Abrir menú principal

La Isla San Gallán, también conocida como Isla Sangayán, es una isla perteneciente al Perú, situada en el océano Pacífico a unos 5,2 km al oeste de la península de Paracas,[1]​ de la que se encuentra separada por el canal El Boquerón. Desde el punto de vista administrativo forma parte del distrito de Paracas, en la provincia de Pisco, dentro del departamento de Ica. La isla se encuentra protegida por ley dentro de la Reserva nacional de Paracas, una reserva natural que protege y conserva muestras representativas de la diversidad biológica de los ecosistemas marino-costeros del Perú.

Isla San Gallán
Localización geográfica / administrativa
Océano Océano Pacífico
Continente América del Sur
Ecorregión Mar del Perú
Área(s) protegida(s)
Reserva nacional de Paracas
País(es) PerúFlag of Peru.svg Perú
División(es) Escudoica.png Ica
Subdivisión(es) Provincia de Pisco
Datos geográficos
Superficie 9,32 km²
Longitud 4,50 km
Anchura máxima 3,85 km
Punto más alto 412 m
Coordenadas 13°50′20″S 76°27′01″O / -13.83888889, -76.45027778Coordenadas: 13°50′20″S 76°27′01″O / -13.83888889, -76.45027778
Mapa de localización
Reserva Nacional de Paracas topographic map-es.png Localización de la isla en la Reserva Nacional de Paracas.

GeografíaEditar

San Gallán comprende un área de aproximadamente 9,32 km² y se localiza en torno a los 13º 50’ de latitud S y los 76º 27’ de longitud O.[2]​ Presenta una longitud máxima de unos 4,5 km y una anchura de 3,85 kilómetros. La mayor altitud de la isla se alcanza en el cerro La Viuda (412 m).[3]​ Por el lado noroeste de la isla a 0,5 km aflora unos pequeños islotes llamados Islas Mentiroso.[1]

La isla San Gallán se encuentra bajo la influencia de las aguas frías de la corriente de Humboldt, es de relieve abrupto y clima árido con forma pentagonal irregular, presenta cinco puntas (Piedra Blanca, Minas, Brava, Pileta y Quiebraleña) que constituyen barrancos de considerable altura. Dentro de la isla se encuentra el faro Isla San Gallán, que tiene un alcance luminoso de 20 millas y que se utiliza como de guía para las embarcaciones que suelen navegar frente a sus costas.[1]

A unos 1,6 km del extremo sur de la isla se halla a flor de agua, la roca Piñeiro, que debe tenerse en cuenta al ingresar al canal El Boquerón, viniendo del sur en dirección a la bahía de Pisco.

Origen geológicoEditar

La isla San Gallán forma parte de los restos de una antigua cadena montañosa (Cordillera de la Costa) que se originó en el Precámbrico (entre 600 y 2000 millones de años) y que se habría hundido en las postrimerías del Terciario y comienzos del Cuaternario,[4][5]​ en el tramo comprendido entre la península de Paracas (Ica) y la península de Illescas (Piura), dejando sólo vestigios en forma de islas y formaciones rocosas, las mismas que marcarían el antiguo lineamiento de esta cadena.[4]​ Estas formaciones están constituidas por rocas metamórficas que datan del Paleozoico antiguo.[5]

Diversidad biológicaEditar

 
Lobos marinos chuscos (Otaria flavescens) buceando sobre un arrecife rocoso en la isla.

La isla San Gallán destaca por su gran interés ecológico, pues constituye una gran reserva biológica de lobos marinos chuscos (Otaria flavescens) y además por ser un lugar de reproducción de aves marinas como el potoyunco peruano (Pelecanoides garnotii) y el pingüino de Humboldt (Spheniscus humboldti), aves endémicas de la corriente de Humboldt categorizadas por la legislación peruana como en peligro de extinción.[6][7]

Otras especies de aves que habitan la isla son la gaviota peruana (Larus belcheri), la gaviota dominicana (Larus dominicanus), el guanay (Phalacrocorax bougainvillii), el piquero peruano (Sula variegata), pelícano peruano (Pelecanus thagus), el paíño de las Galápagos (Oceanodroma tethys), la golondrina de la tempestad (Oceanodroma markhami), el zarcillo (Larosterna inca), la chuita (Phalacrocorax gaimardi), entre otras.[6]

Asimismo, se puede observar en San Gallán la nutria marina (Lontra felina) y en las cuevas de la isla, una pequeña población de vampiro común (Desmodus rotundus) que se alimenta de la sangre de los lobos marinos. Hacia las partes más elevadas de la isla, las neblinas se condensan y dan vida a la vegetación de lomas.[6]​ Este tipo de vegetación se presenta de manera estacional y está representada por especies como Tilansial (Tillandsia sp.) y Nolana insularis.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c National Geospatial-intelligence Agency (2004). ProStar Publications, ed. Prostar Sailing Directions 2004 West Coast of South America Enroute (en inglés) (8.ª edición). p. 219. ISBN 1-57785-551-5. 
  2. Instituto Nacional de Estadística e Informática. (INEI). «Departamento de Ica - Principales islas con indicación de su superficie, ubicación geográfica y ubicación política». Archivado desde el original el 16 de noviembre de 2011. Consultado el 18 de octubre de 2012. 
  3. Instituto Geográfico Nacional del Perú (IGN). Carta Nacional 1:100000. Hoja 28-k (1643). Serie J631. Edición 2-IGN.
  4. a b Schweigger, Erwin (1964). Universidad nacional Federico Villarreal, ed. El Litoral Peruano (2.ª edición). p. 414. 
  5. a b Petersen Gaulke, Georg (1963). «Exploración y afloramientos de Petróleo en el Perú.». La industria Petrolera del Perú en su 1º centenario 1863-1963 (Lima: Sociedad Geológica del Perú). 
  6. a b c Áreas Costeras y Recursos Marinos (ACOREMA) (2009). Paracas, Nuestra Reserva. Información básica sobre la Reserva Nacional del Paracas (segunda edición). p. 92. 
  7. Ministerio de Agricultura (22 de setiembre de 2004). «Aprueban categorización de especies amenazadas de fauna silvestre y prohíben su caza,captura, tenencia, transporte o exportación con fines comerciales. Decreto Supremo Nº 034-2004-AG». Normas Legales: 276853 (pdf) (Lima: Diario Oficial El Peruano). 

Enlaces externosEditar