Joshua Holt

misionero estadounidense

Joshua Holt (c. 1992) es un misionero mormón estadounidense. Después de viajar a Venezuela en 2016 para casarse, Joshua y su esposa fueron detenidos por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN). Holt fue acusado de espionaje y su esposa fue sometida a torturas para extraer una confesión falsa que lo inculpara. Durante su reclusión, padecieron de las condiciones paupérrimas de El Helicoide, el sitio de reclusión, y presenciaron el motín que tuvo lugar en 2018. Holt fue liberado el 26 de mayo de 2018 y regresó a su casa en Salt Lake City, Utah.

Joshua Holt
Información personal
Nacimiento c. 1992 Ver y modificar los datos en Wikidata
Residencia Utah Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Estadounidense
Religión Movimiento de los Santos de los Últimos Días Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Misionero Ver y modificar los datos en Wikidata

DetenciónEditar

Holt es originario del estado Utah, es un explorador águila, y miembro de la iglesia mormona. En 2016 viajó a Venezuela para casarse con Thamy, a quien había conocido en Mormon.org, un sitio web de la comunidad religiosa. La pareja se casó en junio y regresó a donde vivía Thamy, en Ciudad Caribia, una urbanización en Caracas propiedad del gobierno, mientras Thamy esperaba su visa de Estados Unidos.[1]

El 30 de junio de 2016 agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) irrumpieron en casa de Thamy sin una orden de allanamiento, ingresando por la fuerza, viendo el pasaporte de Joshua y retirándose. Una hora después volvieron con más funcionarios, armados con rifles, revisando el teléfono celular y el equipaje de Holt, a quien obligaron a retirarse; los agentes de inteligencia procedieron a plantar objetos que no habían descubierto en la búsqueda inicial: un rifle AK-47, un rifle de asalto de imitación M-15 y una granada de mano para inculpar a la pareja. Un oficial de alto rango intentó chantajear a Thamy, exigiéndole $10 000 dólares. Al negarse, el oficial le respondió "Entonces esta es mi casa", y los funcionarios procedieron a llevar a vecinos de otros apartamentos en calidad de "testigos".[1][2]​ Holt y su esposa fueron acusados de "posesión ilícita de un arma de guerra" y posteriormente recluidos en El Helicoide.[3]​ El gobierno Estados Unidos declaró que los cargos eran falsos.[1]

Durante su detención, Joshua perdió 60 libras (27 kilos), estuvo recluido en una celda infestada de cucarachas, no contó con duchas y se veía obligado a defecar en el periódico en el suelo y a orinar en una botella. En los seis primeros meses de su reclusión, Holt padeció de bronquitis, sarna, cálculos renales y hemorroides, recibiendo como única atención médica una inyección de analgésicos. También padeció de constantes dolores estomacales y uno de sus dientes se partió en dos; durante tres meses sufrió de un grave dolor de muelas, sin recibir medicamentos o tener acceso a algún especialista. Thamy fue torturada y electrocutada para obtener una falsa confesión en contra de su esposo; agentes de seguridad querían obligarla a firmar una confesión afirmando que Holt era "parte de un plan de espionaje, que dirigió un equipo de la CIA enviado para socavar al gobierno venezolano" y "que había matado gente", algo a lo que se rehusó. La audiencia de ambos fue aplazada veinte veces, sin que se presentaran pruebas en su contra.[1][2]

Joshua fue testigo del motín en El Helicoide en mayo de 2018, cuando publicó videos en su cuenta de Facebook de los sucesos y pidió ayuda para su liberación.[3]​ La embajada de Estados Unidos en Caracas expresó su preocupación porque "Holt y otros ciudadanos estadounidenses están en peligro".[4]

Holt fue liberado el 26 de mayo de 2018.[3]​ Luego de su liberación Joshua se reunión en la Casa Blanca con el presidente Donald Trump, y el 28 de mayo viajó a su casa en Salt Lake City, en Utah.[1]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar