Diferencia entre revisiones de «Jota aragonesa»

No hay cambio en el tamaño ,  hace 4 meses
sin resumen de edición
A pesar de todo, la mayoría de los estudios actuales muestran que hay muchas jotas en modo menor e incluso existe la llamada «jota mora», y que su [[compás ternario]] de [[6/8]] es habitual en la [[Música folclórica de España|música popular española]], siempre influida por la música [[andalusí]]. Martínez Torner, en este sentido, insiste en que la jota está íntimamente emparentada con el [[fandango (Colombia)|fandango]]. Según [[Julio Caro Baroja]] «su área en el estado anterior a su expansión por vías no estrictamente populares es la misma que tiene la agricultura de tipo hortícola», y estas zonas coinciden con las variedades de jota aragonesa (sobre todo en los valles del Ebro, Jalón y Jiloca), valenciana y murciana. Se trata de la geografía de los [[morisco]]s, lo que avala una posible influencia de su música en la jota.
 
[[Antonio Beltrán Martínez]], uno de los más afinados estudiosos de la jota, asegura que su nacimiento tuvo que producirse no antes del siglo XVIII y su difusión por toda la [[Penínsulapenínsula Ibéricaibérica|Península]] dataría del XIX. La jota aragonesa sería el resultado de una estilización de estos ritmos ternarios y bailables, que se ralentizaron y adornaron para lucir en el canto, sobre cuyos grandes intérpretes y variedad de estilos descansa la importancia del género en Aragón. Asume que hay fuertes lazos con la música hispanoárabe, si bien sus orígenes no pueden ser dilucidados en todo su alcance con los datos e investigaciones que se poseen en la actualidad. En la época de los [[Sitios de Zaragoza]] la jota emerge con pujanza, y es en este momento cuando se puede hablar de la existencia de la jota aragonesa con toda seguridad. En conclusión, y según el mismo autor, la jota aragonesa surgió a la vez en toda España en el XVIII, al igual que ocurrió con el fandango en el siglo XVII.
 
En 1828, en la narración de una conmemoración en Zaragoza en honor de [[Fernando VII de España|Fernando VII]], se halla documentada la costumbre de los mozos de rondar a medianoche cantando y tocando jotas (se cita expresamente «la aragonesa») con [[guitarra]]s, [[requinto (aerófono)|requinto]]s, [[bandurria]]s, [[viola]]s, [[violín|violines]], [[fagot]]s y [[flauta]]s a las casas de las jóvenes, lo que está en la tradición de las «rondallas de Zaragoza», de las «jotas de ronda» o «rondaderas» y de los cantos a dúo «a dos y a tres voces».
80 601

ediciones