Fe (cristianismo)

creer en las promesas de Dios
(Redirigido desde «Fe cristiana»)

Dentro del cristianismo, la fe se plantea a menudo en términos de creer en las promesas de Dios, confiar en su fidelidad y confiar en el carácter y la fidelidad de Dios para actuar. Algunas denominaciones creen en la Nueva Alianza y en la doctrina de la salvación por sólo fe (sola fide). Según la mayoría de las tradiciones cristianas y denominaciones, la fe cristiana requiere creer en la resurrección de Jesús, y en la agonía en el Huerto que Jesús afirma que es el plan[1]​ de Dios Padre.[2][3]

Desde la Reforma protestante del siglo XVI, el significado del término "fe" ha sido objeto de importantes desacuerdos teológicos en la Cristiandad occidental. Las diferencias se han superado en gran medida en la Declaración conjunta sobre la doctrina de la justificación (1999).La comprensión precisa del término "fe" difiere entre las varias tradiciones cristianas. A pesar de estas diferencias, los cristianos suelen estar de acuerdo en que la fe en Jesús es el núcleo de la tradición cristiana y que dicha fe es necesaria para ser cristiano.

Algunas de las definiciones de fe en la historia de la teología cristiana han seguido la formulación bíblica de Hebreos 11:1: "Ahora bien, la fe es la sustancia de las cosas que se esperan, la evidencia de las cosas que no se ven".[4]​.

Según Berkhof,[5]​ "La fe" es un paso más allá de la religión, ya que es el establecimiento de la relación de Dios con su pueblo. La fe cristiana se basa en la fe del Antiguo Testamento porque las promesas del Antiguo Testamento se aceptan como cumplidas en el ministerio, sufrimiento, muerte y resurrección de Jesucristo.[6]

Nuevo Testamento editar

La palabra "fe", traducida del griego πιστις (pi'stis), se usaba principalmente en el Nuevo Testamento con el tiempo perfecto griego y se traduce como un híbrido sustantivo-verbo; lo que no se transmite adecuadamente con el sustantivo español. La forma verbal de pi'stis es pisteuo, que a menudo se traduce en las versiones inglesas del Nuevo Testamento como creer. La forma adjetival, pistos, casi siempre se traduce como 'fiel'. Los escritores del Nuevo Testamento, siguiendo a los traductores de la Septuaginta (Antiguo Testamento griego) tradujeron palabras de las escrituras hebreas que se referían a la "fidelidad" utilizando palabras del grupo pi'stis. Las palabras del grupo pi'stis se traducen más adecuadamente al español por una serie de palabras, dependiendo del contexto en el que aparecen. Tanto en el Nuevo Testamento como en otros textos griegos, pi'stis describe conexiones de firmeza que pueden formarse entre una amplia variedad de entidades: personas, tradiciones, prácticas, grupos, propósitos, hechos o proposiciones. La traducción adecuada al español suele resultar evidente a partir de la relación entre las dos entidades conectadas por pi'stis. Así, las palabras del grupo pi'stis del Nuevo Testamento pueden interpretarse como relacionadas con las ideas de fidelidad, lealtad, compromiso, confianza, creencia y prueba. La interpretación y traducción más apropiadas de las palabras del grupo pi'stis en el Nuevo Testamento es objeto de controversia reciente, en particular sobre el significado de pi'stis cuando se dirige a Jesús.[7]

Versículos específicos editar

Ahora bien, la fe (pi'stis) es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.
Hebreos 11:1[8]

Este pasaje sobre la función de la fe en relación con el pacto de Dios se utiliza a menudo como definición de la fe. Υποστασις (hy-po'sta-sis), traducido aquí "garantía", aparece comúnmente en antiguos papiros documentos comerciales, transmitiendo la idea de que un pacto es un intercambio de seguridades que garantiza la futura transferencia de posesiones descrita en el contrato. En vista de ello, James Hope Moulton y George Milligan sugieren la siguiente redacción: "La fe es el título de propiedad de las cosas que se esperan".[9]​.

En las últimas décadas, los eruditos han investigado qué significaba pi'stis en el contexto social de los escritores del Nuevo Testamento. Varios eruditos que han estudiado el uso de pi'stis tanto en los primeros manuscritos griegos como en el Nuevo Testamento han llegado a la conclusión de que fidelidad es la traducción al español más satisfactoria en muchos casos.[10][11]​ Esta investigación reciente ha llevado a algunos a argumentar que la fe y la creencia en Jesús en el Nuevo Testamento deben entenderse en términos de fidelidad, lealtad y compromiso con él y sus enseñanzas, más que en términos de creencia, confianza y dependencia.[12]

Iglesia católica editar

 
Relieve de alegoría de la Fe en la Columna de la Santísima Trinidad de Olomouc

La Iglesia católica considera que la fe es doble. Objetivamente, la fe es creer en el conjunto de verdades reveladas por Dios en la Escritura y en la tradición y que la Iglesia católica presenta de forma sucinta en sus credos. Subjetivamente, la fe representa el hábito o virtud por el que se asienten estas verdades.[13]

La fe como virtud teologal editar

Según Tomás de Aquino, la fe es "el acto del intelecto de asentir a una verdad divina debido al movimiento de la voluntad, que a su vez es movida por la gracia de Dios" [14]​. Y así como la luz de la fe es un don sobrenatural concedido al entendimiento, así también esta gracia divina que mueve la voluntad es, como su nombre indica, un don igualmente sobrenatural y absolutamente gratuito.[15]

La fe no es ciega editar

Creemos", dice el Concilio Vaticano (III, iii), "que la revelación es verdadera, no ciertamente porque la verdad intrínseca de los misterios sea claramente vista por la luz natural de la razón, sino por la autoridad de Dios que los revela, pues Él no puede engañar ni ser engañado. El Concilio Vaticano dice que "además de la asistencia interna de su Espíritu Santo, Dios ha querido darnos algunas pruebas externas de su revelación, a saber, ciertos hechos divinos, especialmente los milagros y las profecías, pues como éstos manifiestan claramente la omnipotencia y el conocimiento infinito de Dios, ofrecen las pruebas más seguras de su revelación y se adaptan a la capacidad de todos." De ahí que Tomás de Aquino escriba: "Un hombre no creería a menos que viera las cosas que tiene que creer, ya sea por la evidencia de milagros o de algo similar" (II-II:1:4, ad 1).

En la Iglesia católica, la justificación es concedida por Dios a partir del bautismo, sacramento de la fe.[16]​ El cardenal Joseph Tobin dijo: la religión es un estilo de vida. Significa que lo que creo influye en la forma en que vivo[17]​.

Cristianismo oriental editar

Facultad noética editar

La fe (pistis) en el Cristianismo oriental es una actividad del nous o espíritu. La fe es característica de la experiencia noesis o noética del espíritu. La fe aquí se define como verdad intuitiva que significa como un don de Dios, la fe es una de las energías increadas de Dios (la Gracia también es otra de las energías y dones increados de Dios).[18]​ El Dios en Trinidad es increado o incomprensible en su naturaleza, ser o esencia.[19]​ Por lo tanto, en el cristianismo oriental, la esencia o incomprensibilidad de Dios se distingue de sus energías increadas. Esto se aclara en la distinción Esencia-Energías de Gregorio Palamas.[20]

Verdad intuitiva editar

Como Dios en Trinidad, como las anomalías de la esencia o ser de Dios. En el cristianismo oriental es por la fe o la verdad intuitiva que este componente de la existencia de un objeto es agarre o asidero.[21]

Protestantismo editar

En la tradición protestante, la fe se entiende generalmente asociada a las ideas de creencia, confianza y seguridad. Esta interpretación se basa en las declaraciones doctrinales de los Reformadores protestantes. Una de sus declaraciones confesionales explica: "los actos principales de la fe salvadora son aceptar, recibir y descansar en Sólo Cristo para la justificación, santificación y vida eterna."[22]​ Los reformadores contrapusieron la fe a los esfuerzos humanos por hacer buenas obras como medio de justificación.[23]​ Esta interpretación de la fe salvadora ha permanecido dentro de la tradición protestante. La fe salvadora se entiende generalmente en términos de creencia, confianza y dependencia en la persona de Jesús y su obra de expiación realizada a través de su muerte en la cruz.

Según el luteranismo, la fe salvadora es el conocimiento de,[24]​ aceptación de,[25]​ y confianza[26]​ en la promesa del Evangelio.[27]

La fe como firmeza en la creencia razonada editar

C.S. Lewis describió su experiencia de la fe en su libro Mero Cristianismo distinguiendo entre dos usos de la palabra. Describe el primero de la siguiente manera: "La fe parece ser utilizada por los cristianos en dos sentidos o en dos niveles... En el primer sentido significa simplemente Creer."[28]​ Varios párrafos más adelante continúa diciendo: "La fe, en el sentido en que aquí utilizo la palabra, es el arte de aferrarse a las cosas que la razón ha aceptado una vez, a pesar de los cambios de humor."[28]

La fe como don de Dios editar

Pablo escribe en Efesios 2:8-9: "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe." A partir de esto, algunos protestantes creen que la fe misma es dada como un don de Dios (por ejemplo la Confesión de Fe de Westminster[29]​), aunque esta interpretación es discutida por otros que creen que el griego género indica que el "don" al que se refiere es la salvación en lugar de la fe.[30]​.

Véase también editar

Referencias editar

  1. Comparar Mateo 26:39: "Y yendo un poco más lejos, se postró sobre su rostro y oró diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú. "
  2. La importancia de una creencia en la resurrección se fundamenta de varias maneras: (1 Corintios 15:1-4) '... el evangelio que os he predicado.... De lo contrario, habréis creído en vano...'. El mismo libro dice, en 15:14: "Y si Cristo no ha resucitado, nuestra predicación es inútil y vuestra fe también" (véanse también Hechos 2:32; Filipenses 3:10; Juan 11:25).
  3. Compárese: Starwalt, Ervin R. (1996). «Escatología de los Evangelios». En Publicaciones Kregel, ed. Diccionario de Teología Premilenial. Grand Rapids, Michigan. p. 127. ISBN 9780825494642. Consultado el 29 de octubre de 2021. «El evangelio de Juan pretende conducir a la gente a la fe salvadora en Cristo. » 
  4. Cf. «Faith». Encyclopædia Britannica 9. London-Chicago-Geneva-Sydney-Toronto: W. Benton. 1964. p. 40. 
  5. Hendrikus Berkhof (Autor de Cristo y los poderes) (goodreads.com)
  6. Cameron, Nigel M. De S. (29 de agosto de 1989). «La fe cristiana. Una introducción al estudio de la fe por Hendrikus Berkhof (Grand Rapids: Wm. B. Eerdmans, 1986, xxii + 572 pp. £24.55)». Evangelical Quarterly: An International Review of Bible and Theology 61 (2): 177-178. ISSN 0014-3367. S2CID 251993386. doi:10.1163/27725472-06102017. 
  7. Véase A. J. Wallace, R. D. Rusk, Moral Transformation: The Original Christian Paradigm of Salvation (Nueva Zelanda: Bridgehead, 2011), pp 120-135 para una explicación más detallada de los diferentes significados que puede adoptar pi'stis.
  8. ESV
  9. Vocabulario del Testamento Griego, 1963, p. 660)
  10. Douglas A. Campbell, The Quest for Paul's Gospel: A Suggested Strategy (Londres: T&T Clark, 2005), p. 186.
  11. Stanley K. Stowers, A Rereading of Romans: Justice, Jews, and Gentiles (Ann Arbor, MI: Edwards Brothers, 1994), p. 199.
  12. A. J. Wallace, R. D. Rusk, Transformación moral: El paradigma cristiano original de la salvación (Nueva Zelanda: Bridgehead, 2011), pp 120-135.
  13. Pope, Hugh. "Fe". La enciclopedia católica Vol. 5. Nueva York: Robert Appleton Company, 1909. 30 de abril de 2018
  14. Tomás de Aquino, II-II, Q. iv, a. 2
  15. "¿Qué es la fe?", USCCB
  16. Catecismo de la Iglesia católica n.º 1992. Ciudad-Estado del Vaticano. «La justificación se confiere en el bautismo, sacramento de la fe. » 
  17. "Cardinal Tobin's real-life approach to faith"], U.S. Catholic, (Vol. 82, n.º 7, páginas 18-22), julio de 2017
  18. Glosario de términos de la Philokalia pg 430 Palmer, G.E.H; Sherrard; Ware, Kallistos (Timothy). La Philokalia, Vol. 4 ISBN 0-571-19382-X La fe no es sólo una creencia individual o teórica en las verdades dogmáticas del cristianismo, sino una relación que lo abarca todo, una actitud de amor y confianza en Dios. Como tal, implica una transformación de toda la vida del hombre. La fe es un don de Dios, el medio por el que somos incorporados a toda la actividad teantrópica de Dios en Cristo y del hombre en Cristo, a través de la cual el hombre alcanza la salvación.
  19. La Teología Mística de la Iglesia Oriental, por Vladimir Lossky. SVS Press, 1997. (ISBN 0-913836-31-1) James Clarke & Co Ltd, 1991. (ISBN 0-227-67919-9) pg 21 pg 71
  20. La Teología Mística de la Iglesia Oriental, por Vladimir Lossky. SVS Press, 1997. (ISBN 0-913836-31-1) James Clarke & Co Ltd, 1991. (ISBN 0-227-67919-9) pg 71
  21. La Teología Mística de la Iglesia Oriental, por Vladimir Lossky pg 33 SVS Press, 1997. (ISBN 0-913836-31-1) James Clarke & Co Ltd, 1991. (ISBN 0-227-67919-9) pg 71
  22. Confesión de Westminster de 1646 d.C., Artículo XIV, sección II.
  23. Véase, por ejemplo, la Confesión de Augsburgo de 1530 d.C., artículo IV.
  24. 17:3, 1:77, 4:9, 3:8, y 2:4 se refieren a la fe en términos de conocimiento.
  25. 5:46 se refiere a la aceptación de la verdad de la enseñanza de Cristo, mientras que 3:36 señala el rechazo de su enseñanza.
  26. 3:16,36, 2:16, 4:20-25, 1:12 hablan de confianza, seguridad y creencia en Cristo. 3:18 señala la creencia en el nombre de Cristo, y 1:15 señala la creencia en el Evangelio.
  27. Engelder, T.E.W., Popular Symbolics . St. Louis: Concordia Publishing House, 1934. pp. 54ss, Parte XIV. "Pecado"
  28. a b Lewis, C. S. (2001). Mero cristianismo: una edición revisada y ampliada, con una nueva introducción, de los tres libros, Charlas de transmisión, Comportamiento cristiano y Más allá de la personalidad. San Francisco: HarperSanFrancisco. ISBN 0-06-065292-6. 
  29. "The Westminster Confession of Faith, 1646
  30. GREGORY P. SAPAUGH, "IS FAITH A GIFT? UN ESTUDIO DE EFESIOS 2:8," Journal of the Grace Evangelical Society, Volumen 7:12, primavera de 1994

Bibliografía editar