Diferencia entre revisiones de «Niccolò Fontana Tartaglia»

→‎Aportes a las matemáticas: Precisando el marco de su contribución
m (Revertidos los cambios de 186.103.157.199 (disc.) a la última edición de PatruBOT)
Etiqueta: Reversión
(→‎Aportes a las matemáticas: Precisando el marco de su contribución)
Llegó a ser uno de los principales matemáticos del [[siglo XVI]]. Enseñó esta ciencia sucesivamente en [[Verona]], [[Vicenza]], Brescia y finalmente, en Venecia; donde dejó de existir en [[1557]] víctima de pobreza material, que le acompañó toda su vida.
 
== Contribuciones al álgebra clásica ==
== Aportes a las matemáticas ==
 
CreadorFue inventor de un método, cómo la formula para ecuaciones cuadráticas, para resolver [[ecuación de tercer grado|ecuaciones de tercer grado]], estando ya en Venecia, en [[1535]] su colega [[Antonio del Fiore|del Fiore]] discípulo de [[Scipione del Ferro]] de quien había recibido la fórmula para resolver las ecuaciones cúbicas, le propone un duelo matemático que Tartaglia acepta. A partir de este duelo y en su afán de ganarlo Tartaglia desarrolla la fórmula general para resolver las ecuaciones de tercer grado. Por lo que, consigue resolver las treinta cuestiones que le plantea su contrincante, sin que este logre resolver ninguna de las propuestas por Tartaglia.
 
El éxito de Tartaglia en el duelo llega a oídos de [[Gerolamo Cardano]] que le ruega que le comunique su fórmula, a lo que accede pero exigiéndole a Cardano jurar que no la publicará. Sin embargo, en vista de que Tartaglia no publica su fórmula, y que según parece llega a manos de Cardano un escrito inédito de otro matemático fechado con anterioridad al de Tartaglia y en el que independiente se llega al mismo resultado, será finalmente Cardano quien, considerándose libre del juramento, la publique en su obra ''[[Ars magna]]'' ([[1545]]). A pesar de que Cardano acreditó la autoría de Tartaglia, este quedó profundamente afectado, llegando a insultar públicamente a Cardano tanto personal como profesionalmente. Terminaron enemigos a muerte. Como consecuencia de lo anterior las fórmulas de Tartaglia serán conocidas como fórmulas de Cardano.