Abrir menú principal

Joaquín Arjona y Laínez (-Madrid, 14 de febrero de 1899) fue un bibliotecario de Alfonso XIII de España.[1][2]

Servicio en la Real BibliotecaEditar

Antes de servir en la Real Biblioteca, en el Palacio Real de Madrid,[3]​ fue escribiente en la administración patrimonial de la Casa Real en la Casa de Campo, desde el 24 de abril de 1884 y desde el 13 de julio de 1885 fue escribiente de la Intendencia del Real Patrimonio, primero de clase 3ª, meses después de clase 2ª y de clase 1ª desde el 1 de enero de 1893. Lo fue por poco tiempo pues desde el 28 de marzo de 1893 es oficial segundo de la Real Biblioteca, bibliotecario segundo.[4]​ Ocupaba la plaza dejada por el conde de Las Navas, Juan Gualberto López-Valdemoro y de Quesada al ascender a bibliotecario mayor, tras dejar el establecimiento Manuel Remón Zarco del Valle, anterior bibliotecario mayor.

Fue propuesto en el verano de 1894 por el conde de Las Navas para "ordenar y catalogar la Biblioteca de Francisco de Asís de Borbón, que se custodia en el Real Palacio de san Ildefonso",[5]​ trabajo que debió cometer. Durante su tiempo como bibliotecario segundo compartió plantilla con José María Nogués, bibliotecario primero, que lo fue hasta 1918.

Desde principios de los años noventa tenía mala salud y fallece en Madrid el 14 de febrero de 1899.

ReferenciasEditar

  1. López-Vidriero Abelló, María Luisa (1996). La librería de cámara en el Palacio Nuevo, en El Libro Antiguo Español: el libro en Palacio y otros estudios bibliográficos (El Escorial, julio de 1993), pp. 167-183. Tomo III=. Universidad de Salamanca, Salamanca. 
  2. López-Valdemoro y de Quesada, Juan Gualberto, Conde de las Navas (1910). Introducción: Noticia de algunas bibliotecas de Reyes de España. Ducazcal, Madrid. 
  3. «Augusto Fernández de Avilés». Base de datos IBIS Real Biblioteca. Consultado el 20 de mayo de 2016. 
  4. Expediente en el Archivo General de Palacio, Personal de Empleados, caja 73-exp. 10
  5. Francisco de Asís de Borbón era el consorte de la reina Isabel II, cuya biblioteca estaba sita entonces en el Palacio Real de La Granja de San Ildefonso