Abrir menú principal

Jorge Alberto Triaca (Buenos Aires, 30 de mayo de 1941 – íd., 22 de octubre de 2008) fue un sindicalista y político argentino, que ejerció como diputado nacional entre 1985 y 1989, y como ministro de trabajo entre 1989 y 1992. Fue también Secretario Adjunto de la Organización de Unión Obreros y Empleados Plásticos (U.O.Y.E.P.) y Secretario General de la CGT Azopardo.

Jorge Alberto Triaca
220px

Coat of arms of Argentina.svg
38º Ministro de Trabajo y Seguridad Social de la Nación Argentina
8 de julio de 1989-16 de enero de 1992
Presidente Carlos Menem
Predecesor Ideler Tonelli
Sucesor Rodolfo Díaz

Coat of arms of Argentina.svg
Diputado de la Nación Argentina
por la Provincia de Buenos Aires
10 de diciembre de 1985-21 de diciembre de 1989

Información personal
Nacimiento 30 de mayo de 1941
Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
Fallecimiento 22 de octubre de 2008 (67 años)
Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
Nacionalidad Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Justicialista
Familia
Cónyuge Haydee Requena
Adriana Menéndez
Hijos Carlos Triaca
Jorge Triaca
Información profesional
Ocupación Sindicalista

Índice

BiografíaEditar

Carrera sindicalEditar

Hijo de un dirigente sindical de la industria plástica, se vinculó con apenas quince años de edad al dirigente Augusto Timoteo Vandor, tras el asesinato de éste se vinculó al dirigente de la CGT José Ignacio Rucci,[1]​ a quien acompañó en algunos de sus viajes a España a entrevistarse con el exiliado expresidente Juan Domingo Perón. Allí conoció también a Ángel Federico Robledo.[cita requerida]

Formó parte de la Comisión de Normalización del Movimiento Nacional Justicialista, teniendo notoria participación en la actuación gremial durante el último gobierno de Perón y el de su sucesora, María Estela Martínez de Perón. Tomó parte en la acción sindical orientada a enfrentar las medidas económicas de Celestino Rodrigo y sus sucesores, y contra la influencia de José López Rega.[cita requerida]

Estuvo preso en la cárcel de Caseros y posteriormente en la cárcel de Devoto durante la dictadura, en 1976, junto a otros dirigentes como Antonio Cafiero y Carlos Menem, además de varios ministros de la presidenta depuesta. Recuperada su libertad fue varias veces delegado ante la Organización Internacional del Trabajo entre 1979 y 1987; durante su actuación apoyó inicialmente la llamada lucha contra la subversión.

A finales de la dictadura fue elegido secretario general del sindicato de trabajadores plásticos. En 1982, acompañado por algunos otros dirigentes —entre los cuales descollaron Armando Cavalieri, Oscar Lezcano, Luis Barrionuevo y Juan José Zanola— enfrentó al grupo que confrontaba con el gobierno militar, liderado por Saúl Ubaldini, y formó en 1982 la CGT Azopardo.[2]

Tras el fracaso del gobierno militar en la Guerra de Malvinas y la inminencia del regreso de la democracia, apoyó la precandidatura de Ángel Federico Robledo a la presidencia. Tras la disolución del proyecto, apoyó la candidatura presidencial de Ítalo Argentino Luder en 1983. Ese mismo año ocurren dos atentados contra su vida, consistentes ambos en gran número de disparos contra su domicilio.[cita requerida]

Tras el regreso a la democracia, dirigió una larga negociación, por la cual la CGT Brasil, dirigida por Ubaldini, reincorporó a la CGT Azopardo, unificándose ambas centrales obreras[1]​ poco después del enfrentamiento de ambas contra la llamada Ley Mucci del presidente Raúl Alfonsín, entendiendo que ésta se proponía atomizar y debilitar la acción sindical.

Durante la presidencia de Raúl Alfonsín acompañó la gestión sindical de Ubaldini, al tiempo que se incorporaba al exclusivo y elitista Jockey Club.[1]

En 1985 declaró como testigo en el juicio contra las juntas militares, negando tener cconocimiento de la existencia de desaparecidos.[2]

Carrera políticaEditar

Fue elegido Diputado Nacional en el año 1985, en la lista del Frente Justicialista de Liberación que lideraba Herminio Iglesias.

A fines del primer gobierno del regreso a la democracia apoyó la precandidatura presidencial de Antonio Cafiero, proponiendo la candidatura a vicepresidente de José María Vernet; desechada ésta por Cafiero, Triaca decidió apoyar la candidatura de Carlos Menem, que triunfaría en las elecciones nacionales.[2]

Al asumir la presidencia en mayo de 1989 Menem lo nombró ministro de trabajo. Presidió una etapa signada por la desvalorización de las condiciones laborales y del salario real. Aunque el empleo en el sector industrial cayó, durante su gestión la desocupación total – que había llegado a un pico histórico durante la crisis de 1989 – disminuyó levemente. Volvería a trepar, alcanzando niveles muy altos, durante el resto del gobierno de Menem.[3]

En cuanto a la organización del movimiento obrero, favoreció una nueva ruptura de la CGT, apoyando a los dirigentes de los gremios con más afiliados, que prefirieron secundar la política económica del gobierno de Menem, en contra de la CGT dirigida por Ubaldini, que denunciaba sus efectos nocivos sobre las condiciones de trabajo, el ingreso salarial y la estabilidad laboral. Tras lograr que algunas huelgas generales organizadas por Ubaldini fracasaran, logró el reemplazo del mismo al frente de la CGT.[3]

Fue el primer sindicalista argentino en presidir la asamblea anual de la OIT, en junio de 1990, año en que se presentaron en la misma los históricos dirigentes Lech Walesa y Nelson Mandela.[4]

En mayo de 1991 asumió —sin dejar su puesto en el Ministerio de Trabajo— como interventor de SOMISA, la empresa siderúrgica estatal, que estaba en proceso de privatización, ofreciendo retiros voluntarios a los trabajadores. Finalmente SOMISA se vendió a un 10% de su valor.[5]​ Dejó el cargo en diciembre del mismo año.[1]​ Entre Triaca y su sucesora en la intervención, María Julia Alsogaray, cumplieron con el traspaso a manos privadas de la acería por 152 millones de dólares —cuando estaba valuada en alrededor de 3 mil millones— con una planta de 4 000 trabajadores, de los 12 000 que había antes de iniciado el proceso privatizador.[6]

Renunció al ministerio en 1992, tras el fracaso de su proyecto de Ley de Empleo. Entre sus colaboradores, Rodolfo Díaz y Enrique Rodríguez serían también ministros de Trabajo de la Nación.

En 1996 fue nombrado coordinador del Grupo de Acción Política (GAP), dependiente del Ministerio del Interior.[7]

Últimos añosEditar

Retirado de toda acción política y sindical, en 1999 debió reconocer la paternidad de una niña que había tenido con una ex vocera de prensa durante su mandato en el ministerio de trabajo. Durante años padeció una enfermedad cardíaca, que causó su fallecimiento el 22 de octubre de 2008.[1]

Fue padre de seis hijos, entre ellos el economista y político Alberto Jorge Triaca (hijo), que diputado nacional por el PRO elegido en 2009[1][8]​ y luego ministro de Trabajo de la Nación entre 2015 y 2018 y más tarde secretario de Trabajo de la Nación.

ReferenciasEditar

  1. a b c d e f Falleció el sindicalista Jorge Triaca, en Perfil.com
  2. a b c «Un exponente de época», Página/12, 23 de octubre de 2008, consultado el 15 de diciembre de 2015 
  3. a b Godio, Julio, Historia del movimiento obrero argentino (1870-2000) , 2 Tomos, Ed. Corregidor, Bs. As., 2000. ISBN 950-05-1319-6
  4. International Labour Conference. Twenty-seventh Session. Record of Proceedings (en inglés). International Labour Office. 1990. p. 23. ISBN 92-2-107071-9. 
  5. «Murió Jorge Triaca. Un exponente de época». Diario Página/12. 23 de octubre de 2008. 
  6. «Murió Triaca, el primer sindicalista que fue aceptado por el Jockey Club». Diario Clarín. 23 de octubre de 2008. 
  7. «Murió el ex ministro de Trabajo Jorge Triaca». Diario La nación. 22 de octubre de 2008. 
  8. «Página del diputado nacional Jorge Triaca (hijo).». Archivado desde el original el 22 de diciembre de 2015. Consultado el 2 de octubre de 2012. 

Enlaces externosEditar