Flora vaginal en el embarazo

La flora vaginal en el embarazo, o microbiota vaginal en el embarazo, es diferente de la flora vaginal (la población de microorganismos que reside en la vagina) antes de la madurez sexual, durante los años reproductivos y después de la menopausia. No se incluye una descripción de la flora vaginal de las mujeres embarazadas que están inmunocomprometidas. La composición de la flora vaginal difiere significativamente en el embarazo.[1]​ Las bacterias o virus que son infecciosos con mayor frecuencia no presentan síntomas.

Microbiota humana
Flora humana
Trastornos y terapias
  • Disbiosis
  • Transferencia fecal
  • SBID
  • Relacionado:
  • Proyecto Microbioma Humano
  • OpenBiome
  • Organismos no patógenos
  • Microbiota del tracto reproductivo inferior femenino

  • Microbiota normalEditar

    Se refiere la flora normal que se encuentra en el tracto reproductivo inferior de mujeres sexualmente maduras que no presentan síntomas de enfermedad y que no están inmunocomprometidas. Predominan los lactobacilos.[2][3][4]​ Estos organismos protegen contra la infección. La composición de la microbiota vaginal puede tener un componente genético.[5]

    Microbiota en embarazoEditar

    En el embarazo normal, se cree que la flora vaginal residente brinda protección contra la infección. La microbiota durante el embarazo es predominantemente Lactobacillus spp. La composición de la microbiota puede cambiar durante el curso del embarazo. Si las poblaciones de microbiota se vuelven más diversas, lo que indica que la población normal dominada por Lactobacillus ha cambiado a una población de vaginosis bacteriana, aumentan los riesgos de resultados adversos del embarazo.[6]​ El flujo vaginal es común durante el embarazo, pero no es un indicador de vaginosis bacteriana o microbiota anormal dominada por Lactobacillus.[7]​ Se encontró que el tratamiento de poblaciones anormales de microbiota vaginal con lactobacilos y estriol durante el embarazo restaura la microbiota a un estado normal.[8]

    Vaginosis bacteriana y embarazoEditar

    La vaginosis bacteriana en el embarazo es una alteración de la microbiota vaginal normal del embarazo. Las infecciones intrauterinas en el embarazo son causadas por bacterias que causan inflamación. Las mujeres pueden experimentar pocos o ningún síntoma. Esto a veces conduce a corioamnionitis y otros resultados negativos del embarazo. Cuando hay un alto recuento bacteriano en la vagina durante el embarazo, generalmente se debe a la presencia de los siguientes organismos:

    HistoriaEditar

    Las investigaciones sobre microbiomas asociados a la reproducción comenzaron alrededor de 1885 por Theodor Escherich. Escribió que el meconio del recién nacido estaba libre de bacterias. Esto se interpretó como el ambiente uterino era estéril. Otras investigaciones utilizaron pañales estériles para la recolección de meconio. No se pudieron cultivar bacterias a partir de las muestras. Se detectaron bacterias y fueron directamente proporcionales al tiempo entre el nacimiento y el paso del meconio.[9]

    ReferenciasEditar

    1. Africa, Charlene; Nel, Janske; Stemmet, Megan (2014). «Anaerobes and Bacterial Vaginosis in Pregnancy: Virulence Factors Contributing to Vaginal Colonisation». International Journal of Environmental Research and Public Health 11 (7): 6979-7000. ISSN 1660-4601. PMC 4113856. PMID 25014248. doi:10.3390/ijerph110706979. 
    2. Senok, Abiola C; Verstraelen, Hans; Temmerman, Marleen; Botta, Giuseppe A; Senok, Abiola C (2009). «Probiotics for the treatment of bacterial vaginosis». Cochrane Database Syst Rev (4): CD006289. PMID 19821358. doi:10.1002/14651858.CD006289.pub2. 
    3. Nardis, C.; Mastromarino, P.; Mosca, L. (September–October 2013). «Vaginal microbiota and viral sexually transmitted diseases». Annali di Igiene 25 (5): 443-56. PMID 24048183. doi:10.7416/ai.2013.1946. 
    4. Lamont, RF; Sobel, JD; Akins, RA; Hassan, SS; Chaiworapongsa, T; Kusanovic, JP; Romero, R (2011). «The vaginal microbiome: new information about genital tract flora using molecular based techniques». BJOG: An International Journal of Obstetrics & Gynaecology 118 (5): 533-549. ISSN 1470-0328. PMC 3055920. PMID 21251190. doi:10.1111/j.1471-0528.2010.02840.x. 
    5. Clark, Natalie; Tal, Reshef; Sharma, Harsha; Segars, James (2014). «Microbiota and Pelvic Inflammatory Disease». Seminars in Reproductive Medicine 32 (1): 043-049. ISSN 1526-8004. PMC 4148456. PMID 24390920. doi:10.1055/s-0033-1361822. 
    6. Lamont, RF; Sobel, JD; Akins, RA; Hassan, SS; Chaiworapongsa, T; Kusanovic, JP; Romero, R (2011). «The vaginal microbiome: new information about genital tract flora using molecular based techniques». BJOG: An International Journal of Obstetrics & Gynaecology 118 (5): 533-549. ISSN 1470-0328. PMC 3055920. PMID 21251190. doi:10.1111/j.1471-0528.2010.02840.x. 
    7. a b Petrova, Mariya I.; Lievens, Elke; Malik, Shweta; Imholz, Nicole; Lebeer, Sarah (2015). «Lactobacillus species as biomarkers and agents that can promote various aspects of vaginal health». Frontiers in Physiology 6: 81. ISSN 1664-042X. PMC 4373506. PMID 25859220. doi:10.3389/fphys.2015.00081. 
    8. Unlu, Cihat; Donders, Gilbert (2011). «Use of lactobacilli and estriol combination in the treatment of disturbed vaginal ecosystem: a review». Journal of the Turkish German Gynecological Association 12 (4): 239-246. ISSN 1309-0399. PMC 3939257. PMID 24592002. doi:10.5152/jtgga.2011.57. 
    9. Perez-Muñoz, Maria Elisa; Arrieta, Marie-Claire; Ramer-Tait, Amanda E.; Walter, Jens (2017). «A critical assessment of the "sterile womb" and "in utero colonization" hypotheses: implications for research on the pioneer infant microbiome». Microbiome 5 (1): 48. ISSN 2049-2618. PMC 5410102. PMID 28454555. doi:10.1186/s40168-017-0268-4. 

    Enlaces externosEditar