Abrir menú principal

La escepticemia o escepticismo médico es un neologismo que proviene de la contracción de los términos escepticismo y septicemia acuñado en 1989 por Pert Skrabanek y James McCormick;[1][2]​ y que denota una corriente a favor de la aplicación en la sanidad del escepticismo científico, siendo especialmente riguroso ya que las decisiones en Medicina afectan directamente a la salud de la población y a la integridad de las personas. Se basa en el pensamiento crítico, y se opone a las afirmaciones que carezcan de evidencia empírica verificable y contrastada.[3]​ Su objetivo es ofrecer a los pacientes una atención clínica de calidad científicamente contrastada, y un trato humano y digno.[4][5]

Escepticemia: trastorno raro y generalmente de baja infectividad. La educación recibida en las facultades de medicina puede llegar a conferir inmunidad de por vida frente a la misma.

Pert Skrabanek y James McCormick

BasesEditar

La escepticemia propone que la Medicina y los médicos se sustenten en dos pilares fundamentales:

  • El método científico como única fuente fiable para adquirir nuevos cocimientos sanitarios, y para revaluar los admitidos hasta ahora.[6]
  • La ética médica que determina los principios morales que guían la conducta del médico.[7][8][9]

Información científica médicaEditar

A juicio de los seguidores de esta corriente práctica y pedagógica, la manipulación de la información científica, voluntaria o involuntariamente, crea falsas enfermedades o esperanzas terapéuticas en productos milagro.[10][11]​ Es indispensable inculcar a los profesionales de la salud el valor del escepticismo, para evitar el adoctrinamiento interesado y las creencias sin fundamento.[12]

Formación médicaEditar

Según esta corriente, se debe inculcar desde las facultades de medicina la escepticemia para evitar que la educación recibida se impregne de dogmatismo. Y durante el ejercicio profesional se siga el método científico sistemáticamente en la adquisición de conocimientos médicos.[13]

HerramientasEditar

Para poner en práctica esta metodología, el médico interesado debe prestar atención a un gran número de técnicas y habilidades profesionales, con las que ejercer su práctica asistencial con escepticismo:

Escépticos famososEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Skrabanek P, McCormick J. Sofismas y desatinos en la medicina. Barcelona: Doyma; 1992.
  2. Skrabanek P, James McCormick J. Follies and Fallacies in Medicine. Third Edition. Eastbourne (UK): Tarragon Press; 1998. p.68. ISBN 1-870781-09-0
  3. Van der Zee T. A guide to scientific skepticism. Teaching and Teacher Learning. 13/04/2016.
  4. O'Donnell M. A Sceptic's Medical Dictionary. John Wiley & Sons; 1997. ISBN 9780727912046
  5. MacInnis BJ. Scepticemia.Canadian Journal of Ophthalmology. Journal Canadien D'ophtalmologie. 1997-02; 32(1):1-3 ISSN 0008-4182
  6. Huston P. Cochrane Collaboration helping unravel tangled web woven by international research. CMAJ. 1996; 154(9):1389-92.
  7. Consejo General de Colegios Médicos. Código de ética y deontología médica. Madrid: OMC; 1999.
  8. Smith R, Hiatt H, Berwick D. Shared ethical principles for everybody in health care: a working draft from the Tavistock Group. BMJ. 1999;318(7178):248-51.
  9. Berwick D, Hiatt H, Janeway P, Smith R. An ethical code for everybody in health care. BMJ. 1997;315:1633-4.
  10. Escepticemia: Enfermedades infladas. Ciencia y Leyenda. 14/12/2006.
  11. Mansfield PR, Lexchin J, Wen LS, Grandori L, McCoy CP, Hoffman JR, Ramos J, Jureidini JN. Educating health professionals about drug and device promotion: advocates' recommendations. PLoS Med. 2006; 3(11):e451.
  12. Bustos A. Escepticemia: una condición deseable. Colombia Médica. 2005; 36(4):271-4.
  13. Blank WA, Meyer T, Schneider A, Linde K. Most like it but some don't - attitudes of vocational trainees in general practice towards evidence-based medicine. J Eval Clin Pract. 2010 Oct 4.

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar