Invierno demográfico

Invierno demográfico es la denominación, acuñada por los científicos sociales, para denominar al envejecimiento de la población.[1]

El nombre invierno demográfico lo usó por primera vez Michel Schooyans, profesor emérito de la Universidad Católica de Lovaina (desde 1968). Para Europa, políticos de varias tendencias han anunciado un «suicidio demográfico». Michel Rocard, en el cierre de la conferencia llamada «de las familias», de 20 de enero de 1989, afirmó: "La mayor parte de los estados de Europa occidental llevan camino de suicidarse, de suicidarse por la demografía...".[2]

Existe "una fuerte correlación negativa entre natalidad y la participación femenina en el trabajo".[3]

EspañaEditar

Según el Informe Pulso Demográfico Allianz, hecho público en enero de 2011, España vivirá el "tsunami" de las jubilaciones en 2040, coincidiendo con la retirada de la generación del 'baby boom', dado que la disminución de las pensiones estatales junto con el aumento de la esperanza de vida harán que la sociedad española cuente con un 8% de jubilados, más del doble que en 1950.[4]

Muchísimos españoles están abocados a un futuro en el que serán ancianos sin hijos ni nietos (incluso sin sobrinos). La inmigración no es solución suficiente para paliar la tasa de fecundidad tan baja que se da en España ni el "problema de las pensiones".[5]

UruguayEditar

El demógrafo Mario Rojas señaló, en noviembre de 2010, que "Uruguay pasa por el invierno demográfico". De acuerdo con las proyecciones demográficas, en Uruguay seguirá creciendo la población adulta y diminuyendo la joven hacia el año 2025. Este envejecimiento de la población llevará a tener “un país debilitado” y que los países envejecidos “viven una situación dramática... Si hay menos población joven y más de tercera edad, la demanda de los gastos geriátricos se multiplican... Uruguay va por el mismo camino en el ya transita Japón”. El país asiático tiene, en 2010, una población que promedia los 50 años y en 2050 los japoneses se ubicarán mayoritariamente entre los 80 y 70 años de edad y una población activa reducida.[6]

Otros países de la América castellanohablante empieza a oírse hablar de invierno demográfico; en este sentido, a finales de 2013, la Federación Iberoamericana de Asociaciones de Personas Adultas Mayores ponía la voz de alarma.[7]

Índice

Enlaces internosEditar

BibliografíaEditar

NotasEditar

  1. Dumont, Gérard François. "El envejecimiento de las poblaciones en Europa o el invierno demográfico". En Debats, 2007, pp. 15-23
  2. SCHOOYANS, Michel. Le crash démographique. Paris: Le Sarment-Fayard, 1999
  3. El Estudio de la población. Madrid: Ministerio de Administraciones Públicas, 1988, p. 97
  4. "España vivirá el "tsunami" de las jubilaciones en 2040". En Europa Press, 19 de enero de 2011, http://www.europapress.es/economia/noticia-espana-vivira-tsunami-jubilaciones-2040-20110119140638.html
  5. Macarrón Larumbe, A. "O más hijos, o menos pensiones". En Expansión, 8 de febrero de 2010, http://www.expansion.com/2010/02/07/opinion/1265572528.html?a=4a6848a954295d1b492d13273ca4db50&t=1298640818
  6. “Experto en crisis poblacional: ‘Uruguay pasa por el invierno demográfico’.” En América economía, 7 de noviembre de 2010, http://www.americaeconomia.com/politica-sociedad/mundo/experto-en-crisis-poblacional-uruguay-pasa-por-el-invierno-demografico
  7. http://fiapam.org/?p=7689 (Consulta: 18-2-2014)