Abrir menú principal

Cambios

367 bytes añadidos, hace 2 meses
Rescatando 2 referencia(s) y marcando 0 enlace(s) como roto(s) #IABot (v2.0beta14)
 
== Entierro civil ==
Existen ritos funerarios sin creencias religiosas. En línea con la corriente ideológica del [[laicismo]],<ref>[http://www.eldiario.es/sociedad/sociedad-laica-religion_0_139286596.html España: gente más laica, instituciones igual de religiosas]</ref> las exequias laicas (o civiles) proliferan como alternativa al entierro religioso. Ayuntamientos como el de [[Vitoria]] ya lo ofrecen como uno más de sus servicios.<ref>[http://www.vitoria-gasteiz.org/we001/was/we001Action.do?idioma=es&aplicacion=wb021&tabla=contenido&uid=u_2f132524_128d8008614__7fe2 Espacios municipales disponibles para albergar ceremonias civiles]</ref><ref>[{{Cita web |url=http://www.iocf.org.uk/for-funeral-professionals-about-civil-funerals.html |título=About civil funerals] |fechaacceso=21 de febrero de 2018 |urlarchivo=https://web.archive.org/web/20180302054221/http://www.iocf.org.uk/for-funeral-professionals-about-civil-funerals.html |fechaarchivo=2 de marzo de 2018 }}</ref> Un modelo de entierro civil incluye unas palabras de bienvenida a los asistentes, una reflexión sobre la vida y la muerte, unas palabras sobre el difunto, la lectura de un poema y una despedida.<ref>[http://funeralcivilmalaga.es Video explicativo]</ref>
 
== El entierro de un personaje ==
{{AP|Benito Pérez Galdós}}
A pesar de que [[José Ortega y Gasset]] denunció públicamente el olvido oficial,<ref>Si bien no lo firmó, como tampoco firmó decenas de sueltos en ''[[El Sol (España)|El Sol]]'' en el que colaboró desde el año de su fundación, 1917.</ref> institucional y político, de [[Benito Pérez Galdós]], en una encendida [[obituario|necrológica]] publicada en el diario ''[[El Sol (España)|El Sol]]'' el 5 de enero de 1920,<ref>[[s:La muerte de Galdós|José Ortega y Gasset: "La muerte de Galdós" (1920). Texto completo en Wikisource]] ''Obras Completas'' III, 2005, 301-302.</ref> Por su parte, [[Unamuno]] en idéntica fecha escribía que, leyendo su obra, «nos daremos cuenta del bochorno que pesa sobre la España en que él ha muerto».<ref>Unamuno, ''Libros y autores españoles contemporáneos'', Austral, 1972, pp. 175-77</ref> lo cierto es que, según la prensa del momento,<ref>López Quintáns, Javier[http://publica.webs.ull.es/upload/REV%20FILOLOGIA/30-2012/12%20(Javier%20L%C3%B3pez%20Quint%C3%A1ns).pdf "Notas sobre la muerte de Galdós en la prensa de la época y varios textos olvidados".] {{Wayback|url=http://publica.webs.ull.es/upload/REV%20FILOLOGIA/30-2012/12%20(Javier%20L%C3%B3pez%20Quint%C3%A1ns).pdf |date=20160311033450 }}</ref> uno de los primeros en presentarse en la casa mortuoria fue, efectivamente, [[Natalio Rivas]], ministro de Instrucción Pública, además de políticos como [[Alejandro Lerroux]] (siempre atento a la simbología de lo público) o la condesa y amiga íntima del finado [[Emilia Pardo Bazán]]. Poco después llegó el torero ''[[Rafael González Madrid|Machaquito]]'' y una interminable procesión de amigos, conocidos y personalidades varias. El desfile aumentaría en forma progresiva cuando desde las once de la noche del mismo día de su muerte quedó instalada la capilla ardiente en el Patio de Cristales del Ayuntamiento de Madrid. Allí acudieron el jefe del Gobierno y cinco de sus miembros junto con «cientos de miles de ciudadanos».{{sfn|Ortiz-Armengol|2000|p= 512}} También ese mismo día 4, el [[Natalio Rivas Santiago|ministro Rivas]] puso a la firma del [[Alfonso XIII de España|rey]] un Decreto «estableciendo honores y distinciones», entre las que se incluían que el entierro fuese costeado por el Estado y la asistencia de las Reales Academias, Universidades, Ateneo y Centros de Enseñanza y Cultura, además de otros funcionarios ministeriales. El Senado, por su parte, celebró una sesión para acordar el pésame de la institución y su asistencia oficial al sepelio. Se publicó una esquela mortuoria dándoles el pésame a los familiares (la hija de Galdós y su marido, su hermana Manuela, ausente en [[Las Palmas de Gran Canaria]], el [[albacea]] Alcaín...).
 
En señal de duelo, esa noche del 4 de enero se cerraron todos los teatros de Madrid con el cartel de ''No hay función''.{{sfn|Ortiz-Armengol|2000|p= 512}} En la prensa madrileña y nacional, algunos diarios como el conservador ''[[La Época (Madrid)|La Época]]'' publicaron números extraordinarios glosando la imagen del escritor canario fallecido.{{sfn|Ortiz-Armengol|2000|pp= 511-513}}
866 859

ediciones