Thot (dios egipcio)

Dios egipcio de la sabiduría y la escritura
(Redirigido desde «Dyehuty»)

Thot,[1][2][3][4][5][6]Tot[7][8]​ o Thoth[9]​ (AFI /θoʊθ, toʊt/; del griego koiné: Θώθ / thṓth, a partir del copto: Ⲑⲱⲟⲩⲧ /thōout evolución del antiguo egipcio: ḏḥwtj [10]​"[Aquel] que es como el Ibis" o "El de Dyehut") es el nombre de una antigua divinidad egipcia.[11]​ Es el dios de la sabiduría, la escritura jeroglífica, la ciencia, la magia, las artes, el juicio y los muertos. La diosa Seshat es su equivalente femenino, y la diosa Ma'at es su esposa.[12]

Thot.

IconografíaEditar

Es representado como un hombre con cabeza de ibis o de babuino, sus animales sagrados. En ocasiones porta un pincel y una tablilla de escritura, con los cuales anota los pensamientos, palabras y actos de los seres humanos, para pesarlos en su balanza. Suele llevar también el Anj en una de sus manos.

AtributosEditar

En la religión egipcia Thot es un dios con numerosos atributos, relacionados siempre con las artes y la sabiduría. Originalmente un dios lunar, se asociaba con la medición del tiempo y su parcelación en períodos, creados a partir de la observación de las fases de la Luna. Estos ciclos eran fundamentales para los rituales egipcios, en consecuencia, Thot fue asociado con la medición y regulación del tiempo, con la organización de la vida civilizada y con la escritura que permitía la perduración de ese orden. Descripto como el consejero de Ra junto con la diosa Maat; ambos acompañaban al dios solar en su viaje nocturno por el inframundo.

Con el tiempo pasó a ser considerado el dios de la sabiduría, inventor del lenguaje articulado y de la escritura jeroglífica.[13]​ En cuanto tal era el escriba de los dioses, quien documentaba los decretos divinos en la sala de las Dos Verdades y corrobora por escrito el resultado del «pesaje de las almas» durante el llamado juicio de Osiris.[14]​ En este rol, también era representado como un dios simio, Aani, quien indicaba el momento en que los platillos de la balanza igualaban al corazón del difunto con la pluma de Maat.[15]

Divinidad tutelar de los escribas, así como de las artes y las ciencias, Thot fue celebrado como el arquitecto divino, conocedor de los trazados perfectos de todas las cosas, por ello era el dios de la sabiduría, tanto en lo que se refiere a las habilidades y técnicas, como al respeto por la ley moral.

En ocasiones aparece como el Dios Uno, que se engendra a sí mismo y es, por tanto, superior a los demás.[16]

MitologíaEditar

En la mitología egipcia, Thot fue el creador de los Heru Renpet (los cinco días epagómenos), quitándolos de la luz de Jonsu, la luna. Estos nuevos días permitieron a Nut parir cuatro hijos, los cuales fueron: Osiris, Seth, Isis y Neftis; pues Ra le había impedido tenerlos en cualquier día del año. Más tarde, cuando Osiris debe ser reconstruido pero es incapaz de engendrar, Thot le enseña a Isis el encantamiento que permite la concepción de Horus. De manera análoga, los consejos y encantos de Thot permitieron que Horus derrotase a Seth.

En numerosos relatos, Thot aparece como el consejero sabio, esposo o padre de Seshat, personificación de la sabiduría. Esta presencia de Thot en las narraciones y la importancia de su culto en Hermópolis durante el período tardío de Egipto, llevaron a los primeros griegos que se interesaron por la religión egipcia, a interpretarlo como un héroe cultural divinizado.

En este sentido, Thot se convirtió en el creador de todas las artes y las ciencias, especialmente la escritura (como aparece ya en el Fedro de Platón) y el arte de gobernar, pero también de laastronomía, tanto en sus aspectos científicos como en la forma de astrología, de las matemáticas, de la geometría, sobre todo, pero además de la numerología, y las ciencias naturales. Con el tiempo, ya identificado con Hermes Trismegisto, se le atribuyó haber escrito la primera y más importante obra de cada un de las ramas del conocimiento.[13]

EpítetosEditar

 
Ilustración (realzada digitalmente) de Léon-Jean-Joseph Dubois, para el Panteón egipcio de Champollion bajo el epígrafe: Thoout, Thoth Deux fois Grand, le Second Hermés (Thoout o Thot dos veces grande, el segundo Hermes). En: Museo de Brooklyn, Biblioteca Wilbour de Egiptología.

Su nombre "El de Dyehut", refería al XV nomo del Bajo Egipto. Recibió el epíteto de "Regulador de las crecidas de las aguas", el de "Toro de las estrellas" por representar los poderes mentales de Ra; también fue llamado "Atón de plata" en el periodo Tardío, el sol de la noche. Como "Señor del Tiempo" se encargaba de anotar en las hojas de una persea, con la ayuda de Seshat, los años de reinado de cada faraón.

 
Thot más allá de Egipto. Impresión moderna de un sello cilíndrico aqueménida de Irán, con el rey sosteniendo dos grifos y jeroglíficos egipcios que dicen: "Thoth me protege". Alrededor del siglo VI-V a.C.[17]

CultoEditar

Era un dios creador en Hermópolis Magna, donde regía la "Casa de la Vida"y la muerte . También se le adoró en Hermópolis Parva. Se le rindió culto en Serabit el-Jadim. En Tuna el-Yebel, se encuentra la necrópolis de babuinos e ibis. Sus fiestas se celebraron los días 1 y 19 del mes de Tot, primer mes de la estación de Ajet.[18]

Nombres teóforosEditar

Su nombre, Dyehuty, lo llevaron varios faraones de la dinastía XVIII denominados Dyehuthy-mes «engendrado por Dyehuty», posteriormente, también denominados Tutmosis, la forma helenizada de su nombre.

Dyehuty (ḏḥwty)
en jeroglífico
G26t
Z4
C3
 
I10Hwt
Z4
C3

Thot en el Egipto helenísticoEditar

 
Hermes-Thot en la iconografía cristiana como Hermes Trismegisto, contemporáneo de Moisés. Pavimento de la Catedral de Siena, incrustaciones, siglo XIII.

Antes de la conquista de Alejandro, los griegos identificaron a Thot con Hermes. Platón menciona a Thot en su diálogo Fedro; el filósofo inventa un mito en el cual Thot informa al rey Thamus de Egipto que ha inventado la escritura, la cual es un maravilloso sustituto de la memoria. A esto, el soberano comenta que está equivocado y que los signos inventados son una apariencia de sabiduría.[19]

Al instalarse los griegos como estamento dominante en Egipto, se recuperó la equivalencia de Thot con Hermes y ambos dioses fueron adorados como el mismo en el Templo de Thot situado en la ciudad egipcia de Jemenu, llamada por los griegos; Hermópolis,la ciudad de Hermes.[20]​ A esta identificación se añadieron las figuras del arquitecto y erudito Imhotep, deificado desde finales del Imperio Nuevo, y asimilado a Thot durante el reinado de los Lágidas, y del renombrado escriba Amenhotep, reinterpretado como un mago bondadoso; en ambos casos eran vistos como formas humanas de Hermes - Thot.[21]

En este ambiente de sincretismo, surgió la figura de Hermes Trismegisto, "el tres veces grande", un personaje al cual se le atribuía el origen de todo conocimiento y la autoría de un cuerpo de literatura conocida, en razón de su nombre, como Hermética. En ella se explicaban los secretos del mundo material y espiritual, y fue considerada como la base de todos los saberes humanos. Por ello el personaje de Hermes Trismegisto apareció citado también por autores judíos y cristianos (más tarde islámicos y baháʼís) como predecesor de su propias creencias. El primero de ellos fue Artapano de Alejandría, un judío egipcio que vivió en el siglo III o II a. C., siguiendo la teoría de Evémero, escribió que Thot-Hermes había sido un ser humano histórico y lo identificó con el propio Moisés, autor también de libros y leyes. Por su parte Eusebio de Cesarea en su libro Praeparatio evangelica señala que el mitógrafo fenicio Sanjuniatón mencionaba la presencia del dios Taaut entre los fenicios,[22]​ creador de la escritura como el dios Toth,al cual Eusebio identifica con Hermes, y lo introduce en la lista de faraones egipcios después del epónimo Misor al trono de Egipto. [23]​ Muchos autores posteriores, desde la Antigüedad tardía hasta el Renacimiento, identificaron a Hermes Trismegisto con Moisés o los consideraron como contemporáneos[24]​ que expusieron creencias similares que anticipaban al cristianismo.[25][26][27][28]

El erudito británico Garth Fowden afirma que la primera mención de Trismegisto como epíteto de Hermes-Thot aparece en la Legatio del filósofo cristiano Atenágoras de Atenas quien cita un fragmento de Filón de Biblos, de la segunda mitad del siglo I o principios del II d. C.[29]​ Sin embargo, el estudioso de la magia, B. P. Copenhaver, ha encontrado una mención anterior en un resumen de un concilio de sacerdotes que tuvo lugar en 172 a. C. cerca de Menfis.[30]​ En su Diccionario de Dioses egipcios, el autor británico George Hart indica que Trismegisto deriva de una invocación a Thot, que aparece escrita en el Templo de Esna, como: "Thot el grande, el grande, el grande".[31]

ReferenciasEditar

  1. Thode, Rosa El panteón egipcio, en egiptologia.org
  2. Castel Ronda, Elisa (2004)Gran Diccionario de Mitología Egipcia s. v. Thot
  3. Pérez Vázquez, Francisco (1997) La Transcripción castellana de los nombres propios egipcio. Madrid, ver tablas 1 y 3
  4. García García, Raquel (2009) Guía mitológica del Antiguo Egipto, pág. 3 ISSN 1989-4988
  5. Pinna, Javier Martínez (2019) "El Libro de Thot". En: Clío: Revista de historia, Nº. 218, págs. 76-79
  6. Calvo Martínez, José Luis (2016) "Dioses y seres sobrenaturales en la magia greco-egipcia".En: Florentia Iliberritana. Revista de estudios de Antigüedad Clásica, Nº. 17 p. 43 y 53-4.
  7. Padró, Josep “La Transcripción castellana de los nombres propios egipcios”. En: Aula Orientalis 5- 1987 pag. 114.
  8. LÓPEZ MARTÍNEZ, María Paz; TORALLAS TOVAR, Sofía. “La versión griega de la leyenda demótica del Ojo del Sol”. Lucentum. XXIII-XXIV (2004/2005). ISSN 0213-2338, pp. 185-195
  9. The Editors of Encyclopaedia Britannica. «Thoth». Enciclopedia Británica. 
  10. Quizá pronunciado */tʃʼiħautiː/ o */ɟiħautiː/. Dependiendo de la interpretación fonológica de las consonantes enfáticas del egipcio
  11. «Θωθ en español | Diccionario Griego-Español | Glosbe». es.glosbe.com. Consultado el 23 de octubre de 2020. 
  12. Cline, Eric H y O'Connor, David (2006) Thutmose III: A New Biography. University of Michigan Press, p. 127 (en inglés)
  13. a b (Budge Dioses de los egipcios Vol. 1 p. 414)
  14. (Budge Gods of the Egypts Vol. 1 p. 408)
  15. (Budge Gods of the Egipcios Vol. 1 p. 403)
  16. (Budge Los dioses de los egipcios Vol. 1 p. 407)< /ref> Se le atribuye la realización de los cálculos para el establecimiento de los cielos, las estrellas, la Tierra,<ref name="Budge p. 401">(Budge Gods of the Egypts Vol. 1 p. 401)< /ref> y todo lo que contienen. Los egipcios lo acreditaron como el autor de todas las obras de ciencia, religión, filosofía y magia.<ref>(Hall The Hermetic Marriage p. 224)
  17. «Cylinder seal and modern impression: king holding two lion griffins at bay ca. 6th–5th century BCE». 
  18. Thode, Rosa: El panteón egipcio.
  19. Platón, Fedro 274e–275b.
  20. Bailey , Donald, "Arquitectura clásica" en Riggs, Christina (ed.), The Oxford Handbook of Roman Egypt (Oxford University Press, 2012), p. 192.
  21. Boylan,Patrick (1922) Thoth or the Hermes of Egypt: A Study of Some Aspects of Theological Thought in Ancient Egypt, p.166–168, Oxford University Press.
  22. Eusebio de Cesarea (siglo IV). Praeparatio evangelica. 
  23. «Phoenician Lore, Gods, Demigods, Heroes, Symbols, and Other Famous Mythological Characters». Consultado el 17 de agosto de 2017. 
  24. Yates, F., "Giordano Bruno and the Hermetic Tradition", Routledge, London, 1964, p 27 and p 293
  25. Heiser, James D. (2011). Prisci Theologi and the Hermetic Reformation in the Fifteenth Century (1st edición). Malone, Tex.: Repristination Press. ISBN 978-1-4610-9382-4. 
  26. Yates, F., "Giordano Bruno and the Hermetic Tradition", Routledge, London, 1964, pp 14–18 and pp 433–434
  27. Hanegraaff, W. J., "New Age Religion and Western Culture", SUNY, 1998, p 360
  28. Copenhaver, B.P., "Hermetica", Cambridge University Press, 1992, p xlviii
  29. Fowden, G., "The Egyptian Hermes", Cambridge University Press, Cambridge, 1987, p 216
  30. Copenhaver, B. P., "Hermetica", Cambridge University Press, Cambridge, 1992, p xiv.
  31. Hart, G., The Routledge Dictionary of Egyptian Gods and Goddesses, 2005, Routledge, segunda edición, Oxon, p 158 (en inglés).

Enlaces externosEditar