Eugenia (mártir)

santa mártir cristiana

Santa Eugenia fue una mártir cristiana del siglo III, venerada por la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa, cuya festividad se celebra el 25 de diciembre y 24 de diciembre, respectivamente. Su hagiografía se incluye en la Leyenda dorada. Su culto es muy antiguo, y se hizo muy popular por relatos de fabulosos milagros difundidos en varias lenguas.[2]

Santa Eugenia
Saint Eugenia.jpg
Información personal
Nombre en griego Ευγενια Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 180 Ver y modificar los datos en Wikidata
Roma
Fallecimiento 258
Roma o Alejandría
Causa de muerte Decapitación Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Información religiosa
Canonización Santo Ver y modificar los datos en Wikidata
Festividad 25 de diciembre (católica)[1]
24 de diciembre (ortodoxa) 27 de diciembre (liturgia medieval hispánica)
Venerada en Iglesia católica e
Iglesia ortodoxa

HagiografíaEditar

 
Capitel del interior de la basílica de Vézelay que muestra el momento del juicio en que el monje Eugenio enseña sus pechos para demostrar que en realidad es una mujer y que por lo tanto la acusación de violación es falsa. A su izquierda el juez y a su derecha la mujer que le acusaba.[3]
 
Martirio de Eugenia, representada como monje. Miniatura del Menologion de Basilio II.

Eugenia era hija de un noble romano, Filippo, que fue nombrado prefecto de Egipto por el emperador Galieno, por lo que se trasladó a Alejandría con su familia, su mujer Claudia, Eugenia y sus hermanos Sergio y Avito. Allí Eugenia se convirtió al cristianismo con sus esclavos Proto y Jacinto. Como había consagrado secretamente su virginidad a Dios, huyó de casa vestida de hombre para evitar su matrimonio concertado con el joven Aquilino, el hijo del cónsul, y bajo falsa identidad ingresó en un monasterio masculino.

Siguió fingiendo ser hombre y con el tiempo llegó a ser abad y su fama se extendió dentro y fuera del convento. Entonces una noble romana llamada Melanzia intentó seducirla, pero al ser rechazada por despecho lo acusó de intentar abusar de ella. En el juicio, presidido por su propio padre, para demostrar su inocencia tuvo que revelar su verdadera identidad. Tras encontrar a su hija perdida su padre se habría convertido también al cristianismo.

Fue mandada decapitar por el prefecto de Alejandría Nicezio un 25 de diciembre.[4]​ y fue sepultada en la vía Latina.[5]

ReferenciasEditar

  1. Martirologio Romano, 1964.
  2. BHL, II, p. 1051, nn. 6975-6977.
  3. Clovis Maillet, Chloé (2020). «Eugène-Eugénie. Être transgenre au Moyen Age». L'Histoire (en francés) (476): 64-67. 
  4. Bibliotheca Sanctorum, vol. V, coll. 181-183, voce a cura di Gian Domenico Gordini.
  5. G.B. De Rossi, RSC, I, pp. 180-181.

BibliografíaEditar