 5 de junio de 2022. 
  8. Flores, Javier (19 de diciembre de 2012). «Cuéntame caca: la importancia científica de los coprolitos». MuyInteresante.es. Consultado el 5 de junio de 2022. 
  9. a b «Las heces fosilizadas de dinosaurio desvelan una especie extinta de escarabajo». Agencia SINC. Consultado el 5 de junio de 2022. 
  10. «CONICET | Buscador de Institutos y Recursos Humanos - INVESTIGADORES - VELAZQUEZ Nadia Jimena». www.conicet.gov.ar. Consultado el 5 de junio de 2022. 

Enlaces externosEditar