Diferencia entre revisiones de «Evacuación médica»

861 bytes eliminados ,  hace 2 meses
Etiqueta: Revertido
Ambos bandos durante la Guerra Civil tenían en común muchas técnicas y métodos de asistencia al herido aunque la [[Sanidad militar|Sanidad Militar]] se caracterizó al principio en uno y en otro por la improvisación y la falta de organización (exceso en número de hospitales y falta de reparto equitativo entre dichos hospitales de personal, recursos y medios). Sin embargo es destacable que en la sanidad de la España Republicana los servicios de vanguardia se caracterizan por estar bien organizados y coordinados para la rápida evacuación de heridos. Además, otro puesto de socorro cerca de la línea del frente que podemos destacar ,es el Puesto de Socorro de Brigada, donde atendían por orden de urgencia y gravedad a los soldados heridos.
 
Una de las batallas más importantes de la Guerra Civil, la '''batalla de Teruel''', tuvo lugar desde finales de 1937 hasta febrero de 1938, y los soldados se tuvieron que enfrentar a condiciones meteorológicas muy extremas y adversas. Por ello, de los numerosos heridos que hubo, muchos de ellos fueron por consecuencias de estos fenómenos climatológicos tan adversos. Por este amplio número de necesidad de asistencia, los sistemas sanitarios estuvieron saturados desde diciembre de 1937.
 
Las consecuencias en los tejidos de la piel y el cuerpo por tiempo de exposición de larga duración a temperaturas extremadamente frías con temperaturas de hasta 6 y 20 grados bajo cero y en zonas de 1200 metros de altura. El soldado debía permanecer inmóvil y en silencio durante horas seguidas bajo estas condiciones gélidas prolongadas.
 
A pesar de ello, se estima que en el bando de los nacionales durante la Batalla de Teruel, hubo cifras de heridos que superaron los 54000, de las cuales 18000 fueron por congelación. En el bando republicano la lista de bajas fue de en torno a 60000 hombres, y unos 20000 por el frío. En noviembre de 1937, llegaron las evacuaciones a víctimas de congelaciones por el frío en los cuales las lesiones mayoritariamente procedían de las extremidades, especialmente por congelación de pies y manos.
Grado 3 : pacientes con necrosis, los casos más graves.
 
Los '''tratamientos''' según el tipo de lesión se clasificaban en: farmacológicos ,físicos y quirúrgicos (la amputación del miembro afectado).
 
A pesar de todos estos tratamientos en hospitales, en torno al 20% de los pacientes heridos en la batalla de Teruel sufrieron pérdida de falanges y las amputaciones completas fueron de un 2.4% de los pacientes pero la mortalidad fue relativamente baja.
 
Hasta el fin de la Guerra Civil, el transporte aéreo de enfermos se limitaba a la evacuación de heridos desde campos rudimentarios en la retaguardia del frente hasta hospitales. Casi nunca se recogían heridos en este tipo de transporte en el mismo lugar del conflicto por la dificultad en el aterrizaje.
 
Durante la Guerra Civil gracias a la caridad de los pueblos sueco y noruego fue posible la instalación en Alcoy (Comunidad Valenciana) de un hospital de sangre (hospital temporal situado cerca de donde tiene lugar el conflicto bélico y donde se trataba a heridos de ambos bandos), además de disponer de personal sanitario y material para poder curar.
 
El Doctor Bastos junto con el Doctor D. Josep Trueta i Raspall fueron los creadores del Método Español que servía para el tratamiento de heridas de guerra, gracias al cual se evitó muchas amputaciones y muertes por infección de heridas. Este método consiste en desinfectar limpiando la herida y quitar el tejido afectado cubriendo dicha herida con un apósito de escayola. Hoy en día sigue siendo un método usado en el tratamiento de heridas abiertas.