Abrir menú principal

Eduardo Capello, cuyo nombre completo era Eduardo Adolfo Capello y tenía el apodo de “El fauno”, fue un guerrillero que nació en Jacinto Aráuz, la provincia de La Pampa, Argentina, el 3 de mayo de 1948 y murió en la Base Naval Almirante Zar ubicada en las cercanías de Trelew, provincia de Chubut, Argentina asesinado durante la llamada Masacre de Trelew.

Eduardo Capello
Emblema del ERP.svg
Emblema del ERP
Información personal
Nombre de nacimiento Eduardo Adolfo Capello
Nacimiento 3 de mayo de 1948
Jacinto Aráuz Bandera de Argentina Argentina provincia de La Pampa
Fallecimiento 22 de agosto de 1972 Edad:23 años
Trelew, provincia de Chubut, Argentina
Nacionalidad Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político

Ejército Revolucionario del Pueblo -

Partido Revolucionario de los Trabajadores
Información profesional
Ocupación Estudiante, Guerrillero

Índice

Actividad en la guerrillaEditar

Mientras trabajaba y estudiaba en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires comenzó a militar en el trotskista Partido Revolucionario de los Trabajadores, inicialmente en el ámbito estudiantil y luego en las cédulas militares. Luego que el PRT-El Combatiente decidió en el V Congreso entre el 28 y el 30 de julio de 1970 la formación del Ejército Revolucionario del Pueblo y sumar la organización al “proceso de guerra revolucionario que ha comenzado” desde el Cordobazo”, según su interpretación, la rebelión de las masas contra la dictadura, iniciaron en forma paralela a la acción militar –en la cual cayeron detenidos o muertos cuadros de importancia- una serie de contactos con dirigentes del movimiento obrero clasista –como Agustín Tosco- y con el peronismo revolucionario.

Capello fue designado “responsable militar” de la Capital Federal y el 16 de septiembre de 1971 fue detenido mientras trataba de apoderarse de un automóvil y fue encarcelado primero en la Cárcel de Villa Devoto y luego en el penal de máxima seguridad de Rawson, donde estaba cuando se produjo el intento de fuga.

Fuga y masacre en TrelewEditar

El 15 de agosto de 1972 Capello se fugó del penal junto a otros integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, ERP y Montoneros, en un resonante operativo durante el cual asesinaron al guardiacárcel Juan Gregorio Valenzuela.[1]​Por fallas en el operativo sólo un puñado de dirigentes guerrilleros llegó a tiempo al aeropuerto y Capello, que integraba un segundo grupo de 19 evadidos logró arribar por sus propios medios en tres taxis al aeropuerto, pero llegaron tarde, justo en el momento en que la aeronave despegaba rumbo al vecino país de Chile, gobernado entonces por el socialista Salvador Allende.

Al ver frustradas sus posibilidades, luego de ofrecer una conferencia de prensa este contingente depuso sus armas sin oponer resistencia ante los efectivos militares de la Armada que mantenían rodeada la zona, solicitando y recibiendo públicas garantías para sus vidas en presencia de periodistas y autoridades judiciales.

Una patrulla militar bajo las órdenes del capitán de corbeta Luis Emilio Sosa, segundo jefe de la Base Aeronaval Almirante Zar, condujo a los prisioneros recapturados dentro de una unidad de transporte colectivo hacia dicha dependencia militar. Ante la oposición de estos y el pedido de ser trasladados de regreso nuevamente a la cárcel de Rawson, el capitán Sosa adujo que el nuevo sitio de reclusión era transitorio, pues dentro del penal continuaba el motín y no estaban dadas las condiciones de seguridad.

Al arribar el contingente al nuevo destino de detención, el juez Alejandro Godoy, el director del diario Jornada, el subdirector del diario El Chubut, el director de LU17 Héctor "Pepe" Castro y el abogado Mario Abel Amaya, quienes acompañaban como garantes a los detenidos, no pudieron ingresar con ellos y fueron obligados a retirarse.

A las 03:30 horas del 22 de agosto, en la Base Naval Almirante Zar, los 19 detenidos fueron despertados y sacados de sus celdas. Según testimonios de los tres únicos reclusos sobrevivientes, mientras estaban formados y obligados a mirar hacia el piso fueron ametrallados por una patrulla a cargo del capitán de corbeta Luis Emilio Sosa y del teniente Roberto Guillermo Bravo, falleciendo en el acto o rematados después con armas cortas la mayoría de ellos, incluido Capello.

NotasEditar

  1. Gambini, Hugo: Historia del peronismo. La violencia (1956-1983) pág. 248 Buenos Aires 2008 Javier Vergara Editor ISBB 978-950-15-2433-8

ReferenciasEditar