Un elixir (del latín «elixir», del árabe clásico الإكسير «al'iksīr» y del idioma griego ξηρά)[1] es un líquido de sabor dulce utilizado con fines medicinales para curar enfermedades. Cuando se usa como preparación farmacéutica, contiene al menos un ingrediente activo.

Índice

TiposEditar

Elixires no medicinalesEditar

Se utilizan como disolventes o vehículos para la preparación de elixires medicinales: los aromáticos (USP), los isoalcohólicos (NF) o los elixires compuestos de benzaldehido (NF). El ingrediente activo se disuelve en una solución que contiene entre un 15 a 50% de alcohol etílico.

Elixires medicinalesEditar

  • Antihistamínicos: Se utilizan en alergias. Están compuestos de maleato de cloramfeniramina (USP) y difenhidramina HCI.
  • Sedantes e hipnóticos: inducen la somnolencia y el sueño. Están compuestos por hidrato de cloral para uso pediátrico.
  • Expectorantes: Se utilizan para favorecer la tos con esputo. Están compuestos de hidrato de terpeno.
  • Miscelánea: elixires de acetaminofeno, utilizados como analgésicos.

ComposiciónEditar

El alcohol disuelto en el agua y el ingrediente activo de un elixir se utilizan principalmente para:

  • solubilizar el/los ingredientes activos y los excipientes,
  • retardar la cristalización del azúcar,
  • preservar el producto final,
  • enmascarar el sabor desagradable del ingrediente activo,
  • potenciar el sabor.

Se utiliza la menor cantidad posible de alcohol que disuelva por completo el/los ingredientes activos, ya que las concentraciones altas producen un sabor demasiado intenso.

Un elixir también puede contener excipientes como:

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar