Frente cálido

Se llama frente cálido a la parte frontal de una masa de aire tibio que avanza para reemplazar a una masa de aire frío que retrocede.

Un frente cálido se representa simbólicamente por una línea roja orlada con semicírculos que apuntan en la dirección de avance del frente.
Esquema de un frente cálido: la masa de aire caliente, verde, sube por encima de la masa de aire frío, naranja, provocando que se formen nubes, muy a menudo nimboestratos.

Generalmente, con el paso del frente cálido la temperatura y la humedad aumentan, la presión sube y, aunque el viento cambia, no es tan pronunciado como cuando pasa un frente frío. La precipitación en forma de lluvia, nieve o llovizna se encuentra generalmente al inicio de un frente superficial, así como las tormentas convectivas y las lluvias que podrían formar tornados. La neblina es común en el aire frío que antecede a este tipo de frente. A pesar de que casi siempre aclara una vez pasado el frente, algunas veces puede originarse neblina en el aire cálido.

El límite entre dos masas de aire (el aire caliente y aire frío), llamado superficie frontal, es un área con mucha frecuencia meteorológicamente activa, a la que están asociadas nubes y precipitaciones. La elevación del aire caliente por encima del frente de aire frío no se debe a la diferencia de densidad de las masas de aire presente, sino al empuje de las capas inferiores (convergencia o cizalladura del viento por ejemplo), y/o interacciones con elementos de gran altura cercanos a la tropopausa.

BibliografíaEditar

Frente cálido en Google Libros

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar