Goodbye Blue Sky

canción de Pink Floyd

"Goodbye Blue Sky" (del inglés, "Adiós Cielo Azul") es una canción de Pink Floyd. Aparece en el álbum The Wall de 1979, y en la película Pink Floyd: The Wall.

«Goodbye Blue Sky»
Canción de Pink Floyd
Álbum The Wall
Publicación 30 de noviembre de 1979 (UK), 8 de diciembre de 1979 (US)
Grabación Abril-noviembre de 1979
Género Rock sinfónico
Duración 2:45
Discográfica Harvest Records (UK)
Columbia Records (US)/Capitol Records (US)
Escritor(es) Roger Waters
Productor(es) Bob Ezrin, David Gilmour and Roger Waters
Canciones de The Wall
«Mother»
(6 del disco 1)
«Goodbye Blue Sky»
(7 del disco 1)
«Empty Spaces»
(8 del disco 1)

ContenidoEditar

En un breve prólogo, se escuchan unos pájaros gorjeando tranquilamente. El sonido de unos bombarderos acercándose llama la atención de un niño (la voz del entonces muy joven hijo de Roger, Harry Waters), quien dice inocentemente "Look mummy, there's an aeroplane up in the sky" (inglés para "Mira mami, hay un avión, ahí arriba, en el cielo"). Se deduce de esta escena que los niños son inocentes ante la guerra, pero siempre se llevan la peor parte de ella.

La letra rememora el Blitz:

Did you see the frightened ones? Did you hear the falling bombs? Did you ever wonder why we had to run for shelter when the promise of a brave new world unfurled beneath a clear blue sky? The flames are all long gone but the pain lingers on. Goodbye, blue sky.

¿Viste a los atemorizados? ¿Oíste las bombas caer? ¿Alguna vez te preguntaste por qué tuvimos que correr por refugio cuando la promesa de un mundo feliz se desplegaba bajo un cielo azul? Las llamas se han ido pero el dolor continúa. Adiós, cielo azul.

PelículaEditar

En la versión cinematográfica, este segmento está animado por Gerald Scarfe. Comienza en acción en vivo con un gato tratando de atrapar a una paloma blanca, que luego se va volando. Transita a la animación con la paloma volando pacíficamente solo para ser repentinamente destrozada por un águila nazi negra (Reichsadler). Esta se precipita sobre el campo, luego acoge la tierra con sus garras, desgarrando una sección enorme de terreno y al volar deja un rastro de sangre. Se desliza sobre Inglaterra y da a luz a un monstruo en la estela de su sombra, que luego se transforma en una máquina que representa a un señor de la guerra imbatido que lanza aviones.

A continuación, se ve a gente desnuda con máscaras de gas (los asustados) corriendo a cuatro patas y escondiéndose del Blitz. Finalmente, una bandera del Reino Unido que se fragmenta, convirtiéndose en una cruz sangrante, el águila Nazi se estrella y la paloma aparece volando desde adentro. La sangre corre hacia una alcantarilla y un drenaje al tiempo que suena "The flames are all long gone, but the pain lingers on" ("Las llamas han desaparecido hace mucho tiempo, pero el dolor persiste aun").

A diferencia del álbum, la canción viene después de "When the Tigers Broke Free" y antes de "The Happiest Days of Our Lives".

PersonalEditar

Otras versionesEditar

  • La canción fue referenciada durante una introducción en vivo de la canción Toxicity de System of a Down en un discurso anti-fascista.

ReferenciasEditar

NotasEditar

  1. a b c d Fitch, Vernon and Mahon, Richard, Comfortably Numb - A History of The Wall 1978-1981, 2006, p.81

Enlaces externosEditar