Abrir menú principal

Guerra de la Conquista

La Guerra de la Conquista es una guerra ficticia de la saga Canción de hielo y fuego del escritor estadounidense George R. R. Martin.

Guerra de la Conquista
Fecha 2 AC - 13 DC
Lugar Poniente
Casus belli Ambición de Aegon de unificar los Siete Reinos en su persona.
Resultado Aegon conquista seis de los Siete Reinos.
Consecuencias Se inicia la dinastía Targaryen
Dorne permanece independiente del Trono de Hierro
Beligerantes
Casa Targaryen
Casa Velaryon
Casas de las Tierras de los Ríos
Reino de la Tormenta (Casa Durrandon)
Reino de las Islas del Hierro (Casa Hoare)
Reino del Valle (Casa Arryn)
Reino de la Roca (Casa Lannister)
Reino del Dominio (Casa Gardener)
Reino del Norte (Casa Stark)
Reino de Dorne (Casa Martell)
Comandantes
Aegon Targaryen
Visenya Targaryen
Rhaenys Targaryen
Orys Baratheon
Daemon Velaryon †
Edmyn Tully
Jon Mooton
Argilac Durrandon †
Harren Hoare †
Sharra Arryn  Rendición
Loren Lannister  Rendición
Mern IX Gardener †
Torrhen Stark  Rendición
Meria Martell
Fuerzas en combate
10.000 hombres en la Batalla del Campo de Fuego
3 dragones: Balerion, Vhagar y Meraxes
55.000 hombres en la Batalla del Campo de Fuego

AntecedentesEditar

Antes de la conquista de Aegon, los Siete Reinos estaban divididos y gobernados por un rey independiente. Estos monarcas mantenían una fuerte rivalidad entre sí y eran frecuentes los conflictos por cuestiones territoriales o por asuntos intrascendentes. Los Siete Reinos eran:

  • El Reino del Norte: Gobernado por la Casa Stark desde la Edad de los Héroes, los Reyes en el Norte gobernaban las tierras que iban desde el Muro hasta el Cuello. Torrhen Stark era el rey en el momento de la llegada de Aegon.
  • El Reino del Valle: Gobernado por la Casa Arryn, los Arryn gobernaban el Valle desde la llegada de los ándalos. El rey en aquel momento era un niño llamado Ronnel Arryn, pero ejercía la regencia su madre, Sharra Arryn, quien se decía que era una de las mujeres más bellas de los Siete Reinos.
  • El Reino de las Tormentas: Gobernado por la Casa Durrandon desde la Edad de los Héroes, mantenían una constante disputa con los hijos del hierro. El Rey Tormenta durante la época de Aegon era Argilac, apodado «El Arrogante».
  • El Reino de la Roca: Gobernado por la Casa Lannister desde la Edad de los Héroes. El Rey de la Roca durante la llegada de Aegon fue Loren Lannister.
  • El Reino del Dominio: Gobernado por la Casa Gardener desde la Edad de los Héroes. El Rey del Dominio durante esta época era Mern IX Gardener.
  • El Reino de las Islas del Hierro: Gobernado por la Casa Hoare, los hijos del hierro gobernaban para ese momento las Tierras de los Ríos y su monarca era Harren Hoare, apodado «El Negro».
  • El Reino de Dorne: Gobernado por la Casa Martell, Dorne era el menos influenciado por la cultura de Poniente. La anciana princesa Meria Martell gobernaba Dorne durante la conquista de Aegon.

La declaración de guerraEditar

La Casa Targaryen era una Casa de la antigua Valyria y se habían asentado en la isla de Rocadragón unos años antes de que se produjera la Maldición de Valyria. Los Targaryen poseían una terrible arma: dragones, los últimos que habían quedado desde el cataclismo de Valyria. Aegon Targaryen era el señor de Rocadragón en aquel entonces y siempre había tenido la ambición de conquistar Poniente.

El Rey Tormenta, Argilac el Arrogante, quería aliarse con Aegon contra Harren Hoare el Negro, que dominaba las Tierras de los Ríos, por lo que le ofreció a Aegon la mano de su hija Argella. Aegon hizo una contraoferta, ofreciendo a su amigo (y posiblemente medio-hermano) Orys Baratheon en su lugar. Ofendido, Argilac cortó las manos de los emisarios de Aegon y se las envió; Aegon respondió declarando la guerra a los Siete Reinos, afirmando que todos aquellos que se rindieran a él conservarían sus tierras y posesiones, pero si no serían aniquilados.

La regente del Valle, Sharra Arryn, propuso aliarse con Aegon para conquistar Poniente ofreciéndole matrimonio, mientras que los Martell de Dorne se ofrecieron como aliados contra el Rey Tormenta y los Gardener del Dominio, pero Aegon rechazó ambas ofertas.

DesarrolloEditar

El desembarcoEditar

Aegon, sus hermanas-esposas y su ejército desembarcaron en la bahía del río Aguasnegras junto a tres colinas que eran consideradas un buen lugar donde asentarse para iniciar la invasión. Aegon construyó un fuerte que sería el origen de la Fortaleza Roja y de la ciudad de Desembarco del Rey. Aegon fue coronado como Rey de los Siete Reinos por su hermana Visenya, y después conquistó las tierras de alrededor, las cuales cayeron rápidamente debido a que no se hallaban bajo el dominio de ningún reino.

Aegon, en su pequeña fortaleza de Fuerte Aegon, fue coronado como Rey de los Siete Reinos por sus hermanas-esposas Visenya y Rhaenys.

La conquista de las Tierras de los RíosEditar

El primer objetivo de Aegon fue las Tierras de los Ríos, gobernadas por el rey Harren Hoare el Negro y los hijos del hierro. Harren llamó a sus vasallos de las Tierras de los Ríos, pero su gobierno despótico no era popular entre los señores ribereños, de modo que la mayoría decidieron unirse a Aegon en su guerra contra los Hoare. La primera Casa en apoyar a Aegon fue la Casa Tully de Aguasdulces.

Harren, creyendo que su bastión era inexpugnable, se refugió en los muros de Harrenhal. Aegon parlamentó con Harren ofreciéndole abandonar las Tierras de los Ríos y conservar su título de señor de las Islas del Hierro, pero Harren rechazó su oferta. Al día siguiente, Aegon descendió con su dragón Balerion sobre Harrenhal y calcinó el castillo, eliminando a Harren y toda su estirpe.

Los hijos del hierro se retiraron de vuelta a sus islas y Aegon otorgó el señorío de las Tierras de los Ríos a la Casa Tully.

La conquista de las Tierras de TormentasEditar

Orys Baratheon, quién se decía que era hermano bastardo del propio Aegon, fue nombrado Mano del Rey y dirigió un ejército rumbo a las Tierras de Tormentas acompañado de Rhaenys, una de las hermanas-esposas de Aegon, y su dragona Meraxes.

Las Casas de las Tierras de Tormentas, leales a la Casa Durrandon, plantaron batalla cerca del río Aguastortas donde mataron a unos 1.000 hombres de Orys. Sin embargo, la situación se arregló cuando Meraxes comenzó a incendiar los bosques y a despejar el camino.

Argilac el Arrogante decidió plantar batalla a los Targaryen. En la denominada «Última Tormenta», los tormenteños fueron derrotados por las tropas de Orys Baratheon, y el propio Argilac murió en combate singular contra Orys.

El conflicto no finalizó, pues la hija del difunto Argilac, Argella, se refugió en Bastión de Tormentas y se proclamó «Reina Tormenta». Sin embargo, sus propios hombres la traicionaron y la enviaron desnuda y encadenada ante Orys. Éste trató con gentileza a la joven y la tomó como esposa. Como recompensa por sus actos, Aegon otorgó a Orys el señorío sobre Bastión de Tormentas y sobre las Tierras de Tormentas; Orys adoptó el blasón y el lema de la Casa Durrandon, naciendo así la Casa Baratheon.

La Batalla del Campo de FuegoEditar

Alarmados por los éxitos de Aegon, los reyes Loren Lannister y Mern IX Gardener se aliaron y reunieron un ejército para enfrentarse a Aegon. Ambos monarcas juntaron una impresionante fuerza de 55.000 hombres, mientras que los Targaryen contaban con cinco veces menos. Sin embargo, por primera y única vez, los Targaryen juntaron a sus tres dragones para desplegarlos en el campo de batalla.

El plan del ejército aliado era rodear por los flancos al ejército Targaryen y atacarles por la retaguardia con su superior caballería. El terreno favorecía a los Gardener-Lannister debido a que era seco y llano, perfecto para una carga de caballería, pero no se imaginaban es que eso sería su perdición.

Aegon y sus hermanas montaron en sus dragones mientras daban el mando de su ejército a Jon Mooton. Al comenzar la batalla, el centro del ejército aliado, liderado por el propio rey Mern, cargó contra el ejército Targaryen. La superioridad numérica parecía aplastante, pero en ese momento, los tres dragones comenzaron a llover fuego sobre los hombres de los Gardener. El terreno seco y el viento favorecieron que el fuego se extendiera rápidamente. Los hombres de Mooton pudieron contraatacar con éxito y despacharon al centro del ejército aliado.

Al concluir la batalla, 40.000 hombres yacían calcinados en el campo de batalla. El rey Mern IX, así como todo su linaje, falleció en la batalla. Por su parte, el rey Loren pudo sobrevivir y se rindió de inmediato ante Aegon, por lo que éste le permitió conservar el señorío sobre Roca Casterly y le nombró Guardián del Occidente.

Aegon partió rumbo a Altojardín, el bastión de la Casa Gardener. Harlen Tyrell, mayordomo de la fortaleza, se rindió ante Aegon, por lo que éste decidió nombrarle nuevo señor de Altojardín y Guardián del Sur.

La conquista del ValleEditar

Aegon había enviado una flota al mando de Daemon Velaryon, su Consejero Naval, con la misión de destruir la flota de la Casa Arryn. En la Batalla de Puerto Gaviota, la flota Arryn derrotó a la flota Targaryen y el propio Daemon murió en el enfrentamiento. Visenya, hermana-esposa de Aegon, montó en su dragón Vhagar y quemó la flota Arryn en represalia.

Sharra Arryn ejercía de regente de el Valle ya que su hijo era apenas un niño. Sharra reunió un ejército en la Puerta de la Sangre y se refugió en el Nido de Águilas sabiendo que era inexpugnable. Cierto día, Visenya descendió con su dragón sobre el Nido de Águilas, encontrándose Sharra a su hijo en el regazo de Visenya; Sharra no dijo ninguna palabra y simplemente le ofreció las coronas de los Reyes del Valle, jurando lealtad a los Targaryen.

La conquista del NorteEditar

El Rey en el Norte, Torrhen Stark, no estaba dispuesto a someterse a los Targaryen y pretendía resistir su avance igual que habían hecho con los Ándalos durante siglos: en la región del Cuello. El rey Torrhen reunió un ejército de 30.000 hombres y partió hacia el río Forca Roja, en el Tridente, para enfrentarse a las huestes de Aegon.

Aegon, que se hallaba en el Sur, partió de inmediato al oír sobre el avance de los norteños. Reunió un ejército de cerca de 80.000 hombres, al que había que añadir sus tres dragones. El rey Torrhen sabía que era una batalla perdida, de modo que cuando se encontró con Aegon se arrodilló ante él y le ofreció su corona. Aegon no solo la aceptó sino que le permitió conservar el señorío sobre Invernalia y le nombró Guardián del Norte. Debido a este suceso, el rey Torrhen sería conocido con el apodo de «El Rey que se Arrodilló».

La conquista de las Islas del HierroEditar

Tras la muerte del rey Harren, las Islas del Hierro cayeron en la anarquía, mientras los Targaryen centraban su atención en los demás reinos de Poniente. En las Islas del Hierro surgieron pretendientes a la Corona en todas partes y empezaron a pugnar entre sí.

En el año 2 DC, Aegon llevó a Balerion y una gran flota para terminar lo que había empezado en Harrenhal hacía ya dos años. La primera isla en caer fue Gran Wyk, junto a Qhorin Volmark, uno de los pretendientes al Trono de Piedramar. Los demás pretendientes fueron cayendo uno tras otro. Finalmente, los hijos del hierro hincaron la rodilla y Aegon les permitió escoger a uno de ellos para que fuera su señor, a cambio de que jurara lealtad al Trono de Hierro. Los hijos del hierro escogieron a lord Vickon Greyjoy, señor de Pyke.

Enfrentamiento por DorneEditar

Aegon, recién coronado como Rey, envió a su hermana Rhaenys a Dorne. Rhaenys llegó a distintos bastiones de las Casas nobles de Dorne, pero todos los halló desiertos. Finalmente llegó a Lanza del Sol, el asentamiento de la Casa Martell y de la princesa gobernante de Dorne, la anciana Meria Martell. Rhaenys exigió que Dorne jurara lealtad a Aegon, pero Meria se negó.

La invasión de Dorne se produjo cuando Aegon y lord Harlen Tyrell dirigieron un ejército mientras Rhaenys montaba en Meraxes y arrasaba la ciudad de Los Tablones en su camino hacia Lanza del Sol. Aegon tomó el bastión de la Casa Yronwood, pero después encontró los bastiones de las Casas Fowler y Toland desiertas. Por otra parte, Orys Baratheon dirigió un ejército por el Sendahuesos, pero su incursión terminó en desastre cuando fue emboscado por dornienses de la Casa Wyl, su ejército destruido y Orys capturado.

Lanza del Sol se hallaba abandonada cuando llegaron los Targaryen. Lord Harlen Tyrell fue dejado como gobernante provisional. Sin embargo, nada más Aegon y sus dragones dejaron Dorne, estalló una rebelión generalizada que acabó con los ejércitos de lord Tyrell. Aegon tuvo que pagar un generoso rescate por Orys y demás nobles, a la vez que arrasaba los bastiones dornienses con sus dragones. En el año 10, durante una de estas incursiones, la princesa Rhaenys y su dragona Meraxes eran alcanzados por saetas y ambas murieron.

Tras la muerte de Rhaenys, Aegon ordenó arrasar Dorne esperando que los dornienses se levantaran contra los Martell, cosa que no sucedió. En el 13 fallecía la princesa Meria Martell y era sucedida por su hijo Nymor, el cual envió una carta a Aegon para negociar la paz. Se desconoce qué decía la carta, pero tras leerla, Aegon decidió firmar la paz con Dorne y respetar su independencia del Trono de Hierro.

ConsecuenciasEditar

Aegon buscó una nueva capital para su nuevo reino, y aunque todos pensaron que sería la ciudad de Antigua, Aegon decidió nombrar como capital a la primera fortificación que él construyó al llegar a Poniente, en la bahía del Aguasnegras, llamándola Desembarco del Rey. Inició la construcción de un castillo llamado Fortaleza Roja (que no se terminó hasta el reinado de Maegor el Cruel) y fundió las espadas de sus enemigos derrotados en un trono usando el fuego de Balerion; a esto se le llamó el Trono de Hierro.

Los Siete Reinos juraron lealtad a Aegon, además de las Islas del Hierro, exceptuando Dorne que se mantuvo independiente del Trono de Hierro hasta el reinado de Daeron II. Aegon otorgó el título de Príncipe de Rocadragón al heredero al trono y fundó el llamado Consejo Privado con el objetivo de asesorar al rey, además de la Guardia Real, un cuerpo de caballeros con la única misión de proteger a la familia real.