Abrir menú principal

Las glándulas odoríferas son órganos que producen secreciones olorosas que poseen funciones propias dentro del comportamiento animal. Pueden encontrarse en el área genital de la mayoría de los mamíferos y en otras partes del cuerpo, como en las axilas de los humanos y la glándula preorbitales de los cérvidos. Estas producen un fluido semiviscoso que contiene feromonas. Son mensajeros que indican información referente al estatus, humor o potencia sexual, o para marcar el territorio. En ocasiones constituyen mecanismos de defensa, como en el caso de los mefítidos, cuya vaporización repele depredadores.

ReferenciasEditar