García Sánchez III de Pamplona

Rey de Pamplona-Nájera
(Redirigido desde «García Sánchez III de Navarra»)

García Sánchez III (c.1012[a]NájeraAtapuerca, 1 de septiembre de 1054[1]​) apodado el de Nájera, fue rey de Nájera-Pamplona desde 1035, Álava y gran parte del Condado de Castilla (La Bureba, Trasmiera, Montes de Oca, Las Encartaciones y Las Merindades). Hijo de Sancho III el Mayor y de Muniadona Sánchez de Castilla.

García III Sánchez
Rey de Nájera-Pamplona
Garcia III Sanches de Pamplona - The Portuguese Genealogy (Genealogia dos Reis de Portugal).png
García III Sánchez representado en la Genealogía de los Reyes de Portugal (hacia 1530).
Información personal
Reinado 1035-1054
Nacimiento 1012
Nájera, Reino de Nájera-Pamplona
Fallecimiento 1 de septiembre de 1054
Atapuerca, Condado de Castilla Pendon del Reino de Castilla.svg
Entierro Monasterio de Santa María la Real de Nájera, La Rioja
Predecesor Sancho III "el Mayor"
Sucesor Sancho IV "el de Peñalén"
Familia
Casa real Casa Jimena
Padre Sancho III Garcés
Madre Muniadona Sánchez
Consorte Estefanía de Foix
Heredero Sancho IV Garcés
Descendencia Véase descendencia.
Carrera militar
Lealtad Reino de Pamplona-Nájera
Mandos Ejército pamplonés
Conflictos Batalla de Tamarón
Batalla de Tafalla
Conquista de Calahorra
Batalla de Atapuerca
[editar datos en Wikidata]
Arriba, el Monasterio de Santa María la Real de Nájera, fundado por García Sánchez III

Índice

BiografíaEditar

Nació en Nájera alrededor de 1012. Heredero del trono según la costumbre, a la muerte de su padre Sancho Garcés III, pues el primogénito Ramiro, que heredó Aragón, era hijo ilegítimo.[2]

Venció a su hermano Ramiro I de Aragón en Tafalla (1043),[3]​ fijando la frontera oriental de su reino. Aprovechando la debilidad de los reinos de taifas, se dedicó a aumentar por el sur sus dominios con buen éxito, logrando conquistar Calahorra en el 1045.[4]

El 12 de diciembre de 1052 consagró el Monasterio de Santa María la Real de Nájera que había mandado construir unos años antes. Tras esto quiso enriquecerlo trayendo los cuerpos de santos de la comarca, pidiendo su aprobación a los obispos Sancho de Pamplona, García de Álava y Gómez de Burgos. En 1052 intentó trasladar el cuerpo de san Felices de Bilibio, llegando a tal acuerdo con el obispo de Álava. Este se dirigió a los Riscos de Bilibio acompañado de muchos caballeros pero cuando abrió la sepultura, sintió separarse del túmulo y se le torció la boca, tras lo que dio inicio una fuerte tormenta. Al parecer que el cielo se oponía al traslado se marcharon, pero parece que el obispo conservaría la deformación de su cara de por vida.[5]​El 29 de mayo de 1053 intentó trasladar los restos de Millán sin conseguirlo, por el milagro de los bueyes que no querían continuar con el traslado.[5]​ Por este milagro decidió construir un nuevo monasterio para albergar su cuerpo en el lugar donde los bueyes habían quedado parados, este sería el Monasterio de San Millán de Yuso.

Relaciones con CastillaEditar

García además de recibir de Sancho el Mayor el reino patrimonial de Pamplona-Nájera heredó de su padre Álava y gran parte del Condado de Castilla (La Bureba, Trasmiera, Montes de Oca, Las Encartaciones y Castilla Vieja). Si bien para José María Lacarra estos territorios los dio Fernando a García por su ayuda prestada en la batalla de Tamarón,[6]​ en la actualidad gracias a la documentación esta teoría de Lacarra se hace imposible ya que el nombre de García antes de la batalla de Tamarón ya aparece calendando los diplomas de Valpuesta, o en la documentación del monasterio de Valvanera y San Millán reinando en Oca y en la Bureba.[7]

El propio García en 1044 y 1046 describe así el territorio donde gobierna:

Reinando el rey García, que mandó hacer esta escritura, en Pamplona y en Álava y en Castilla Vieja hasta Burgos y hasta Bricia, poseyendo también Cudeyo con su término en Asturias; su hermano Fernando rey en León y en Burgos...

[7]

No es de extrañar que cuando García restaura el Monasterio de Santa María del Puerto en Santoña, el escriba considere que García reinaba en Pamplona y Castilla, y Fernando en León y Galicia:

En aquel tiempo cuando reinaba el rey García en Pamplona y en Castilla y su hermano Fernando rey de León y de Galicia

[8]

En el año 1037, cuando su hermano Fernando I de León solicita su ayuda para combatir a su cuñado Bermudo III cerca del Pisuerga, este se la presta, combatiendo los dos hermanos juntos contra el monarca leonés en la batalla de Tamarón, siendo vencido y muerto el último varón descendiente directo del dux Pedro de Cantabria.

Debido al conflictivo reparto de las tierras castellanas estalló la lucha entre los hermanos Fernando y García, muriendo este último en la batalla de Atapuerca el 1 de septiembre de 1054.[1][b]

Matrimonio y descendenciaEditar

García Sánchez III de Pamplona se casó en 1038, en Barcelona con Estefanía, viuda de su primer matrimonio y, según Jaime de Salazar y Acha, con una hija llamada Constanza, que fue la esposa del infante Sancho Garcés.[9]​ En su boda, García Sánchez entregó a Estefanía en arras, entre otros bienes, a ambabus Cambaribus, los dos Cameros riojanos. Con ella tuvo nueve hijos:

García Sánchez III de Pamplona tuvo otros hijos bastardos, con madre o madres desconocidas:


Predecesor:
Sancho Garcés III
Rey de Pamplona
10351054
Sucesor:
Sancho Garcés IV

Véase tambiénEditar

NotasEditar

  1. Ya para 1024 habían nacido García y sus hermanos Ramiro, Gonzalo, y Fernando, según consta en una donación de sus padres el 17 de mayo de 1024 en el Monasterio de Albelda cuando confirman en este orden: Garsias regulus confirmat, Ranimirus frater eius confirmat; Gonçaluus frater eius confirmat Fredinando frater horum confirmat
  2. Citando a España Sagrada que, a su vez, se remite a los Anales Compostelanos, menciona a un Sancho Fortúnez (no el hijo de Fortún Ochoa), que pudiera ser el que se señala en los anales como asesino del rey García en Atapuerca quia foedauerat uxorem eius «que había deshonrado o manchado el honor de su esposa»[1]. Cfr. Rodríguez R. de Lama (1979), p. 85.
  3. Según el medievalista Jaime de Salazar y Acha, citando a la página 109 de los Anales de la Corona de Aragón de Jerónimo Zurita.[11]

ReferenciasEditar

  1. a b Martín Duque, 2005, p. 34.
  2. Martín Duque, 2005, pp. 27-28.
  3. Martín Duque, 2005, p. 30.
  4. Martín Duque, 2005, pp. 34-35.
  5. a b Hergueta, 1979, p. 87 y 88.
  6. Lacarra y de Miguel, 1972, p. 235–236.
  7. a b Martínez Díez, 2007, p. 716–718.
  8. Loring García, 1984, p. 537–564.
  9. Salazar y Acha , 1994, pp. 149-156.
  10. a b c d e f g h i Canellas López, 1979, p. 153.
  11. Salazar y Acha, 2006, p. 43.
  12. Salazar y Acha , 1994, p. 149–156.
  13. a b c Canellas López, 1979, p. 154.

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar