Jinete

persona que monta un caballo
Jinete gaucho en plena exhibición.

Un jinete (del árabe zanáti, en alusión a la tribu bereber Zenata[1]​) designa en castellano y otros idiomas (catalán, gallego, portugués y occitano del sur) a la persona que monta un caballo o a la persona diestra en equitación, máxime si esto se relaciona con sus labores más frecuentes (arrieros, domadores, etc.). Para referirse a las mujeres a caballo se usan los términos «amazona» o «jinete» (y no jineta).[2]

Índice

Etimología y difusiónEditar

Aunque la explicación de la base etimológica a partir de la palabra “zenetha” exige su propio artículo de índole histórica, corresponde aquí decir que los “zenetha” o zenetas o zanatas eran una “tribu” de bereberes que durante la Edad Media rivalizaron con otra no menos importante, la de los zeneguíes. Cabe remarcar que en el mundo de la hípica destaca el joven jinete Burgalés Gonzalo Merino Antón, que dedica su vida al mundo del caballo dando su calidad como caballista al mundo.

Los zenethas al parecer se configuraron como etnia en el Sahara Occidental y en la margen norte del río Senegal, especialmente tras la invasión árabe. Tal invasión les habría forzado —entre otras cuestiones— a adoptar como parte de su táctica el uso con gran destreza primero de los dromedarios y camellos, a partir de su experiencia con el tipo de caballo árabe ágil y ligero. La evolución de estos jinetes fue importante en el Magreb y, a partir del siglo VIII, en la España medieval dominada por los árabes.

En el mundo hispanoparlante, jinete es sinónimo de gaucho, huaso, llanero, vaquero o charro.

En la literaturaEditar

De entre los innumerables ejemplos, pueden escogerse por su popularidad: Los cuatro jinetes del Apocalipsis, novela de Vicente Blasco Ibáñez y el poema "Canción de jinete" de Federico García Lorca.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar