Enfrentamientos de Becerril de Campos y Palacios de Meneses

Ficha de los enfrentamientos sucedidos en Becerril de Campos y Palacio de Meneses, en 1521, entre las tropas del Condestable y las comuneras
(Redirigido desde «Enfrentamientos de Becerril de Campos y Palacio de Meneses (1521)»)

Los enfrentamientos de Becerril de Campos y Palacios de Meneses fueron una serie de escaramuzas de la Guerra de las Comunidades de Castilla que tuvieron lugar en ambas localidades terracampinas entre el 15 y el 18 de abril de 1521. En ellas se enfrentaron las tropas realistas dirigidas por Iñigo Fernández de Velasco, condestable y virrey de Castilla, y las comuneras, a cuyo frente se encontraba Juan de Figueroa. Ambas contiendas fueron ganadas por el bando leal y constituyeron el preludio de la decisiva victoria obtenida pocos días después en Villalar.

Enfrentamientos de Becerril de Campos
y Palacios de Meneses
Guerra de las Comunidades de Castilla
Avance del Condestable de Castilla.jpg
Mapa que representa el recorrido del Condestable de Castilla por las aldeas de las behetrías.
Fecha 15 y 18 de abril de 1521
Lugar Becerril de Campos y Palacios de Meneses
Resultado Victoria realista
Beligerantes
Realistas Comuneros
Comandantes
  • Juan de Figueroa.
  • Juan de Luna.
  • Antonio de San Román.
Fuerzas en combate
3000 infantes
300 lanzas
2 cañones
2 culebrinas
5 piezas ligeras de artillería
2150 soldados
650 peones [nota 1]
Bajas
Desconocidas. Desconocidas en el primer combate, en el segundo 60 muertos y 90 prisioneros.

Índice

Entrada en Castrojeriz y TorquemadaEditar

El 8 de abril de 1521 el condestable de Castilla Iñigo Fernández de Velasco abandonó Burgos y marchó hacia el sur al frente de un ejército compuesto por 3.000 infantes, 600 lanzas, dos cañones, dos culebrinas y cinco piezas ligeras de artillería.[1]​ Dos días más tarde entró en Castrojeriz y conminó a los pueblos cercanos a «rescatar» su rebeldía mediante la entrega de 300 ducados y de todas las armas que estuviesen en su poder.[2][nota 2]Torquemada hizo caso omiso al requerimiento, por lo que el 13 de abril el condestable irrumpió en la villa e impuso a los vecinos una contribución de 1000 ducados, aunque luego se la redujo a la mitad por estar algo empobrecidos.[3]

Mientras tanto Palencia, preocupada por el rumbo que tomaban los acontecimientos, lanzó una angustiosa llamada a la Santa Junta: el ejército realista no distaba más que tres leguas de la ciudad. Al día siguiente llegó a solicitar en la comarca la presencia del mismisimo Juan de Padilla. Por esos días, sin embargo, el capitán toledano se hallaba acuartelado en Torrelobatón sin decidirse a emprender una nueva ofensiva.

Toma de Becerril de CamposEditar

El 14 de abril el capitán general de Palencia, Juan de Figueroa, junto con Juan de Luna y Antonio de San Roman, partió con sus tropas a Becerril de Campos. El condestable, por su parte, se presentó ante la villa al día siguiente e instaló su campamento sobre el campo de Mazariegos. Cuando la localidad comunicó su negativa a colaborar con la provisión de bastimentos al ejército, Velasco ordenó iniciar el ataque con la artillería.[4]​ Tres horas duró el combate, durante el cual la villa fue saqueada a tal punto que el 6 de mayo de 1521 los virreyes castellanos decidieron amnistiarla completamente. Los capitanes Juan de Figueroa y Juan de Luna quedaron prisioneros dentro de la iglesia en la que habían buscado asilo, y similar suerte corrió el palentino Antonio de San Román.[nota 3]​ El cronista Prudencio de Sandoval apunta que a raíz de este enfrentamiento se volvió popular un canto que decía:[nota 4]

Becerril de Campos, madre, no quiere ser del Condestable.[6]

Los ruidos de los disparos artilleros motivaron a Palencia a envíar 1000 hombres más en socorro de Becerril, que suponían sitiada, todos los cuales partieron a las cuatro de la tarde llevando el pendón de la ciudad. Dos horas después, marcharon con el mismo objetivo 150 peones de Dueñas y 500 de Palencia. [7]

Al pasar por Villaumbrales, el primer grupo recibió la noticia de la victoria del Condestable y suspendió la marcha, para luego devolver el pendón a la ciudad. Mientras tanto, en Becerril de Campos la represión comenzó a caer sobre los vencidos: varias ejecuciones se sucedieron al avance triunfal del condestable.[1]

Escaramuzas en Palacios de MenesesEditar

Después de este episodio, el 18 de abril el condestable entró sin dificultades en Palacios de Meneses y obligó a los vecinos a entregar sus armas y a aportillar la cerca. La guarnición comunera de 150 soldados abandonó la villa antes de su llegada, pero en la retirada se encontró con Juan de Acuña, al frente de cincuenta lanzas. De la escaramuza sesenta escopeteros resultaron muertos, y todo el resto sin excepción fue hecho prisionero.[8]​ Pocos días después el condestable se reunió en Peñaflor de Hornija con el grueso de las tropas, las mismas que el 23 de abril asestarían una derrota definitiva a los comuneros en el episodio conocido como batalla de Villalar.

Véase tambiénEditar

NotasEditar

  1. En realidad, no todos estos soldados estuvieron presentes en los enfrentamientos, la mayoría fueron enviados cuando ya habían terminado.
  2. Las cartas se dirigieron concretamente a las villas de Lantadilla, Población, San Cebrián, Torquemada, Villamedina, Olmillos, Vilumbrales, Grijosa, Husillos, Mazariegos, Becerril de Campos y lugar de Luzón. Los 300 ducados fueron pedidos para la paga de los soldados.
  3. Figueroa y Luna fueron trasladados al castillo de Burgos, mientras que San Román continuó en la cárcel del pueblo algún tiempo más.
  4. Es probable también que el canto citado por Sandoval no haya tenido origen en la resistencia de la villa en 1520, por el hecho de que, unos años antes, en 1517, el condestable se había sentido despechado por la resistencia de los vecinos a aceptarle como encomendero de la behetría de mar a mar.[5]

ReferenciasEditar

  1. a b Pérez, 1977, p. 313.
  2. Danvila, 1898, p. 645.
  3. Rodríguez Salcedo, 1953, p. 187.
  4. Rodríguez Salcedo, 1953, p. 188.
  5. Cebrá, 2001, p. 278.
  6. Citado en Rodríguez Salcedo, 1953, p. 189.
  7. Rodríguez Salcedo, 1953, p. 189.
  8. Rodríguez Salcedo, 1953, p. 190.

BibliografíaEditar

LibrosEditar

PublicacionesEditar