Abrir menú principal

Ernesto Fígoli

Entrenador de fútbol uruguayo

Ernesto «Matucho» Fígoli (21 de agosto de 1888 – 26 de julio de 1951) fue un entrenador de fútbol uruguayo.[1][2]​ Como entrenador de la selección uruguaya, obtuvo dos campeonatos sudamericanos (1920 y 1926) y una medalla de oro olímpica en París 1924. Fue asistente técnico de la selección en el triunfo de Ámsterdam 1928 y masajista y quinesiólogo en los campeonatos mundiales de 1930 y 1950. En total participó de seis victorias celestes: cuatro títulos a nivel mundial y dos sudamericanos.[3]

Ernesto Fígoli
Urug1950.jpg
Información personal
Nacimiento 21 de agosto de 1888 Ver y modificar los datos en Wikidata
Montevideo (Uruguay) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 26 de julio de 1951 Ver y modificar los datos en Wikidata (62 años)
Montevideo (Uruguay) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Uruguaya Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Entrenador de fútbol Ver y modificar los datos en Wikidata
Seudónimo Matucho Ver y modificar los datos en Wikidata
Carrera deportiva
Deporte Fútbol Ver y modificar los datos en Wikidata

Simpatizante y socio muy activo del Club Atlético Peñarol, llegó a dirigirlo e incluso fue su masajista, quinesiólogo, peluquero, barbero y cocinero. Su importancia fue tal para el fútbol uruguayo que a su velatorio, en la sede de Peñarol, concurrieron los integrantes del plantel del Club Nacional de Football a rendirle guardia de honor.[1]

BiografíaEditar

Dirigió a la selección de fútbol de Uruguay entre los años 1920 y 1922, en 1924 y en 1926. Obtuvo el Campeonato Sudamericano 1920[4]​ y el Campeonato Sudamericano 1926, ambos en Chile, y la medalla de oro en fútbol de los Juegos Olímpicos de París 1924.[3]

Fígoli se refirió a la forma en que Uruguay afrontó el campeonato en París 1924:[5][6]«No sabían de nosotros porque nuestros roces internacionales eran muy reducidos, y habíamos competido sólo en Río de Janeiro, Viña del Mar, Buenos Aires y Montevideo. Nos veían pequeños porque cruzamos el Atlántico en camarotes de tercera clase. No sabían que en nuestro equipo era tan importante el entrenador como el doctor y el experto en condición física. Queríamos jugar a todo ritmo los 90 minutos de cada partido. Nos concentramos en el torneo. Por eso evitamos la tentación de vivir en París y escogimos la paz del pequeño Argenteuil».

Fue ayudante técnico y hasta cocinero de la selección uruguaya que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1928.[1]​ De oficio peluquero y barbero, también fue masajista y quinesiólogo de las selecciones uruguayas que obtuvieron la Copa Mundial de Fútbol de 1930 en Uruguay y la Copa Mundial de Fútbol de 1950 en Brasil y en los triunfos olímpicos de 1924 y 1928.[7][8]

Eduardo Gutiérrez Cortinas lo describió así:[1]«Petiso simpático, siempre de boina oscura; gordito pero ágil, no solamente hacía valer sus manos y sus masajes esenciales, para el sistema muscular y sanguíneo, sino que conquistaba por su bonhomía, sus consejos paternales, su amistad a toda prueba. Nadie sabía tanto de la intimidad de los jugadores como Matucho».

Estuvo muy vinculado al Club Atlético Peñarol durante cuatro décadas. Allí ejerció todos sus oficios e incluso fue su director técnico. Al fallecer fue velado en la sede de Peñarol y los jugadores del Club Nacional de Football lo homenajearon con una guardia de honor.[1]

ReferenciasEditar

  1. a b c d e Álvarez, Luciano; Haberkorn, Leonardo (2014). Historia de Peñarol. Penguin Random House Grupo Editorial Uruguay. 
  2. «61 años de Maracaná: Grito mundial». Futbol.com.uy. Consultado el 1 de octubre de 2018. 
  3. a b «Una estatua para Ernesto Fígoli». El Observador. 29 de septiembre de 2018. Consultado el 2 de octubre de 2018. 
  4. «Uruguay campeón... ¡y en Chile!». El País. 13 de abril de 2015. Consultado el 2 de octubre de 2018. 
  5. «Juegos Olímpicos de 1924: El día en que Uruguay le dio una lección de fútbol a toda Europa». Radio Bío-Bío. 4 de junio de 2017. Consultado el 2 de octubre de 2018. 
  6. Márquez C., Ramón (2012). Olímpicos: Historias asombrosas y divertidas anécdotas sobre medallistas olímpicos. Penguin Random House Grupo Editorial Uruguay. 
  7. Pacheco, Carlos (19 de julio de 2015). «Los de afuera son de palo». antesdequemeolvide.com.uy. Consultado el 1 de octubre de 2018. 
  8. Lissardy, Gerardo (19 de junio de 2014). «Maracanazo: lo que ocurrió en la noche más épica del fútbol uruguayo». BBC. Consultado el 1 de octubre de 2018. 

Enlaces externosEditar