Jovino y Basileo

Jovino y Basileo (f. Roma, 258), fueron unos mártires cristianos de Roma, martirizados por su fe durante el Imperio romano,[1]​ bajo las persecuciones de los emperadores Valeriano y Galieno.

Jovino y Basileo
Información personal
Nacimiento Siglo IIIjuliano Ver y modificar los datos en Wikidata
Roma (Imperio romano) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 258 Ver y modificar los datos en Wikidata
Roma (Imperio romano) Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Información religiosa
Canonización Santo Ver y modificar los datos en Wikidata
Festividad 25 de diciembre Ver y modificar los datos en Wikidata

Desde la antigüedad, la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa los venera como santos mártires.

Su fiesta es el 25 de diciembre.[2]

Jovinus y Basileus fueron enterrados en un lugar desconocido en la Via Latina en Roma. Esto se sabe por una nota en la historia del sufrimiento del obispo romano Esteban I, que informa que varios de sus clérigos fueron enterrados junto a ellos.

Según alguna tradición, sus huesos fueron trasladados a la Basílica de los Santos Apóstoles en el siglo IX, según otros, la reliquia de la cabeza de Jovino se encuentra en la Basílica de San Lorenzo in Dámaso, donde el Papa Pascual I la trasladó.[3]

ReferenciasEditar