Diferencia entre revisiones de «Soledad»

10 bytes añadidos ,  hace 2 años
m
Cambios menores en torno a la ortografía y gramática del documento; más precisamente hablando, coloqué acentos a las palabras razón
Etiquetas: Edición desde móvil Edición vía web móvil Edición visual
m (Cambios menores en torno a la ortografía y gramática del documento; más precisamente hablando, coloqué acentos a las palabras razón)
La soledad durante períodos más largos puede afectar al individuo y suele ser percibida como desagradable, causando depresión, aislamiento y reclusión, dando como resultado de una incapacidad de establecer relaciones con los demás. Los síntomas de una soledad impuesta y prolongada incluyen ansiedad, alucinaciones, o incluso distorsiones de la percepción y el tiempo. Sin embargo, si bien para muchos suele ser causa de depresión, para alguna gente la soledad no es algo deprimente.<ref>Leslie Brokaw. (2012). '''The Power of Introverts, the Power of Quiet'''. Massachusetts Institute of Technology, EE. UU: ''Sloan Review''. Consultado el 2 de mayo de 2014, de http://sloanreview.mit.edu/article/the-power-of-introverts-the-power-of-quiet/.</ref><ref>Sherrie Bourg Carter. (2012). '''6 Reasons You Should Spend More Time Alone'''. New York, NY.: ''Psychology Today''. Información consultada el 12 de diciembre de 2013, de http://www.psychologytoday.com/blog/high-octane-women/201201/6-reasons-you-should-spend-more-time-alone.</ref>
 
Por ejemplo, los [[monje]]s la ven como una forma de [[iluminación espiritual]]. También hay filósofos que, además de recomendar llevar una vida tranquila y solitaria, ven la soledad como una forma de alcanzar la excelencia. Ejemplo de ello es [[Arthur Schopenhauer]], un filósofo alemán que fue admirado por [[Jorge Luis Borges]], sostenía que «la soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes.»<ref>Vea las palabras de Arthur Schopenhauer, en: Lorraine C. Ladish. (2003). '''Aprender a querer: en la confianza, la igualdad y el respeto'''. España, Unión Europea.: ''Ediciones Pirámide'', pág. 108.</ref> También hay psicólogos y psiquiatras que, recomiendan aprovechar y disfrutar de los ratos de soledad, debido a que «nos permite descubrirnos y darnos cuenta de quiénes somos y qué queremos.»<ref>Según un análisis realizado por el Dr. Rodrigo Córdoba, psiquiatra y presidente de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas. Vea lo dicho en: '''La soledad no es tan mala como la pintan'''. (2014). Bogotá, Colombia.: ''Diario El Tiempo''. Consultado el 9 de mayo de 2014, de http://m.eltiempo.com/vida-de-hoy/salud/la-soledad-no-es-tan-mala-como-la-pintan/9323584.</ref>
 
Un individuo puede buscar soledad física para eliminar distracciones y concentrarse o meditar más fácilmente.<ref>Boullosa, N. (2012). '''La soledad, clave para innovación y productividad (estudio)'''.Barcelona, España: ''Faircompanies''. Consultado el 8 de mayo de 2014, de http://faircompanies.com/blogs/view/la-soledad-activa-la-productividad-e-innovacion-estudios/.</ref> Aun así, no es el fin en sí mismo, y una vez se alcanza suficiente capacidad para ignorar las distracciones, la gente se vuelve menos sensible a ellas y puede mantener la concentración. Hay gente altamente entrenada (como los monjes [[budista]]s) que pueden alcanzar niveles de concentración superiores a pesar de las circunstancias externas. Dicha gente no desea interacción con el mundo físico: su atención es únicamente su propio mundo.
 
=== De la soledad transitoria a la soledad crónica ===
Otra tipología importante de la soledad es aquella centrada en la perspectiva de tiempo.<ref>{{cite book|last1=de Jong-Gierveld|first1=J.|last2=Raadschelders|first2=J.|year=1982|chapter=Types of loneliness|editor1-first=Letitia Anne|editor1-last=Peplau|editor2-first=Daniel|editor2-last=Perlman|title=Loneliness: A sourcebook of current theory, research and therapy|pages=105–19|location=New York|publisher=John Wiley and Sons|isbn=978-0-471-08028-2}}</ref> En este sentido, la soledad puede verse como transitoria (como parte de un estado de animoánimo esperable) o crónica (como un rasgo de la personalidad).
 
La soledad transitoria (como estado de ánimo) es de naturaleza temporal, causada por algo en el ambiente y que se alivia fácilmente. La soledad crónica (como rasgo) es más permanente, causada por la persona y no se alivia con facilidad.<ref>Duck, S. (1992). Human relations (2nd ed.). London: Sage Publications.</ref> Por ejemplo, cuando una persona está enferma y no puede socializar con amigos, sería un caso de soledad transitoria. Una vez que la persona mejorara, sería fácil para ellos aliviar su soledad. En cambio, aquella persona que se siente sola sin importar si está en una reunión familiar, con amigos o sola; sin importar lo que ocurra en el entorno, la experiencia de la soledad siempre está ahí.
=== Salud mental ===
[[Archivo:Thoma_Loneliness.jpg|vínculo=https://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Thoma_Loneliness.jpg|miniaturadeimagen|''Soledad'', por [[Hans Thoma]] ([[Museo Nacional de Varsovia]])]]
Hay efectos psicológicos positivos y negativos de la soledad. La mayor parte del tiempo, estos efectos y la longevidad están determinados por la cantidad de tiempo que una persona pasa [[Aislamiento social|aislada]].<ref name="first">{{cite web|url=http://www.uplink.com.au/lawlibrary/Documents/Docs/Doc82.html|author=Bartol, C.R., & Bartol, A.M.|year=1994|title=Psychology and Law: Research and Application (2nd ed.)|publisher=Pacific Grove|location=CA: Brooks/Cole.|deadurl=yes|archiveurl=https://web.archive.org/web/20111130075821/http://www.uplink.com.au/lawlibrary/Documents/Docs/Doc82.html|archivedate=30 de noviembre de 2011}}</ref> Los efectos positivos pueden variar desde más libertad hasta mayor [[espiritualidad]]<ref name="second">Long, Christopher R. and Averill, James R. “Solitude: An Exploration of the Benefits of Being Alone.” Journal for the Theory of Social Behaviour 33:1 (2003): Web. 30 September 2011.</ref>, mientras que los efectos negativos son privativos socialmente y pueden llegar a desencadenar la aparición de una [[enfermedad mental]].<ref name="third">Kupers, Terry A. “What To Do With the Survivors? Coping With the Long-Term Effects of Isolated Confinement”. Criminal Justice and Behavior 35.8 (2008): Web. 30 September 2011.</ref> Mientras que la soledad positiva es a menudo deseada, la soledad negativa es a menudo involuntaria o no deseada en el momento en que ocurre.<ref name="fourth">{{cite web|last1=Long|first1=Christopher R.|first2=Mary|last2=Seburn|first3=James R.|last3=Averill|first4=Thomas A.|last4=More|title=Solitude Experiences: Varieties, Settings, and Individual Differences|url=http://psp.sagepub.com/|publisher=Sage Publications|date=5 de septiembre de 2002|accessdate=28 de noviembre de 2011|deadurl=yes|archiveurl=https://web.archive.org/web/20111204075502/http://psp.sagepub.com/|archivedate=4 de diciembre de 2011|df=}}</ref>
 
==== Efectos positivos ====
Si bien es más probable que los adolescentes se sientan solos o infelices cuando no están cerca de otros, también es más probable que tengan una experiencia más agradable con los demás si primero han tenido tiempo solos. Sin embargo, los adolescentes que con frecuencia pasan el tiempo solos no tienen un ajuste global tan bueno como los que equilibran su tiempo de soledad con su tiempo social.<ref name=":0" />
 
La soledad se ha relacionado históricamente con la depresión y, por lo tanto, es un factor significativo de riesgo para el suicidio.<ref name="PsychTo">''[https://www.psychologytoday.com/ca/articles/200307/the-dangers-loneliness The Dangers of Loneliness]'' - Marano, Hara Estroff; ''[[Psychology Today]]'' Thursday 21 August 2003</ref> [[Émile Durkheim]] ha descrito la soledad como la incapacidad o falta de voluntad de vivir para otros, es decir, para amistades o ideas altruistas; razonrazón por la cual llamó a esto "suicidio egoísta".<ref>{{cite web|first=Polina|last=Shelkova|year=2010|title=Loneliness|url=http://www.vzmakh.ru/refero/english/2009-2010/loneless.doc}}</ref> En los adultos, la soledad es un factor importante en la depresión y el alcoholismo.<ref>{{cite web|last=Marano|first=Hara|title=The Dangers of Loneliness|url=http://www.psychologytoday.com/articles/200308/the-dangers-loneliness|accessdate=10 de diciembre de 2012}}</ref> Las personas que están aisladas socialmente pueden reportar una mala calidad del sueño y, por lo tanto, tienen procesos restaurativos disminuidos.<ref>{{cite journal|doi=10.1016/S0889-1591(02)00073-9|title=Loneliness and pathways to disease|year=2003|last1=Hawkley|first1=Louise C|last2=Cacioppo|first2=John T|journal=Brain, Behavior, and Immunity|volume=17|issue=1|pages=98–105|pmid=12615193}}</ref> La soledad también se ha relacionado con un tipo de carácter [[Trastorno esquizoide de la personalidad|esquizoide]] en el que uno puede ver el mundo de manera diferente y experimentar la alienación social, que se describe como ''el yo en el exilio''.<ref name="Klein">{{cite book|title=Disorders of the Self: Secret Pure Schizoid Cluster Disorder|year=1995|pages=25–7|last1=Masterson|first1=James F.|last2=Klein|first2=Ralph|quote=Klein was Clinical Director of the Masterson Institute and Assistant Professor of Psychiatry at the Columbia University College of Physicians and Surgeons, New York|authorlink1=James F. Masterson}}</ref>
 
En los niños, la falta de conexiones sociales está directamente vinculada a varias formas de comportamiento [[Trastorno antisocial de la personalidad|antisocial]] y autodestructivo, especialmente el comportamiento hostil y delincuente. Tanto en niños como en adultos, la soledad a menudo influye negativamente en el aprendizaje y la memoria. Su interrupción de los patrones de sueño puede tener un impacto significativo en la capacidad de funcionar en la vida cotidiana.<ref name="PsychTo" />