Abrir menú principal

Depresor

sustancia química que ralentiza la actividad del sistema nervioso central

Un depresor es una sustancia química que ralentiza la actividad del sistema nervioso central. Los depresores son utilizados en medicina como ansiolíticos, analgésicos, sedantes o somníferos. También son utilizados con fines no terapéuticos como drogas lúdicas o de abuso. Los depresores más comunes son el alcohol, los opioides, los barbitúricos y las benzodiazepinas.

EfectosEditar

Sus efectos inducen:

  • Sensación de calma y de bienestar lo que disminuye la ansiedad;
  • Somnolencia;
  • Euforia en pequeñas dosis;
  • Sensación de aturdimiento;
  • Relajación muscular;
  • Disminución de la velocidad de los movimientos y de los reflejos, incluso pérdida de la coordinación motriz;
  • A veces náuseas.

En caso de sobredosis, estas sustancias pueden provocar la muerte por depresión respiratoria.

Véase tambiénEditar

BibliografíaEditar

  • López-Ibor Aliño, Juan J. (2002). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales : DSM-IV-TR. Barcelona : Elsevier, Masson. ISBN 978-84-458-1087-3
  • Ibana, Darryl S. Cohen, William E, (1992). Drogas : Estimulantes, depresores, alucinógenos: Efectos físicos y mentales del abuso de las drogas, Controversia. Grupo Editor Latinoamericano. ISBN 950-694-219-6