Abrir menú principal

Entamoeba gingivalis es una ameba de la cual solamente se conoce la etapa de trofozoito, se ignora si posee cualidades para enquistarse. Esta ameba se encuentra frecuentemente en la boca humana, desarrollándose en los tejidos de las encías, alrededor de los dientes (en ocasiones invade las amígdalas).[1]​ No es considerado un organismo patógeno ya que más bien vive como comensal alimentándose de las células en descamación del borde de las encías. Puesto que no utiliza la forma de quiste, la transmisión del parásito se efectúa por medio de la saliva de un individuo infectado en contacto estrecho con la de otro sano.

Symbol question.svg
 
Entamoeba gingivalis
Entamoeba gingivalis spanish.jpg
Entamoeba gingivalis
Taxonomía
Reino: Protista
Filo: Amoebozoa
Clase: Archamoebae
Orden: Mastigamoebida
Familia: Entamoebidae
Género: Entamoeba
Especie: Entamoeba gingivalis

Se encuentra en la boca en el interior de la bolsa gingival y en biopelículas cerca de la base de los dientes.[2]Entamoeba gingivalis se encontró en el 95% de las personas con enfermedad de las encías, y rara vez en personas con encías sanas.[3]​ La formación de quistes no está presente, por lo tanto, la transmisión es directa de una persona a otra por besarse, compartir utensilios para comer o de higiene dental.[4]

Entamoeba gingivalis tiene seudópodos que le permiten moverse rápidamente y fagocitar el núcleo de los leucocitos polinucleares por exonucleofagia en la enfermedad periodontal.[5]​ Su núcleo esferoide es de 2 a 4 µm de diámetro y contiene un pequeño endosoma central. Hay numerosas vacuolas alimentarias, que consiste principalmente de los núcleos de los leucocitos fagocitados, células sanguíneas y bacterias.

EstructuraEditar

Desde la parte superior de la imagen, ameba absorbiendo un núcleo de leucocito, probablemente por succión negativa. En medio del proceso, envuelve a su presa en su centro para digerirla mejor en una futura vacuola digestiva.
  • El trofozoito de la E. gingivalis mide de 20 a 150 µm.
  • Para su locomoción utiliza seudópodos largos, delgados y digitiformes.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Jian, B.; Kolansky, A.; Baloach, Z.; Gupta, P. (2008). (en inglés) «Entamoeba gingivalis pulmonary abscess - Diagnosed by fine needle aspiration». CytoJournal 5: 12. National Center for Biotechnology Information (NCBI). Consultado el 22 de enero de 2014.
  2. Kofoid, C. A., Hinshaw, H. C. & Johnstone, H. G. Animal parasites of the mouth and their relation to dental disease. (1929).
  3. Trim, R. D., Skinner, M. A., Farone, M. B., Dubois, J. D. & Newsome, A. L. Use of PCR to detect Entamoeba gingivalis in diseased gingival pockets and demonstrate its absence in healthy gingival sites. Parasitology research 109, 857-864, doi:10.1007/s00436-011-2312-9 (2011).
  4. Lyons, T., Sholten, T. & Palmer, J. C. Oral amoebiasis: a new approach for the general practitioner in the diagnosis and treatment of periodontal disease. Oral health 70, 39-41, 108, 110 (1980).
  5. Bonner M., Tanta bocas por curar... de los parasitos que las vampirizan. Vencer la periodontitis. Amyris Ediciones. 2013. EAN: 978-84-939001-9-9