Abrir menú principal

Doceañista

(Redirigido desde «Doceañistas»)

Doceañista es el apelativo con el que se calificaba a los partidarios de la Constitución de 1812 (llamada popularmente la Pepa o la Constitución de Cádiz, por lo que también podían ser llamados gaditanos), fundamentalmente en el contexto del Trienio liberal, tras el pronunciamiento de Rafael de Riego que obligó a Fernando VII a poner de nuevo en vigor el texto constitucional que hasta entonces había ignorado como rey absoluto. También se utilizaba la expresión fracción templada.[1]

Las Cortes de Cádiz estaban compuestas de forma abrumadora por diputados liberales, que se dividieron en dos tendencias: los doceañistas, más moderados, eran partidarios de mantener un equilibrio de poderes que diera al rey al menos las funciones reservadas en el texto de 1812, que los más destacados de entre ellos habían contribuido a redactar (Conde de Toreno, Agustín Argüelles, Diego Muñoz Torrero). Se les oponían los radicales o exaltados, que por proponer la redacción de una nueva constitución eran llamados veinteañistas.

Los doceañistas o moderados formaron los gobiernos de la primera etapa del Trienio liberal, presididos por Evaristo Pérez de Castro, Eusebio Bardají Azara, José Gabriel de Silva y Bazán y Francisco Martínez de la Rosa; siendo desplazados del poder a partir de agosto de 1822.

Conjuntamente con los veinteañistas, los doceañistas, como liberales, fueron objeto de represión política durante la denominada Década Ominosa (1823-1833) y muchos salieron al exilio.

Durante los últimos años del reinado de Fernando VII, los doceañistas o moderados se aproximaron a los elementos menos absolutistas de la Corte, partidarios de la sucesión de Isabel II frente a la de Carlos María Isidro (fuertemente absolutistas y partidarios del Antiguo Régimen); muchos se vieron favorecidos por la amnistía de 1832 y volvieron a España. Tras la muerte del rey la mayor parte de los antiguos doceañistas apoyaron la regencia de María Cristina de Borbón-Dos Sicilias y terminaron por conformar el Partido Moderado que organizó Francisco Martínez de la Rosa en 1834 y que se disputó el poder con el Partido Progresista (heredero de los exaltados) durante el reinado de Isabel II.

Véase tambiénEditar

BibliografíaEditar

NotasEditar

  1. Miguel Artola y otros Las Cortes de Cádiz, Marcial Pons Historia, 1991, ISBN 8495379511, pg. 208.