Abrir menú principal

Deiparae Virginis Mariae (1 de mayo de 1946), es una encíclica del Papa Pío XII a los obispos católicos sobre la posibilidad de definir la Asunción de la Bienaventurada Virgen María como un dogma de fe.[1][2]

Durante un largo tiempo, numerosas peticiones se habían recibido de cardenales, patriarcas, arzobispos, obispos, sacerdotes, religiosos de ambos sexos, asociaciones, universidades e innumerables particulares, todos pidiendo que la Asunción corporal al cielo de la Santísima Virgen fuera definido y proclamado como dogma de fe. Esto también fue fervientemente solicitado por casi 200 padres en el Concilio Vaticano I (1869-1870).

Siguiendo el ejemplo del Papa Pío IX, quien con su encíclica Ubi Primum consultó con los obispos católicos antes de la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción, Pío XII pide a todos los obispos por su opinión.

Sinceramente ruego que nos informen acerca de la devoción de vuestro clero y pueblo (teniendo en cuenta su fe y la piedad) hacia la Asunción de la Santísima Virgen María. Más especialmente Queremos saber si vosotros, venerables hermanos, con su aprendizaje y la prudencia tomando en cuenta que la Asunción corporal de la Inmaculada Virgen María puede ser propuesta y definida como un dogma de fe, y si, además de sus propios deseos este es deseado por el clero y el pueblo.[3]

Pío XIII

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. McNally, Terrence, What Every Catholic Should Know about Mary ISBN 1441510516 página 113
  2. The Catholic Almanac's Guide to the Church by Matthew Bunson 2001 ISBN 0879739142 página 111
  3. Deiparae Virginis Mariae 4


Enlaces externosEditar