Diferencia entre revisiones de «Sitio de Constantinopla (1204)»

m
Revertidos los cambios de 188.76.50.80 (disc.) a la última edición de Aosbot
Etiqueta: posible pruebas
m (Revertidos los cambios de 188.76.50.80 (disc.) a la última edición de Aosbot)
Etiqueta: Reversión
== Preludio ==
 
Desde la coronación de Alejo IV como emperador de [[Imperio bizantino|Bizancio]] no había parado de crecer la tensión entre cruzados y bizantinos. A esto contribuyó el que los súbditos bizantinos oconsideraran al monarca y a su padre como marionetas de los cruzados. No ayudó tampoco el intento por parte de Alejo IV y de [[Isaac II Ángelo|Isaac II]] de forzar el cisma entre la [[Iglesia ortodoxa]] y la [[Iglesia católica|romana]]. Por parte cruzada estaba el pago no efectuado de las cantidades acordadas con el emperador para que le colocasen en el trono.
 
 
El 1 de enero de 1204 se produjo un primer ataque de los bizantinos contra la flota cruzada, mediante barcos incendiados sin tripulación, que pudo ser repelido.<ref name="National Geographic_1">National Geographic. Marcos E., Nº 52, pág. 14</ref>
Días después, tras una operación de represalia por parte de las tropas cruzadas, el noble griego [[Alejo V Ducas|Alejo Ducas]], apodado Murzuflo (El cejijunto), derrocó a Isaac II y a Alejo IV y se proclamó emperador con el nombre de Alejo V. Poco después ambos morían en prisión.<ref name="National Geographic_1">National Geographic. Marcos E., Nº 52, pág. 14</ref>
Los cruzados perdieron toda esperanza de cobrar lo prometido y planearon una segunda conquista de la ciudad a principios de 1204.
 
== Primer asalto ==
[[Archivo:Tintoretto.2tomaconstantinopla.jpg|thumb|left|400 × 350px|''El asalto a Constantinopla'', obra de [[Tintoretto]] (1580).]]
 
El ataque general tuvo lugar el 9 de abril. Los barcos de poco calado vararon en la playa mientras los hombres tenían que vadear cargados con escalas y demás equipo. También se envió un mercante con puentes colgantes contra cada torre, pero la ausencia de viento hizo que solo cinco mercantes llegaran a las torres y ninguno pudo fijar su puente levadizo.<ref>Técnicas Bélicas del Mundo Medieval. Bennet, pág. 232</ref>
El asalto terrestre no fue mejor y los bizantinos lograron repeler el asalto con lluvias de piedras y aceite hirviendo, lo que desmoralizó a los occidentales, además de causarles muchas bajas.<ref name="National Geographic_2">National Geographic. Marcos E., Nº 52, pág. 16</ref>
 
1 397 148

ediciones