Abrir menú principal
Frontispicio de Musei Wormiani Historia mostrando el cuarto de maravillas de Worm.

Los cuartos de maravillas, también llamados gabinetes de curiosidades, fueron espacios en los que los nobles y burgueses europeos de los siglos XVI, XVII y XVIII coleccionaban y exponían objetos exóticos provenientes de todos los rincones del mundo conocido. Fueron verdaderas enciclopedias en exposición por los objetos que contenían y los antecesores directos de los museos modernos, en particular de los museos de historia natural.

Índice

HistoriaEditar

Los cuartos de maravillas aparecieron durante el Renacimiento y a lo largo de los siglos XVI y XVII sus colecciones se enriquecieron gracias a los grandes descubrimientos geográficos.

En general, en los cuartos de maravillas se exponían las curiosidades y hallazgos procedentes de exploraciones o instrumentos técnicamente avanzados, como es el caso por ejemplo de la colección de objetos de Pedro el Grande, zar de Rusia de 1682 a 1721. Por ello, tuvieron un papel fundamental en el desarrollo de la ciencia moderna, aunque reflejaban las creencias populares de la época (no era raro encontrar en estos cuartos los viales con "sangre de dragón" o esqueletos de seres míticos). La edición de catálogos, generalmente ilustrados, permitían el acceso al contenido por parte de los científicos de la época. Tuvieron gran importancia en el estudio temprano de ciertas disciplinas de la biología al crear colecciones de fácil acceso de fósiles, conchas e insectos.

En otros casos se atesoraban cuadros y pinturas, como en el caso de las colecciones del archiduque Leopoldo Guillermo, pudiendo ser considerados los precursores de los actuales museos de arte.

Los cuartos de maravillas desaparecieron durante los siglos XVIII y XIX y los objetos considerados más interesantes fueron reubicados en los museos de arte y de historia natural que se comenzaban a crear.

Los gabinetes de curiosidades en la actualidadEditar

Con el tiempo, en particular a lo largo de los siglos XVIII y XIX, todos los verdaderos gabinetes de curiosidades fueron siendo desmantelados o reconvertidos en museos. Por ejemplo, el Real Gabinete de Historia Natural, en Madrid, dejó de existir en tanto que tal al ser convertido en 1818 en el Real Museo de Ciencias Naturales, el actual Museo Nacional de Ciencias Naturales. Sin embargo se conservan en la actualidad cinco estanterías murales completas que habían sido una parte integrante del gabinete de curiosidades del financiero y coleccionista francés Joseph Bonnier de la Mosson (1702-1744). Las cinco vitrinas consituían el segundo gabinete de los nueve gabinetes temáticos que estaban repartidos entre siete habitaciones contiguas que constituían el gabinete en la residencia parisina de Bonnier de la Mosson, entre el número 58 de la rue Saint-Dominique y el 244 del boulevard Saint-Germain (residencia demolida en 1861).[1]​ Al morir Bonnier de la Mosson en 1744, sus herederos subastaron todas las vitrinas en 1745, que se dispersaron entre diferentes compradores. Uno de los compradores fue Georges-Louis Leclerc de Buffon, el intendente del rey de Francia en el Real Jardín de las Plantas Medicinales (el actual Museo Nacional de Historia Natural de Francia). Buffon obtuvo las cinco vitrinas de una de las habitaciones, las estanterías destinadas a exhibir los insectos y los animales disecados. Estas cinco estanterías murales dotadas de vitrinas se encuentran todavía en posesión del Museo Nacional de Historia Natural de Francia, en París, quien las conserva en las salas públicas de lectura de su biblioteca central. El Museo las expone gratuitamente al público, a condición de respetar el silencio que como es normal se exige en toda sala de lectura.

Organización de las coleccionesEditar

En los cuartos de maravillas, las colecciones podían organizarse en cuatro categorías, denominadas por sus nombres en latín:

  • artificialia: en la que se agrupaban los objetos creados o modificados por la mano humana (antigüedades, obras de arte).
  • naturalia: en la que se agrupaban las criaturas y objetos naturales.
  • exótica: en la que se agrupaban plantas y animales exóticos.
  • scientifica: en la que se agrupaban los instrumentos científicos.

DenominacionesEditar

Los cuartos de maravillas fueron conocidos como cabinets de curiosités en Francia, Wunderkammern en Alemania o Austria, Cabinets of curiosities o wonder chambers en Inglaterra, o Kunstkammer en Dinamarca.

Grandes cuartos de maravillasEditar

 
Johann Georg Hainz: Kleinodien-Schrank, 1666.

Notas y referenciasEditar

ReferenciasEditar

  1. «Le Cabinet Bonnier de la Mosson», artículo publicado por la Biblioteca Central del Museo Nacional de Historia Natural de Francia (en francés).

BibliografíaEditar

  • Paolo Frambotto, 1556. MOSCARDO, Lodovico : Note overo Memorie del Museo di Lodovico Moscardo.... París, Muséum national d'histoire naturelle : FHNV.
  • Julius Von Schlosser: Die Kunst- und Wunderkammern der Spätrenaissance, 1908.
  • Antonie Schnapper. Le géant, la licorne, la tulipe: Collections françaises au XVIIe siècle. París, Flammarion, 1988.
  • Roland Schaer. L'invention des musées. Gallimard/RMN, col. «Découvertes Gallimard» (nº 187), 1993.
  • Oliver Impey and Arthur MacGregor, 2001. The Origins of Museums: The Cabinets of Curiosities in Sixteenth- and Seventeenth-Century Europe. ISBN 1-84232-132-3.

Enlaces externosEditar