Abrir menú principal

El Faro

Proyecto periodístico salvadoreño

El Faro es un periódico digital de El Salvador,[1]​ una marca de la empresa Trípode S.A. de C.V., que se fundó el 25 de abril de 1998, y está considerado el primer periódico creado exclusivamente para Internet en toda América Latina, es decir sin tener un edición impresa. La primera publicación se realizó el 14 de mayo de 1998. El periódico mantiene una línea editorial independiente que defiende la libertad de prensa y expresión, y promueve un análisis crítico de la realidad nacional y regional lo que le ha permitido mantener una postura editorial crítica frente a los diferentes gobiernos, tanto de derecha como de izquierda, que se han alternado durante la existencia del periódico.[2]​ El Faro siempre se ha mantenido fiel a la idea de que el periodismo es importante para el desarrollo de la democracia de un país, es por ello que el papel de este medio ha sido siempre brindar la información de manera transparente, sin ocultar nada.

El Faro
El primer periódico digital de Latinoamérica
Tipo Periódico digital
Formato periódico digital
País El SalvadorBandera de El Salvador El Salvador
Sede San Salvador
Fundación 25 de abril de 1998
Fundador(a) Carlos Dada y Jorge Simán
Género Periodismo de investigación.
Idioma Español
Difusión Nacional e internacional
Editor(a) jefe Ricardo Vaquerano
Caricaturistas Otto Meza
Escritores Carlos Martínez, Sergio Arauz, Óscar Martínez, José Luis Sanz, Elmer Menjívar, Roberto Valencia, Daniel Valencia, Gabriel Labrador, Efren Lemus, Patricia Carías, Óscar Luna, María Luz Nóchez y los fotoperiodistas Mauro Arias y José Carlos Reyes.
Sitio web http://www.elfaro.net/

El Faro fue fundado por el periodista Carlos Dada, salvadoreño de origen griego y palestino, y el empresario Jorge Simán, también salvadoreño de origen palestino. Dada fue director editorial desde la fundación de El Faro hasta septiembre de 2014, cuando el periodista español José Luis Sanz asume el cargo. Simán estuvo en la dirección de negocios hasta 2015.

En 2011, Carlos Dada obtuvo el premio María Moors-Cabot, de la Universidad de Columbia.

Dada y Simán fueron los únicos accionistas durante 17 años hasta que en 2014 se incorporaron como accionistas los periodistas Sergio Arauz, Daniel Valencia, Óscar Martínez, Carlos Martínez, Ricardo Vaquerano y Élmer Menjívar.

Este proyecto periodístico cuenta en la actualidad con una planilla de destacados periodístas y fotoperiodistas que han recibido varios reconocimientos, entre ellos el Premio Ortega y Gasset de Periodismo 2011,[3]​ en la categoría de periodismo digital, para cronista Carlos Martínez y el fotoperiodista Bernat Camps. En el año 2013, el trabajo Sala Negra, publicado en El Faro, fue finalista en la primera edición del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo en la categoría Innovación y en el 2016 recibió el Reconocimiento a la excelencia en la cuarta edición de este premio.

Entre otros reconocimientos que ha recibido el periódico, se encuentra, el Premio FNPI,[4]​ la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) anunció que El Faro había ganado el Reconocimiento a la excelencia del Premio Gabo 2016. La FNPI encomendó a César Castro, el primer jefe de redacción de este periódico, escribir un perfil que recogiera la historia de El Faro desde la voz de sus protagonistas; El Faro en alianza con Univisión reciben el martes 30 de abril de 2019 en Madrid el Premio Internacional de Periodismo Rey de España,[5]​ uno de los más prestigiosos en el ámbito iberoamericano. El galardón reconoce la cobertura conjunta que ambos medios hicieron sobre la crisis migratoria centroamericana, cristalizada en el especial ‘De migrantes a refugiados’, publicado en octubre de 2017.

El Faro recibió, el Premio Latinoamericano de Periodismo de Investigación COLPIN,[6]​ por una investigación titulada: Por qué queda impune el 90% de las violaciones a menores, realizada por Marìa Luz Nòchez y Laura Aguirre.

Además, El Faro ha conseguido un tercer lugar en publicidad CANNES,[7]​ gracias a la Excavación ciudadana.

También figuran los reconocimientos de Periodista del Año, de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), para Carlos Martínez, Daniel Valencia y Rodrigo Baires. Otros destacados jóvenes periodistas que participan en el proyecto son Ricardo Vaquerano (Jefe de Redacción), Sergio Arauz, Oscar Martínez, José Luis Sanz, Elmer Menjívar, Roberto Valencia, Gabriel Labrador, Efren Lemus, Óscar Luna, María Luz Nóchez y los fotoperiodistas Fred Ramos, Edu Ponces y Emely Navarro. Al personal se suma un equipo de columnistas, blogueros y colaboradores, entre los que se encuentran intelectuales, artistas y académicos, así como políticos jóvenes y experimentados.

La investigación más importante para El Faro fue la titulada “Así Matamos a monseñor Romero”, realizada en 2010. Consistió en una entrevista realizada por Carlos Dada a el capitán Álvaro Saravia, miembro de la Fuerza Armada de El Salvador durante la Guerra Civil de El Salvador, en la que se revelan datos sobre el asesinato de Óscar Arnulfo Romero en el año 1980. Esta publicación significó el reconocimiento internacional para el periódico, pues se popularizó mucho en aquel momento de tal manera que le dio la vuelta al mundo.

Otra de las investigaciones realizadas por El Faro, y que, logró hacer mucho ruido fue El Cártel de Texis, en 2011.[8]​ Una organización conformada por Adolfo Tórrez (ex dirigente de ARENA) y Roberto Silva Pereira (Ex diputado del PCN) en alianza con diputados, policías, alcaldes y pandilleros de la zona noroccidental de El Salvador, operaban en El Caminito, el atajo que El Salvador aporta al tráfico internacional de drogas suramericanas que viajan rumbo a Los Estados Unidos. La noticia significó un punto de quiebre en la historia del peródico, ya que, de la mano con esta investigación llegaría El Caso de Adolfo Tórrez,[9]​ que a raíz del audio de una llamada entre Tórrez y Silva Pereira, publicado por El Faro, Adolfo Tórrez se quita la vida.  

Primeros años

Al realizarse como un proyecto independiente, El Faro empezó sin ningún tipo de recursos como una idea que poco a poco se fue gestando. La idea inicial era ser un periódico impreso, pero debido al corto presupuesto tuvieron que optar por realizar su labor en internet. Nadie se iba imaginar en aquel momento que el mundo iba a evolucionar tanto, y que en la actualidad sean los medios tradicionales impresos los que tengan que adaptarse a lo digital. Por tales razones, El Faro se mantiene como un periódico totalmente digital.

Muchos de los que pertenecieron a la primera generación de periodistas de El Faro eran universitarios en aquel entonces. El escritor salvadoreño Francisco Andrés Escobar era quien le recomendaba sus mejores estudiantes a Carlos Dada para que los tomara en cuenta, y así formaran parte del proyecto. Pasaron varios años reuniéndose cada lunes en una oficina que Jorge Simán (co-fundador) les prestaba, de esta manera realizaron sus primeras publicaciones, y poco a poco se fueron presentando las oportunidades hasta que lograron establecerse como un periódico formal. Los más veteranos del periódico recuerdan los primeros años de El Faro como la “época mística”.

Proyectos especiales

Desde 2010, El Faro organiza el Foro Centroamericano de Periodismo, que con dos ediciones se ha convertido en una referencia del quehacer periodístico en la región. Con el auspicio de The Open Society Foundations (OSI) y Catholic Organisation for Relief and Development Aid (Cordaid), Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Wikileaks en El Faro - El Faro fue el medio que la organización Wikileaks escogió para entregar en exclusiva los cables sobre El Salvador, Honduras y parte de Guatemala. Las entregas pueden leerse en

En el camino - Con este proyecto, El Faro, descubrió para el mundo la crisis humanitaria que viven los migrantes centroamericanos en territorio mexicano. Durante más de un año (de octubre de 2008 a diciembre de 2009), el equipo compuesto por el cronista Óscar Martínez, de El Faro, la directora salvadoreña Andrea Carpio, la documentalista israelí Keren Shayo y los fotógrafos españoles Edu Ponces y Toni Arnau y el argentino Eduardo Soteras, del colectivo Ruido Photo, recorrieron los caminos del indocumentado en México como parte de “En el camino”. Las crónicas, fotoreportajes y un documental fue el producto de este proyecto, que aparte de aparecer en el El Faro, los libros fueron coeditados con editoriales españolas (Icaria y Blume) y el documental fue post producido durante ocho meses entre México y la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de Los Baños, Cuba. Con el auspicio de The Open Society Foundations (OSI) y la colaboración de Ruido Photo

Sala Negra - Es un espacio de periodismo especializado que aborda por primera vez en la región centroamericana la seguridad pública y la violencia bajo el enfoque del fenómeno del crimen organizado y el narcotráfico. El aporte de este proyecto está siendo retomado por medios regionales como El Periódico, de Guatemala; El Confidencial y Revista Brújula, de Nicaragua. En Suramérica, Revista Marcapasos, de Venezuela y Cronópios, de Colombia, han reproducido estos materiales, así como la revista española Frontera D. Con el auspicio de The Open Society Foundations (OSI) y Catholic Organisation for Relief and Development Aid (Cordaid); y la participación de Ruido Photo

ReferenciasEditar

Dada, Carlos (2010). «El Faro de El Salvador: el periódico digital que se hizo sin dinero, sin Internet y sin país (Argentina)» (Web). El Puercoespín (Buenos Aires). Archivado desde el original el 15 de enero de 2015. Consultado el 28 de diciembre de 2015. 

Enlaces externosEditar