Abrir menú principal

Ducado (moneda)

Monedas de varios reinos de Europa en algunas épocas de la edad media
Ducados de Austria.

El ducado es una moneda de oro antigua, acuñada en varios países de Europa y en diversas épocas. El ducado fue introducido por la República de Venecia en 1284, durante el mandato del dogo Giovanni Dandolo.[1]​ Su peso es de 3,50 g de oro de 23 3/4 kts de pureza [2]​ El ducado veneciano presenta en el anverso al dogo de rodillas frente a San Marcos, santo patrón de Venecia, y en el reverso a Jesús.[3]​ Durante el siglo XV fue sustituyendo al florín como moneda de oro de referencia[4]​.

Muchas otras autoridades europeas, incluso muchos Estados (Länder) alemanes y austríacos acuñaron ducados. La denominación y varios de sus múltiplos y submúltiplos se acuñaron hasta comienzos del siglo XX[cita requerida]. La producción de ducados como medio de canje continuó después de la Primera guerra mundial. Aún hoy en día, algunas cecas acuñan ducados de oro con base en cuños antiguos y los bancos los venden a inversionistas[cita requerida].

El ducado en EspañaEditar

Los Reyes Católicos reformaron el sistema monetario de la Corona de Castilla. El ducado de oro español tiene un peso de 3,6 g (ley 23 3/4 de quilate), es la moneda unitaria de oro (medio doblón) y fue una de las unidades de cuenta durante los siglos XVI y XVII [cita requerida]. Fue por primera vez acuñado por los Reyes Católicos, con el nombre de Excelente de Granada, recibiendo después el nombre de ducado, y según el «Cuaderno de Ordenanzas de la labor de las monedas», también conocido como la «Real Pragmática de Medina del Campo», de 13 de junio de 1497, equivalía a 11 reales castellanos y 1 maravedí o bien 375 maravedíes (1500 cornados).[5]

En 1536 se introdujo una nueva moneda de oro de menos peso y ley que el ducado, pasando a tener una ley de 22 quilates, con la finalidad de igualar la moneda de oro castellana a la de otros países y evitar su fuga al exterior [cita requerida]. Dicha moneda fue el escudo o corona (350 maravedíes), con lo que el ducado dejó de acuñarse y se convirtió en moneda de cuenta. Los Reyes Católicos fijaron un límite máximo a la cantidad de vellón circulante, con lo que establecieron un sistema estable que funcionó prácticamente durante todo el siglo XVI [cita requerida]. En 1548 Carlos I autoriza una mayor cantidad de vellón y en 1552 reduce su contenido de plata de 7 a 5 1/2 granos de ley [cita requerida].

El ducado del siglo XVI y de comienzos del siglo XVII, tendría una equivalencia actual a unos 27,1 €uros (según el precio del oro en peso y calidad).

Luis de Góngora y Argote en su poema Verdad, mentira lo cita satíricamente junto con otras monedas de la época para subrayar el poder corruptor del dinero:

"Cruzados hacen cruzados,
escudos pintan escudos,
y tahures muy desnudos,
con dados ganan condados,
ducados dejan ducados,
y coronas Majestad,
¡Verdad,
verdad!"

Ducado de plataEditar

En el siglo XVII, en España y sus colonias se utilizó el denominado ducado de plata como unidad de medida, no como una moneda acuñada. Equivalía a 375 maravedíes de plata [cita requerida].

ReferenciasEditar

  1. Norwich, 2003, p. 221.
  2. Rueda Sabater, Mercedes El florín: un "dólar" bajomedieval Revista En la España Medieval Vol 5 (1984) ISSN 0214-3038
  3. Grierson, Philip, Byzantine Coins, pág. 12
  4. Rueda Sabater, Mercedes El florín: un "dólar" bajomedieval Revista En la España Medieval Vol 5 (1984) ISSN 0214-3038
  5. «juntadeandalucia.es». Consultado el 26 de diciembre de 2013. 

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar