Abrir menú principal

Dote

patrimonio que la futura esposa o su familia entregan al novio
Un viejo Aussteuerschrank alemán.

La dote es el patrimonio que la futura esposa o su familia entregan al novio, siendo en muchos casos proporcional al estatus social del futuro esposo. Su significado, según diferentes culturas, bien sería el de contribuir a la manutención de la propia novia o contribuir a las cargas matrimoniales. En todo caso, la dote se otorga al hombre quien la administra durante la duración del matrimonio y de producirse el repudio, la separación o el divorcio tendría que devolverla.[1][2]

En algunas culturas, la dote forma parte de un intercambio de riquezas entre las familias contrayentes acompañada de un cierto pago del novio o su familia a la familia de la novia, denominado excrex. Este pago es relativamente frecuente en algunas culturas africanas, mientras que la dote sería más propia de Asia del Sur y algunas sociedades europeas. En países como India, Pakistán, Bangladesh, Nepal, Sri Lanka es la novia la que tiene que pagar una dote a la familia del novio.

A pesar de que en estos países asiáticos se prohibiera expresamente la dote a mediados del s. XX (en la India fue ilegalizada en 1961), esta práctica sigue siendo bastante común y en ocasiones ha suscitado problemas cuando no se pueden satisfacer las exigencias del marido, lo que acarrea maltrato o incluso uxoricidios u otros tipos de asesinatos.[3][4]

En algunas regiones de Europa se ha conservado la tradición del ajuar, que antiguamente consistía en el conjunto de enseres, muebles y ropas aportados por la familia de la novia y que hoy también puede hacerse extensible a la familia del novio.

En otras culturas, como en los pueblos germánicos del Medievo, aparece un fenómeno marital denominado Morgengabe, que consistiría en un pago del novio a la familia de la novia. El mahr es un fenómeno parecido al Morgengabe germánico pero en la cultura islámica que se menciona en el Corán en el versículo 4:4, donde el novio le paga a la novia un cierto monto de dinero, joyas o bienes inmuebles.

La dote en GreciaEditar

Esta práctica se observaba en las clases sociales altas; el resto de la sociedad no contaba con tantos recursos, y era un asunto más práctico. Esta tradición tuvo su auge en la Edad Oscura.[cita requerida]

La familia del novio era quien daba los presentes (llamada hedna la entrega de regalos), y así se formaba la dote, el patrimonio de la casa.[cita requerida]

La novia podía tener muchos pretendientes y recibir regalos de todos- Con esto no se quiere decir que quien regalaba más o mejores cosas, compraba a la novia. Los regalos no se devolvían, y todo lo que un pretendiente daba lo perdía si elegían a otro.[cita requerida]

Los matrimonios se concretaban a través de la cabeza de los genes (de la palabra genos= familia real). Muchas veces estos matrimonios eran por amistad entre las familias o por alianzas políticas, algo muy importante para los basileus, debido a la influencia política entre los demás basileus. Las familias no tenían por qué ser del mismo lugar ni comarca.[cita requerida]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar