Abrir menú principal

Cambios

m
Revertidos los cambios de 52.129.58.85 (disc.) a la última edición de 192.119.166.29
 
==== Poderes jurídicos ====
El presidente de los Estados Unidods también tiene la facultad de proponer jueces federales, incluidos miembros de la [[Corte Suprema de los Estados Unidos]] y de las [[Cortes de Apelaciones de Estados Unidos|Cortes de Apelaciones]]. Sin embargo, estos nombramientos requieren la confirmación del Senado y esto puede suponer un escollo importante ante la posibilidad de que un presidente quisiera formar una judicatura federal con una postura ideológica particular. El presidente puede designar jueces para los tribunales de distrito de los Estados Unidos, pero a menudo deferirá a la cortesía senatorial estos nombramientos.<ref>La cortesía senatorial es una costumbre política no escrita en los Estados Unidos, por la cual el presidente consulta al Senador estadounidense senior de su partido político de un determinado [[Estado de los Estados Unidos|estado]] antes de proponer a una persona para una vacante federal en ese estado. Salvo raras excepciones, la cortesía senatorial no se utiliza por el presidente cuando éste y el senador del estado son de partidos políticos diferentes.</ref> También puede conceder perdones e [[indulto]]s, como se hace a menudo justo antes del final de un mandato presidencial.
 
El llamado «privilegio ejecutivo» otorga al presidente la capacidad de retener información al público, al Congreso y a los tribunales cuando el asunto atañe a la seguridad nacional. [[George Washington]] fue el primero en reclamar el privilegio cuando la [[Cámara de Representantes de los Estados Unidos|Cámara de Representantes]] solicitó ciertos documentos sobre la negociación del [[Tratado Jay]] con el [[Reino de Gran Bretaña]].<ref>{{Cita web |url=http://writ.news.findlaw.com/dorf/20020206.html |título=A Brief History Of Executive Privilege, From George Washington Through Dick Cheney |editorial= FindLaw |fecha=6 de febrero de 2002 |autor= Michael C. Dorf |fechaacceso=14 de agosto de 2009 |idioma=inglés}}</ref> Aunque el privilegio no figura en la Constitución ni en ninguna otra ley, la acción de Washington creó el precedente para el privilegio. Cuando [[Richard Nixon]] trató de usarlo como razón para no aportar unas pruebas ante una citación del Congreso durante el [[escándalo Watergate]], la Corte Suprema sentenció en el caso ''Estados Unidos contra Nixon'', {{ussc|418|683|1974}}, que el privilegio ejecutivo no era de aplicación en casos donde un presidente intentaba evitar un procesamiento criminal. Cuando el presidente [[Bill Clinton]] intentó usar el privilegio ejecutivo en cuanto al [[escándalo Lewinsky]], la Corte Suprema sentenció en el caso ''Clinton contra Jones'', {{ussc|520|681|1997}}, que el privilegio tampoco podía invocarse en los casos de pleitos civiles. Estos casos establecieron el precedente legal de que el privilegio ejecutivo es válido, pero el grado exacto del privilegio todavía está pendiente de una definición clara.
606 574

ediciones