El arreglo

película de Argentina dirigida por Fernando Ayala

El arreglo es una película argentina dramática de 1983 dirigida por Fernando Ayala y escrita por Roberto Cossa y Carlos Somigliana. Es protagonizada por Federico Luppi, Rodolfo Ranni, Julio de Grazia y Haydeé Padilla. Fue filmada en Eastmancolor y se estrenó el 19 de mayo de 1983.

SinopsisEditar

Ante el pedido de un soborno de un empleado Capataz(Rodolfo Ranni) de una empresa estatal para darles agua corriente, Luis (Federico Luppi), un padre de familia y honesto trabajador, se opone a pagarlo.[1]​ La película describe la relación que se genera entre los dos personajes antagónicos, ante la presión de la familia y de la sociedad que busca aceptar la corrupción como la única manera de poder conseguir progresar.

Esta película, tiene de trasfondo, la percepción social existente ante la corrupción en Argentina, y el incumplimiento de normas, que es visto como un acto necesario, donde no se percibe la corrupción propia como un acto ilícito, y se la minimiza. La película termina con el claro mensaje desesperanzador, y por cierto muy premonitorio de lo que fue la Argentina venidera, que quien no cede ante la corrupción termina perjudicandose a él y su familia.

La película cuenta con una escena de antaño, entre Luis y el Capataz de la Obra: Luis viene caminando por la vereda y al ver que el Capataz se le para enfrente decide esquivarlo. A continuación se produce el siguiente diálogo:

Capataz: Oiga, ¿le pasa algo?

Luis: ¿Por qué?

Capataz: No me gusta cómo me mira. Así que cuídese.

Luis: ¿Y de qué cuidarme?

Capataz: De lo que anda diciendo. No me gusta que hablen a mis espaldas. Si tiene algo que decirme me lo dice de frente.

Luis: Muy bien, ya que me lo pedís. “SOS UN REVERENDO COIMERO HIJO DE PUTA”. ¿Querés que te lo diga a los gritos?

RepartoEditar

Participaron en el filme los siguientes intérpretes:[1]

Premios y nominacionesEditar

En el Festival Internacional de Cine de Moscú de 1983 el director Fernando Ayala por esta película fue seleccionado para el Premio de Oro y fue galardonado con el Diploma especial.

ComentariosEditar

Jorge Abel Martín en Tiempo Argentino escribió:

«Crónica de una lucha esteril y solitaria…no es una obra notable…pero sí es un film auténticamente argentino que a modo de espejo nos devuelve nuestra propia imagen.»[1]

Armando Rapallo en Clarín dijo:

«Fernando Ayala rafirma su dimensión de sólido creador de climas dramáticos…definitivamente recuperado.»[1]

Manrupe y Portela escriben:

«Un último Ayala rescatable sin ser demasiado imaginativo. Un buen ejemplo del cine de transición a la democracia.»[1]

ReferenciasEditar

  1. a b c d e Manrupe, Raúl; Portela, María Alejandra (2001). Un diccionario de films argentinos (1930-1995). Buenos Aires: Editorial Corregidor. ISBN 950-05-0896-6. 

Enlaces externosEditar