Estado unitario

estado gobernado por un único centro de poder

Un Estado unitario es una forma de Estado donde el poder existe en un solo centro de autoridad que extiende su accionar a lo largo de todo el territorio del respectivo Estado.[1]​ Este, mediante sus agentes y autoridades locales, delegadas de ese mismo poder central, o electas por sufragio de los habitantes locales o regionales.

Estados unitarios.

En su mayoría, puede contar con:

  • un solo aparato legislador (salvo ciertas excepciones), que legisla para todo el país;
  • un solo poder judicial, que aplica el derecho vigente a todo el territorio del Estado y en cuyo seno se establece una Corte Suprema de Justicia, la cual tiene jurisdicción a nivel nacional;
  • un solo poder ejecutivo, que está conformado por todos los gobernantes (presidente, gobernadores, alcaldes, etc.); y
  • una sola constitución política, que rige en todo el territorio y a la cual se hallan sometidas todas las autoridades y habitantes del Estado.

En otras palabras, en el Estado unitario se da la cuádruple unidad:

  • unidad de ordenamiento jurídico (derecho,
  • unidad de autoridades gubernativas,
  • unidad de gobernados o destinatarios del ordenamiento jurídico y de las decisiones políticas y
  • unidad de territorio.[2]

Un Estado unitario es lo opuesto a un Estado federal o confederal.

Tipos de Estado unitarioEditar

ConcentradoEditar

DesconcentradoEditar

CentralizadoEditar

DescentralizadoEditar

Listado de Estados unitariosEditar

Repúblicas unitariasEditar

Monarquías unitariasEditar

Países o territorios unitarios dependientesEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Estado unitario». Archivado desde el original el 7 de abril de 2017. Consultado el 21 de marzo de 2017. 
  2. «Copia archivada». Archivado desde el original el 4 de octubre de 2015. Consultado el 22 de octubre de 2014. 

Kelsen, H. (1924). Teoría General del Estado

Enlaces externosEditar