Hymenolepis diminuta

Hymenolepis diminuta es una especie de cestodo del orden Cyclophyllidea. Infesta mamíferos utilizando insectos como huéspedes intermediarios, y puede parasitar al ser humano causando himenolepiasis.

Symbol question.svg
 
Hymenolepis diminuta
Hymenolepis diminuta scolex.jpg
Estado de conservación
No evaluado
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Platyhelminthes
Clase: Cestoda
Orden: Cyclophyllidea
Familia: Hymenolepididae
Género: Hymenolepis
Especie: H. diminuta
(Rudolphi, 1819)

CaracterísticasEditar

El adulto tiene una longitud de entre 20 y 60 cm y la proglótide madura es similar a la de H. nana, excepto por su mayor tamaño. Los huevos también son ligeramente más grandes que los de H. nana.

EpidemiologíaEditar

H. diminuta es prevalente en todo el mundo, pero solo se han reconocido unos pocos cientos de casos en humanos.[1][2][3]​ Algunos casos han sido documentados en Australia, Estados Unidos, España e Italia. En países como Malasia, Tailandia, Jamaica e Indonesia la prevalencia es mayor.[4][5][6]

Ciclo biológicoEditar

 
Ciclo biológico de Hymenolepis diminuta, según Centers for Disease Control & Prevention.

El ciclo comienza cuando un artrópodo ingiere huevos del parásito. Los artrópodos actúan como huéspedes intermediarios. Una vez ingeridos, las oncosferas se transforman en cisticercos, que penetran en su pared intestinal.[7]​ Los roedores pueden infestarse al alimentarse de artrópodos. Los humanos, y sobre todo los niños, pueden ingerir artrópodos e infestarse por el mismo mecanismo. Los roedores, especialmente las ratas, son huéspedes definitivos y reservorios naturales de H. diminuta. Los huéspedes intermediarios son artrópodos coprófagos (pulgas, lepidópteros y coleópteros). Cuando el huésped definitivo ingiere al artrópodo infestado, los cisticercos presentes en su cavidad corporal desarrollan el escólex y se transforman en gusanos adultos. Posteriormente, sus proglótides grávidas y huevos pasan a las heces. En estudios recientes, se ha descubierto que la transmisión de H. diminuta entre escarabajos se puede producir a través de las heces. De hecho, se producen más infestaciones por este mecanismo que por la dispersión de los huevos.[8]

ReferenciasEditar

  1. Lo CT, Ayele Y, Birrie H. Helminth and snail survey in Harerge region of Ethiopia with special reference to Schistosomiasis. Ethiop Med J 1989;27:73-83.
  2. McMillan B, Kelly A, Walkar JC. Prevalence of Hymenolepis diminuta infection in man in the New Guinea Highlands. Trop Geogr Med 1971;23:390-2.
  3. Mercado R, Arias B. Infections by Taenia sp and other intestinal cestodos in patients of consultorios hospitals and the public sector north of Santiago de Chile (1985- 1995). Bol Chil Parasitol 1995:50:80-3.
  4. Tena D, Pιrez Simón M, Gimeno C, Pιrez Pomata MT, Illescas S, Amondarain I, et al. Human infection with Hymenolepis diminuta : Case report from Spain. J Clin Microbiol 1998;36:2375-6.
  5. Marangi M, Zechini B, Fileti A, Quaranta G, Aceti A. Hymenolepis diminuta infection in a child living in the urban area of Rome, Italy. J Clin Microbiol 2003;41:3994-5.
  6. Kan SK, Kok RT, Marto S, Thomas I , Teo WW. The first report in Hymenolepis diminuta infection in Sabah, Malaysia. Trans R Soc Trop Med Hyg 1981;75:609.
  7. CDC H. diminuta life cycle. Accessed online April 2009 at: http://www.dpd.cdc.gov/DPDx/HTML/ImageLibrary/G-L/Hymenolepiasis/body_Hymenolepiasis_il8.htm Archivado el 12 de junio de 2011 en Wayback Machine.
  8. Pappas, P. W., and A. J. Barley. 1999. Beetle-to-beetle transmission and dispersal of Hymenolepis diminuta (Cestoda) eggs via the feces of Tenebrio molitor. J. Parasitol. 85:384-385.

Véase tambiénEditar