Abrir menú principal

Genoveva Ricaurte Mauris

María Andrea Genoveva Ricaurte Mauris (Medellín, 11 de noviembre de 1755-Bogotá, 14 de noviembre de 1829) fue una heroína de la independencia de Colombia.

Genoveva Ricaurte
Genoveva Ricaurte.jpg
Información personal
Nombre completo María Andrea Genoveva Ricaurte Mauris
Nacimiento 11 de noviembre de 1755
Bandera de Colombia Nuestra Señora de la Candelaria de Medellín, Virreinato de Nueva Granada, Imperio español
Fallecimiento 14 de noviembre de 1829 (74 años)
Bandera de Colombia Bogotá, Gran Colombia
Nacionalidad Colombiana Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge José Martín París Álvarez
Hijos
Información profesional
Ocupación Espía Ver y modificar los datos en Wikidata

Procedencia y semblanzaEditar

Genoveva pertenecía a una de las familias más notables de Santafé, capital del Nuevo Reino de Granada, pero nació en Medellín cuando su padre, don Rafael de Ricaurte Terreros, ejercía como alcalde de esa ciudad, en donde había contraído nupcias con María Ignacia Mauris de Posada.

Don Rafael regresó a Santafé, donde ejerció también como alcalde, y luego se radicó con su familia en Villa de Leiva. Allí conoció Genoveva al Alférez del Ejército del Rey don José Martín París, con quien se casó en Tunja el 12 de julio de 1777. De esa unión nacieron Francisco, José Ignacio, Manuel, Ignacia, Ramón, Mariano, Antonio, Joaquín y Rita París Ricaurte.

El cronista José María Vergara y Vergara, en su obra "Las tres tasas", relató el evento ofrecido por Tadea Lozano el 13 de mayo de 1813 para despedir al presidente Nariño por la campaña militar que emprendía al Sur del país: "Apenas llegaron al salón rompió la música de cuerda que estaba prevenida, con una alegre contradanza que hizo saltar de alegría a todos los que la escuchaban. Puso la contradanza el elegante Madrid (José Martín París) con la hermosa doña Genoveva Ricaurte".

El viajero británico Charles Stuart Cochrane consignó en sus memorias su impresión sobre Genoveva Ricaurte: "La señora París, una anciana muy venerable, a quien fui luego a visitar, estaba rodeada por sus hijos y sus nietos colocados en orden alrededor del cuarto: era una escena digna de los tiempos patriarcales. Toda la familia es hermosa, pero especialmente dos de los hijos; por su belleza y mejillas rosadas podrían rivalizar con nuestros niños del Norte de Inglaterra".

Su papel en la IndependenciaEditar

José Martín París tomó un entusiasta partido por la causa de la independencia del Nuevo Reino de Granada de España, acompañado por Genoveva y sus hijos, a excepción del mayor que era oficial de las tropas Realistas y se encontraba en Quito sofocando la insurrección de esa ciudad. Genoveva Ricaurte era de las mujeres que estaba siempre prestando auxilio a las tropas granadinas, figurando con destacada participación en el liderazgo de un grupo de mujeres que salieron a apoyar las tropas comandadas por Simón Bolívar para tomarse a Bogotá en nombre del Congreso de las Provincias Unidas, "el cual operó de incógnito como una columna más del ejército federal en el centro de la ciudad".

Desde su ubicación, Genoveva informaba al general Bolívar los movimientos de las tropas del presidente Manuel de Bernardo Álvarez y Casal, por medio de cartas dirigidas a su hijo, el capitán Mariano París en la Hacienda Techo de los Jorges en Puente Aranda, escogida como centro de operaciones de Bolívar. Esta estructura de espionaje fue inmortalizada por el presbítero Torres Peña en la siguiente cuartilla "Las mujeres, que son para esto peores/procuran con medios insidiosos/darle de todo al enemigo aviso/y al gobierno impedirlo ya es preciso".

A pesar del esquema de discreción, las tropas del gobierno establecieron que José Martín París y su esposa Genoveva estaban involucrados en las tropas enemigas, por lo que atacaron y redujeron a cenizas la hacienda de su propiedad, denominada San Façon. Tras el ataque, Bolívar procedió al toma de Santafé el 12 de diciembre de 1814 en cruentos combates casa por casa, quedando el estado de Cundinamarca sometido a las Provincias Unidas.

Con la reconquista española, el esposo de Genoveva fue conminado a prisión y su yerno Ignacio de Vargas fusilado en el actual Parque de Los Mártires de Bogotá. La Junta de Secuestros embargó los bienes de doña Genoveva y fue procesada por el Consejo de Guerra y condenada a destierro a Fusagasugá, municipio al que fue conducida a pie junto a su nieta Dolores Vargas.

Con ocasión de la victoria de las tropas patriotas en Boyacá el 7 de agosto de 1819, doña Genoveva integró el comité de damas que recibieron a los héroes de la jornada. Las Crónicas de Bogotá de Ibáñez recuerdan la escena: "Los balcones se adornaron con banderas tricolores, con cortinas y flores; se hicieron descargas de artillería, se quemaron cohetes y se gritaba por todas partes: ¡Viva el Libertador! ¡Viva el héroe de la América libre!. Las viudas de los patriotas abandonaron los vestidos de luto para lucir los de gala, como tributo y ofrenda a sus libertadores. La señora Genoveva Ricaurte, viuda de París y madre de distinguidos Oficiales, y la señorita Dolores Vargas París, huérfana del mártir Ignacio Vargas, el ahorcado por orden de Pablo Morillo, fueron las primeras damas que abrazaron a Bolívar en la sala del Ayuntamiento colonial. (...) Al oscurecer, Bolívar se trasladó a la casa de la señora Ricaurte, viuda de París, situada en la antigua plaza de San Victorino, ahora de Nariño, donde le tenían preparada suntuosa comida."

La manera como El Libertador recompensó los servicios de doña Genoveva a la independencia fue dándole el antiguo empleo de su esposo a su hijo Antonio, y permitiéndole seguir viviendo en la Casa correspondiente al Administrador de la Renta de Tabacos. Como rivales políticos generaran intrigas para que Antonio París entregara el cargo, Genoveva se dirige al Libertador pidiéndole que de tener que entregar su hijo el cargo, no le quitara la casa de la administración, en la que llevaba viviendo 36 años: "Es necesario que mire con consideración a una madre de tantos patriotas que tanto han padecido ellos como yo. (...) Una casa que valía ahora siete años 8 pesos en el día vale cincuenta y ninguno de mis hijos le alcanza para ese gasto". No solo el general Bolívar impidió que Genoveva perdiera la casa, sino que ordenó que una parte de su sueldo de presidente fuera destinado como pensión a la noble señora.

Cuando el general Simón Bolívar supo del fallecimiento de Genoveva Ricaurte, le escribió al general Rafael Urdaneta el 28 de noviembre de 1829 desde Popayán: "Mucho siento la muerte de mi grande amiga. Cedo la pensión a Mariano".